+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Gimnasia pasiva: ¿qué es y para qué sirve?

gimnasia-pasiva-que-es-y-para-que-sirve

La vida moderna cada día es más agitada y esto  vuelve más difícil encontrar el tiempo para realizar las actividades que nos gustaría. Entre el trabajo, los quehaceres del hogar, las salidas, las compras y otras ocupaciones más, a veces no podemos destinar un horario adecuado para hacer actividad física. Sin embargo, no por esto debemos dejar de intentarlo. ¿Sabías que existe una forma de ejercitarse desde casa y sin mayor esfuerzo? 

Ya no es necesario ir al gimnasio o comprar grandes equipos de entrenamiento para mantenerse en forma. Si nunca has escuchado hablar sobre la gimnasia pasiva, continúa leyendo, pues, esta puede ser la solución ideal para ti. Conoce sobre la gimnasia pasiva, para qué sirve y todos sus beneficios. 

¿Qué es la electroestimulación?

La electroestimulación es una técnica para trabajar los músculos con aparatos electrónicos. Estos dispositivos envían impulsos eléctricos que generan contracciones musculares, con esto se logra ejercitar el cuerpo y obtener resultados prácticamente sin esfuerzo.

Es ideal para quienes no tienen mucho tiempo, o bien para quienes no se sienten cómodos en un gimnasio con otras personas. También puede servir como un método que complemente otras actividades deportivas; por ejemplo, fortalecer los músculos de personas sedentarias. 

electroestimulacion-gimnasia-pasiva

Pasos a seguir para realizar gimnasia pasiva

Ahora que ya conoces qué es gimnasia pasiva, descubre cómo realizarla. Antes que nada, debes adquirir los aparatos electroestimuladores para hacerlo en tu casa, o bien puedes ir a un centro especializado en este tipo de gimnasia.

Estos son los pasos que deberías seguir para que la actividad sea efectiva:

1. Establece tus metas

Elige cuáles serán tus objetivos de entrenamiento para tu caso específico y piensa cómo aprovechar la gimnasia pasiva al máximo. Establece tus metas y qué deseas lograr con esta práctica, luego selecciona las zonas que buscas trabajar. 

Adicionalmente, averigua cuántas sesiones se recomiendan según tu caso y por cuánto tiempo es conveniente usarlo. No temas consultar a un especialista para despejar posibles dudas.

2. Conoce tu maquinaria

Lee atentamente las instrucciones y consulta todos los detalles antes de empezar a utilizar el dispositivo. De esta forma, evitarás utilizarlo inadecuadamente o estropearlo.

Ten en cuenta también que un uso incorrecto del aparato puede no darte los resultados esperados, por lo que es preferible comprender bien las indicaciones y su funcionamiento.

3. Prepárate para ejercitar

Es momento de colocar el estimulador en la zona que deseas trabajar. Asegúrate de ajustar bien los electrodos sobre el cuerpo para aprovechar al máximo los beneficios de la gimnasia pasiva. 

Ahora sí, ¡Manos a la obra! Enciende la máquina y empieza a ejercitarte.

para-que-sirve-la-gimnasia-pasiva

Ventajas de realizar terapias de electroestimulación

Ahora que sabes cómo utilizar la estimulación eléctrica para realizar ejercicio, es momento de que conozcas más sobre los beneficios de la gimnasia pasiva. Veamos tres de sus principales ventajas: 

Su precisión

Permite obtener resultados mucho más rápidos que con otros métodos. Además, al ser gimnasia localizada, brinda la posibilidad de trabajar fibras que de otra forma serían muy difíciles.

Muchas personas eligen combinar este tipo de gimnasia con el ejercicio tradicional, esto puede mejorar los resultados de la rutina.

beneficios-de-la-gimnasia-pasiva

Su facilidad

Un punto a favor de este método es que prácticamente no requiere esfuerzo por parte del usuario, lo que genera que la persona tenga mayor resistencia.

Además, es una técnica que no implica cansancio ni transpiración, ideal para aquellas personas que no tienen tiempo, o simplemente no gustan de agotar sus energías en un gimnasio.

Por otro lado, también es factible hacerlo en casa, por lo que reduce la fatiga física y mental. Es decir, puedes hacerlo en pocos minutos e incluso hacer otras tareas a la par. 

Su seguridad

Una de las principales ventajas de la electroestimulación es que los riesgos de lesionarse son mínimos, pues, si se utiliza correctamente, es una práctica totalmente segura.

Sin embargo, recuerda que la electroestimulación puede estar contraindicada para ciertas personas. Si este es tu caso, por tu propio bienestar, abstente de practicarla o consulta a un especialista.

gimnasia-pasiva

¿Cuáles son las desventajas o contraindicaciones del tratamiento?

Ya mencionamos qué es la gimnasia pasiva, para qué sirve y sus beneficios. Ahora conoce cuáles son las desventajas y posibles contraindicaciones. Evaluar los riesgos antes de aventurarse en una práctica totalmente nueva es fundamental para no frustrarse ni poner en peligro el cuerpo innecesariamente.

Una de las desventajas es que no se trabaja la conexión intermuscular, ni la coordinación mente-músculo. Esto es, al dejar que el esfuerzo lo realice la máquina, no se ejercitan aspectos comunes que en otros entrenamientos sí se trabajan. El ejercicio se localiza únicamente en zonas específicas.

Otro punto desfavorable es que tampoco permite generar la misma cantidad de masa muscular que cuando se entrena de forma tradicional. Por este motivo, muchas personas combinan ambas actividades.

Adicionalmente, la gimnasia pasiva está contraindicada para ciertos grupos de personas, como las embarazadas, a quienes no se les recomienda que reciban electroestimulación. Tampoco es conveniente para quienes tienen marcapasos, ya que puede entorpecer su funcionamiento. Finalmente, si sufres epilepsia, la gimnasia pasiva tampoco resulta una práctica recomendable.

Bajo ninguna circunstancia coloques los electrodos en un área en la que tengas una herida abierta o  quemadura, ya que puedes empeorar el estado de tu piel y entorpecer su sanación. 

Lo ideal es que consultes con un médico o a tu entrenador antes de comenzar a practicar. Esto te permitirá elegir el dispositivo que más se ajuste a tu perfil y necesidades.

Ten en cuenta que si comienzas a entrenar de manera excesiva, tu cuerpo puede sufrir consecuencias como estrías. Si ya es tu caso, conoce los tratamientos para la eliminación de estrías.

Conclusión

Ahora ya sabes qué es la gimnasia pasiva, para qué sirve y cómo realizar la electroestimulación. Sin embargo,, ten en cuenta que esta no es la única manera de mejorar la apariencia y bienestar de tu cuerpo. 

Conviértete en un experto con nuestro Diplomado en Cosmetología Facial y Corporal. ¡Inscríbete ahora y aprende con un equipo de  profesionales!