+1 (305) 908-3413
Itzel Cruz Macías
Itzel Cruz Macías
8 min de lectura

Tipos de piel y sus cuidados

tipos-de-piel-y-como-cuidarla

Por más sencillo que pueda parecer, el cuidado de la piel es un asunto complejo y detallado. Y es que no solo hablamos del órgano más grande del cuerpo, sino también del encargado de protegernos de diversos peligros. Es por ello que para realizar un cuidado correcto de este, es necesario conocer los tipos de piel que existen.

Importancia del cuidado de la piel

Para la gran mayoría de personas, la piel puede significar un simple receptor o recubrimiento corporal que, como otras partes del cuerpo, envejece y se vuelve cada vez más sensible. Pero lo cierto es que la piel es mucho más que eso, se trata del órgano más grande del cuerpo debido a sus dos metros de superficie y 5 kilogramos de peso aproximadamente. 

Consta de un cúmulo de capas dérmicas que constituyen la primera defensa biológica del cuerpo, lo que impide la entrada de organismos patógenos a los órganos vitales. De igual manera, tiene funciones que permiten regular la temperatura y el metabolismo, además de ser la responsable de reunir valores de identidad como color, arrugas, marcas y cicatrices. 

En pocas palabras, podemos decir que la piel es lo que nos define como especie y como individuos, por  lo que es fundamental brindarle el cuidado correcto. Es importante resaltar que existen diversos tipos de pieles, por lo que antes deberás identificar tu tipo y determinar los mejores cuidados para este. 

caracteristicas-de-la-piel

Tipos de pieles y sus características

Por más sorprendente que parezca, muchos no conocen su tipo de piel, lo que ocasiona que no se tomen las medidas de cuidado correcto y se termine por dañar aún más este órgano. La pregunta será entonces, ¿cómo puedo saber qué tipo de piel tengo?

Piel normal 

También llamada piel eudérmica, es el tipo de piel con mayor equilibrio, ya que presenta una hidratación y oleosidad adecuadas. Cuenta con un tono uniforme y una buena circulación, además de ser poco propensa a reacciones alérgicas por productos de belleza, y a desarrollar acné. 

Características

  • Tiene firmeza con mínimas líneas finas
  • Sus poros son sumamente pequeños
  • Posee una capa de grasa que no llega a ser brillosa

Piel grasa 

A la piel grasa también se le suele llamar seborreica debido a que alberga folículos sebáceos dilatados, y se caracteriza por contar con zonas irritadas por la presencia de acné. Se sabe que entre el 45% y 50% de los adultos cuenta con este tipo de piel. 

Características 

  • Tiene un aspecto brillante.  
  • Cuenta con espinillas, puntos negros y acné por la producción excesiva de sebo.
  • Tiende a demorar al mostrar los rasgos de envejecimiento. 

Piel seca

Cómo su nombre lo dice, esta piel cuenta con rasgos tirantes y ásperos debido a la poca producción de sebo, lo que ocasiona una falta de lípidos que retienen la humedad. A pesar de contar con descamaciones y líneas de expresión muy marcadas, es el tipo de piel más fácil de tratar. 

Características

  • Alberga un textura áspera
  • Cuenta con poros cerrados 
  • Tiende a enrojecimientos e irritaciones 

Piel mixta 

Es el tipo de piel más difícil de identificar debido a la diversidad de rasgos y características como piel seca y grasa en diversas áreas; sin embargo, una buena forma de identificarla es por medio de la zona T. Si esta es grasa y el resto del rostro parece seco, entonces tienes una piel mixta. 

Características

  • Las glándulas sebáceas trabajan principalmente en la zona T. 
  • Cuenta con rasgos de piel seca y grasa. 
  • Es una piel difícil de tratar. 

Piel sensible 

Como su nombre lo indica, la piel sensible suele ruborizarse y reaccionar fácilmente ante casi cualquier factor externo como interno. Suele aparecer como consecuencia de una diversidad de factores como la genética, las alergias o los efectos ambientales. 

Características 

  • Presenta erupciones frecuentes. 
  • Puede reaccionar negativamente ante ciertos productos. 
  • También puede albergar picazón, ardor y manchas. 

Piel con tendencia al acné 

Una piel con tendencia al acné se puede identificar rápidamente cuando existe una alta presencia de brotes que parecen no desaparecer con el tiempo. Puede estar presente en pieles sensibles y darse por diversos factores como estrés, la mala alimentación o los cambios hormonales. 

Características 

  • Es una piel gruesa. 
  • Cuenta con una textura desigual y áspera.
  • Tiende a enrojecerse y a presentar un gran número de espinillas y erupciones. 
tipos-de-piel

Cuidados según los tipos de piel 

Después de conocer los tipos de pieles y sus características, el siguiente paso es cuidar de tu tipo de piel de forma correcta y óptima. Aprende todo sobre el cuidado de la piel y crea el mejor maquillaje con nuestro Diplomado en Maquillaje. Deja que nuestros expertos y docentes te guíen en cada paso. 

Piel normal 

Debido a que es una piel equilibrada y que casi no experimenta sequedad, enrojecimiento o sensibilidad, es apta para la gran mayoría de productos. Prueba con geles de limpieza purificantes, cremas hidratantes y protectores solares. 

Piel seca 

El consejo principal para cuidar de una piel seca es sellar la humedad, por lo que debes aplicar una crema hidratante varias veces al día. Evita el uso de jabones fuertes o productos con aceites cítricos y de ingredientes agresivos. 

Piel grasa 

Para el cuidado de una piel grasa debes evitar ingredientes como el aceite mineral, el petrolato y el alcohol. Prueba también con cremas sin aceite, así como mascarillas de arcilla. Te recomendamos lavarte la cara únicamente por la mañana y por la noche. 

Piel mixta

Debido a que es un tipo de piel con diversas texturas, lo recomendable es mantener el equilibrio. Te recomendamos alejarte de los productos a base de alcohol y optar por tónicos o cremas que equilibren la piel. 

Piel con tendencia al acné 

Es una piel que debe ser tratada con gran cuidado y delicadeza, por lo que lo más recomendable es que consultes a un experto o especialista que te oriente sobre el uso y aplicación de diversos productos.  

Piel sensible 

La piel sensible suele reaccionar ante la mayoría de productos, por lo que debes tener cuidado con las fragancias, los irritantes y los ingredientes antibacterianos. Sin embargo, y al igual que la piel con tendencia al acné, lo más recomendable es consultar al especialista. 

cuidados-para-cada-tipo-de-piel

Consejos de maquillaje según el tipo de piel 

Una piel bien cuidada es el campo perfecto para crear el mejor maquillaje; sin embargo, por la variedad de tipos de piel que existen, es importante tomar ciertas medidas en consideración. Conviértete en makeup artist con nuestro Diplomado en Maquillaje. Podrás lograrlo en poco tiempo con la ayuda de nuestros docentes y expertos.  

Piel normal 

  • Es una piel a la cual le van bien todo tipo de sombras, rubores, entre otros. 
  • Usa bases ligeras e hidratantes. 
  • Busca cosméticos hipoalergénicos. 

Piel seca 

  • Usa cosméticos que hidraten como bases líquidas y sombras cremosas. 
  • Recurre a un primer de ojos para mantener el maquillaje por más tiempo. 
  • Elige tonos que den brillo a tu rostro, pero toma en cuenta tu tono de piel. 

Piel grasa

  • Aplica una prebase para matizar la grasa de la piel. 
  • Evita el uso de blush en crema y productos con aceites.
  • Usa polvos traslucidos y tonos con efecto mate.. 

Piel sensible 

  • Elige un maquillaje ligero y natural. 
  • Opta por productos de tipo hipoalergénico.  
  • Busca marcas de base, polvo y otros productos que contengan minerales. 

Piel mixta 

  • Prueba con dos tipos de bases para cada área de la cara: mate para la zona grasosa y luminosa para la parte seca. 
  • Elige cosméticos hipoalergénicos. 

Piel con tendencia al acné

  • Evita tapar los poros del rostro en todo momento. 
  • Consulta con un especialista para elegir los productos indicados. 
  • Cuida la higiene en todo momento. 

Sin importar el tipo de piel que tengas, siempre existirán diversas formas de cuidarla correctamente. Encuentra la mejor forma de maquillarla y hacerla lucir única.