+1 (305) 908-3413
Itzel Cruz Macías
Itzel Cruz Macías
6 min de lectura

Guía para el cuidado de la piel grasa

guía-de-cuidado-de-la-piel-grasa

Todos los tipos de piel producen grasa o sebo de forma natural para evitar la resequedad y proteger la epidermis de los factores externos. Pero en algunos cutis, esa producción es excesiva y necesitan de un cuidado de la piel específico.

¿Tienes la piel grasa? ¿O conoces a alguien con esa particularidad? Seguro que este artículo te interesará, ya que te brindaremos consejos sobre un buen tratamiento para la cara grasosa y te diremos qué productos de skincare para piel grasa no pueden faltar en tu rutina. Conoce los correctos cuidados para la piel grasa y combate el efecto brillante en el rostro.

¿Qué es la piel grasa?

La piel grasa o seborrea es un tipo de cutis, cuya característica es la producción excesiva de sebo. Esto se debe a una sobreactividad de las glándulas sebáceas, sobre todo en la zona T del rostro, es decir, en la frente, nariz, mejillas y mentón. Por eso, el cuidado de la piel del rostro es tan importante.

Una piel grasosa puede limitarse a un aspecto brilloso. Además, es posible que derive en la presencia de granitos, acné, poros dilatados, incluso en una sensación aceitosa al tacto. También puede manifestarse en el cuero cabelludo y provocar que el cabello se sienta graso y pegajoso.

¿Qué causa la piel grasa?

La piel seborreica puede ser causada por varios factores. Identificar cuáles  contribuyen a una mayor producción de sebo ayudará a determinar los buenos cuidados para la piel grasa. Entre ellos están:

  • Cambios hormonales: las hormonas influyen en la piel y pueden estimular el exceso de producción de sebo.
  • Alimentación: consumir en abundancia carbohidratos procesados, grasas trans, azúcares y productos lácteos puede aumentar la grasa en la piel.
  • Exceso de limpieza: resulta contraproducente, ya que la piel intentará reponer el sebo natural que necesita.. Una rutina de skincare para piel grasa debe encontrar el equilibrio entre ambos extremos.
  • Cosméticos: los maquillajes con base oleosa obstruyen los poros y pueden causar acné, además, provocar mayor producción de sebo.
  • Genética: muchas personas simplemente tienden a producir más sebo, por lo que deben adoptar un tratamiento para la piel grasosa de por vida.
  • Medicación: algunos medicamentos causan deshidratación, por lo tanto, la piel produce más grasa para compensar la pérdida de líquido.

Cómo cuidar la piel grasa adecuadamente

Tener un buen skincare para piel grasa es fundamental, pero son varios los cuidados que debes tener en cuenta.

Por ejemplo, lo recomendable es limpiar el rostro por la mañana y por la noche. Asimismo, es esencial utilizar productos de skincare para piel grasa adecuados, desde maquillajes y cosméticos hasta lociones limpiadoras, geles, cremas hidratantes y protectores solares. 

No olvides usar protector solar, llevar una dieta saludable y mantener una buena hidratación. Estos consejos son útiles para los diferentes tipos de piel, pero más relevantes para las personas con pieles seborreicas.

4-pasos-para-el-cuidado-de-la-piel-grasa

Rutina de limpieza para piel grasa

Cuando de cuidados para piel grasa se trata, la rutina de limpieza es la clave, ya que ayuda a mantener en equilibrio la cantidad de sebo del cutis.

Un tratamiento para la cara grasosa debe incluir productos suaves y sin alcohol, que sean específicos para cada tipo de piel. La aplicación de protector solar también es indispensable.

Estos son los pasos básicos para el cuidado de la piel del rostro:

1. Limpia tu rostro

Asea tu cutis con delicadeza y cuidado. El exceso de grasa tiende a retener suciedad y bacterias en los poros. Por eso, limpiar la piel es muy importante.

Quita la suciedad del rostro en la mañana para eliminar el exceso de sebo que la piel produce mientras duermes. Y hazlo en la noche para remover el maquillaje y la suciedad acumulada durante el día. Si te ejercitas, no olvides limpiar tu cara antes y después, así evitarás obstrucciones de los poros al aumentar la sudoración. 

como-cuidar-el-rostro-de-piel-grasa

2. Tonifica tu rostro

Luego de la limpieza, tonifica el cutis para eliminar rastros de impurezas, ayudar a cerrar los poros y evitar que se obstruyan. Los tónicos facilitan la absorción de las cremas o geles hidratantes que se aplican después. 

tips-de-cuidado-para-piel-grasa

3. Hidrata tu rostro

Es común creer que una hidratación profunda aumentará el nivel de grasa en la piel. Pero en realidad, hidratar el cutis con productos de skincare para piel grasa ayuda a mantener el equilibrio del sebo, ya que estos regulan su producción.

Evita usar productos que contengan aceites y busca opciones con vitamina E, C o algas marinas.

como-cuidar-la-piel-grasa

4. Utiliza un sérum

Un buen suero facial (sérum) es ideal para el cuidado de la piel del rostro. Un producto para un cutis graso debe contener aceites vegetales que no dejen residuos y sean ligeros.

rutinas-de-cuidado-para-piel-grasa

Aprende más sobre las rutinas del cuidado para cada tipo de piel del rostro en este artículo. 

Productos de skincare recomendados 

En el mercado, existe una gran variedad de productos skincare desarrollados con el objetivo de proveer cuidados para la piel grasa. Eso sí, hay cuestiones básicas que debes considerar al momento de seleccionar productos de skincare para piel grasa.

Por un lado, es importante que adquieras los que no contengan alcohol ni aceites, ya que estos no deshidratan ni generan mayor cantidad de sebo en la piel. 

Lo mismo sucede con los productos irritantes o abrasivos. La piel está protegida por una capa natural de sales, lípidos y otros minerales. Esta capa se llama manto hidrolipídico. Si se elimina por completo, se genera un efecto rebote, es decir, que la piel produce más grasa para compensar la pérdida.

Busca limpiadores, hidratantes y protectores solares específicos para cutis graso. Por lo general,  tienen en su etiqueta las leyendas: “sin aceites” o “no comedogénicos”, que significa que no obstruyen los poros.

Los especialistas recomiendan leches limpiadoras o aguas micelares, así como aceites faciales ricos en ácido linoleico (omega 6), que contrarresta el exceso de ácido oleico (omega 3) presentado por los cutis seborreicos.

Conclusión

La piel seborreica es un rasgo muy común, pero con los cuidados para piel grasa correctos no tiene por qué ser un problema. Sigue las reglas básicas de un buen tratamiento para la cara grasosa:  utiliza limpiadores suaves, hidrata el rostro de manera adecuada y equilibra la dieta. Estas son reglas básicas para un buen tratamiento para la cara grasosa.

Si quieres aprender más acerca de los productos adecuados para pieles grasas o cómo maquillarlas sin perjudicar el cutis y ponerlo en práctica contigo o emprender en cosmetología, inscríbete en nuestro Diplomado en Maquillaje Profesional. Cualquier tipo de piel merece verse bella y sana. Te esperamos.  Nuestros expertos te enseñarán cómo lograrlo.