+1 (305) 908-3413
Angelica Castro

Angélica Castro

Manicure

Reside en Maryland, Estados Unidos, con su esposo y sus dos hijos. Trabaja tiempo completo como asistente médico y Estudió el Diplomado de Manicure porque no encontró a nadie que supiera arreglar las uñas de ella y de su hija con profesionalismo. Las manicuristas cercanas siempre tenían su agenda llena o las medidas de higiene no la convencían.

Se dio cuenta de que había un componente de emprendimiento en el Diplomado, por lo que utiliza su sótano como salón de uñas para atender a las clientas que ha ganado gracias a que empezó a lucir sus uñas luego de terminar su Diplomado.

Angélica convirtió su necesidad en una gran oportunidad para tener ingresos exta

Angélica siempre tuvo malas experiencias con los servicios comunes de Manicure, algunas veces por una cuestión de precios y otras veces por las condiciones de higiene poco confiables.

Luego de mucho tiempo encontró una manicurista en Maryland con un gran talento; sin embargo, durante las festividades de fin de año y en el verano, su agenda siempre estaba llena. Angélica nos contó que se siente muy mal cuando sus uñas lucen antiestéticas y que debía solucionar esa inseguridad que le provocaban sus uñas mal arregladas…

«En el trabajo siempre hacían burla de mis uñas, me cansé de eso y dije «me gustaría aprender a hacerme las uñas por mí misma»».

Angélica tiene una hija de 12 años y un hijo de 16. «Mi hija está creciendo y me dice «mami, quiero mi manicure», pero me da miedo llevarla a un lugar en el que no desinfecten bien los implementos» —Nos contó Angélica—

Una solución económica y de gran impacto

Angélica nos contó que se animó por el precio del Diplomado y después de corroborar la reputación de Aprende revisó los contenidos del Diplomado que fueron la punta de lanza para decidir entrar a la Comunidad de Aprende.

«Me parece algo crazy de otros institutos que pretendan que uno pague tanto dinero. En cambio, el Diplomado de Aprende Institute me parece muy accesible»

El Diplomado fue la solución de aprendizaje que Angélica necesitaba. «Me enseñaron todo lo que debía saber para emprender por mí misma» —cuenta— «así que encontré una forma de hacer un dinero extra».

Al igual que Angélica, sus amigas también tenían dificultades para encontrar una especialista en uñas, por lo que las preguntas sobre quién era su manicurista comenzaron a ser más frecuentes:

«Me preguntaban «¿en dónde las hiciste?» y les conté… «estoy aprendiendo», entonces empezaron a pedirme que les hiciera sus uñas y las de sus hijas. Encontré la forma de hacer un dinero extra».

Precios accesibles para sus clientas

Aunque el precio promedio por un manicure en Maryland es de 60 USD con aplicaciones y procesos complejos, Angélica cobra en promedio 35 USD por cada cliente, estos suelen solicitar sus servicios cada quince días, por lo que ha encontrado cierta estabilidad, además de las propinas que a veces le dejan.

Ella es consciente de que está en fase de aprendizaje y esa es la razón de sus precios bajos. Una vez tenga mayor experiencia, sus servicios aumentarán de precio. Aún así, sus ingresos por ahora son justos en proporción con los costos de los materiales que utiliza y el tiempo que invierte.

Los siguientes pasos para Angélica

Su plan es expandirse no solo en manicure, sino también por medio del maquillaje. Confirmó que hay una alta demanda de servicios de belleza a la que no hay respuesta.

Según Angélica, en el Diplomado le dieron todas las herramientas que necesita para emprender. Ella aprendió desde la estructura de la uña, hasta cómo emprender su propio negocio.

«Cuando les hablas de la anatomía de las uñas a tus clientas, te oyes profesional y ellas ven que tú sabes. En el Diplomado me enseñaron de todo, hasta cómo sacar ganancias. Que tú seas creativa y lo practiques ya es cosa tuya, pero ellos te enseñan las decoraciones más básicas y más complicadas. Son de gran ayuda.»

Otra ventaja que destaca Angélica de Aprende Institute es el apoyo de los docentes, pues considera que tienen mucha paciencia y tratan de explicar todo de forma muy detallada. En su opinión sobre los docentes: «Tratan de contestar tus preguntas, y si a veces es mucho lo que quieres preguntar, les mandas un mensaje por WhatsApp y ya estuvo solucionado».

Angélica está sorprendida por tener clientes con solo lucir en sus uñas su aprendizaje. Nos contó que no ha hecho marketing ni publicidad, y cree que debe tener algunos meses más de experiencia para empezar a hacerlo. Hoy por hoy está en su etapa práctica y su siguiente paso será duplicar las 12 clientas que tiene actualmente.

Diplomado que terminó Angélica

Mira la descripción de nuestro diplomado para que veas qué inspiró a Angelica

Ver más historias de vida

Shirley Paucar

Repostería Profesional

Shirley creó Sweet Toppings: una empresa de catering que ofrece arreglos de frutas decoradas con rosas, aperitivos y experiencias de la gastronomía ecuatoriana que sus clientes disfrutan a bocados.

Ver su historia

José Martínez

Técnicas Culinarias

Los Diplomados de Gastronomía le han servido para validar la experiencia que ha adquirido durante sus 21 años como cocinero y gana dinero extra gracias al aprendizaje que adquirió en los Diplomados, pues realiza eventos con su empresa los fines de semana.

Ver su historia

Paola Rubiano

Nutrición y Buena Alimentación

Desde que Paola utiliza su conocimiento como aliado en su trabajo, capta nuevos clientes por medio de sus redes sociales.

Ver su historia

Irene Peregrina

Repostería Profesional

A pesar de un despido masivo en su lugar de trabajo, en la Universidad de Berkeley, Irene no solo continuó con su trabajo, sino que se ganó la confianza de sus jefes gracias a las herramientas que adquirió en el Diplomado.

Ver su historia
Ver más casos de éxito