+1 (305) 908-3413

Lisbania Rodríguez

Repostería y Pastelería

Lisbania es hondureña pero vive en Charlotte, North Carolina, Estados Unidos. Vive con su esposo y sus hijos, razón por la cual se encarga de cocinarle a toda la familia. Cocinar siempre ha sido de sus grandes pasiones, por lo que siempre ha intentado aprender sobre diferentes platos y culturas. Nunca ha dejado de aprender.

“Yo quería aprender más de otras culturas (…) Si me gusta una comida, yo aprendo a prepararla” —Nos cuenta Lisbania

Aunque Lisbania siempre ha sabido cómo cocinar diferentes platos, sus conocimientos sobre repostería no eran tan claros. De cualquier forma, siempre le llamó la atención preparar este tipo de recetas.

Lisbania solía trabajar en un hospital, lugar en el que aprendió mucho sobre diferentes tipos de comidas y sus preparaciones, además de la forma más sana de prepararlas basada en las patologías o condiciones de los pacientes.

Qué la impulsó a estudiar en Aprende Institute

Como ya se ha mencionado, para Lisbania el aprendizaje siempre ha ocupado un lugar privilegiado, lo que le ha permitido aprender de diferentes temas y culturas. Su amor por la cocina la ha llevado a convertirse en la encargada de preparar todo para su esposo y sus hijos.

Al momento de comenzar con su Diplomado, lo más difícil fue entender los nuevos conceptos como levadura seca o levadura instantánea, pero gracias a su incansable espíritu, ha sorteado todas estas limitantes con la ayuda de sus docentes.

“Me siento muy feliz porque la verdad he aprendido muchas cosas” —Nos cuenta Lisbania—

Su experiencia en Aprende Institute

Lisbania no siempre tuvo confianza en la educación online, pues no le parecía igual de efectiva que un modelo presencial. Pero con la ayuda de Aprende Institute esta idea cambió, ya que pudo acceder a todas las herramientas necesarias para llevar a cabo su aprendizaje.

Adicionalmente, la atención siempre oportuna de sus docentes y las Clases Magistrales ha significado un enorme apoyo en su desarrollo profesional, pues ha conseguido preparar diferentes tipos de postres para satisfacer a su familia y amigos.

“No solo para la familia, mi meta es seguir adelante. Si Dios abre mis puertas, pues adelante y poner lo propio” —Dice Lisbania—

Para el futuro…

Lisbania desea abrir su propia repostería en un futuro, para lo cual desea prepararse con un curso de decoración de pasteles. Ella considera que sus conocimientos no solo pueden quedarse en la idea de preparar cosas para su familia, aunque es una de sus tareas favoritas.

También desea entrar al Diplomado en Repostería Profesional para afianzar sus conocimientos y estar un poco más cerca de cumplir su sueño de tener un negocio propio.

“Cuando algo queremos, lo podemos lograr” — concluye Lisbania—