+1 (305) 908-3413

¿Cómo tratar la hiporexia en adultos mayores?

7 min de lectura
como-tratar-la-hiporexia-en-adultos-mayores

La hiporexia es el nombre clínico asignado a la falta de apetito en los adultos mayores. Esta condición se caracteriza por la pérdida en las ganas de comer, reduciendo las opciones y las cantidades progresivamente. Aunque este síntoma es común verlo en cualquier edad, podemos notarlo con mayor frecuencia en la etapa del envejecimiento. 

La hiporexia en el adulto mayor es una problemática que debe ser atendida de manera oportuna, pues esto permitirá evitar males a futuro como la desnutrición o el aceleramiento de cualquier enfermedad. A continuación conocerás qué es la hiporexia, cuáles son sus causas y síntomas, y cómo puedes detectarla.

¿Qué es la hiporexia?

La hiporexia es un trastorno alimentario asociado a la edad, es por ello que se cree que llega a su pico más alto durante la vejez, y parte de factores como los cambios en las exigencias físicas y el ralentizamiento de la digestión.

La alimentación es un factor importante en cualquier etapa de la vida, pues es necesaria para un buen desempeño y bienestar general. Es por este motivo que la falta de apetito en adultos mayores suele preocupar a muchos profesionales, ya que es una condición progresiva y casi imperceptible, lo que puede causar daños significativos a la persona.

La hiporexia puede iniciar entre los 60 y los 65 años de edad, y es bastante difícil detectarla durante sus primeras fases. Es necesario contar con una buena apreciación para identificar detalles como: pérdida de interés por algunos alimentos, incluso los favoritos; reducción en la cantidad de comida ingerida; pérdida de peso o desnutrición y cansancio extremo o anemia. 

¿Cómo tratar la hiporexia en adultos mayores? 

La hiporexia en el adulto mayor, como explicamos, es un trastorno difícil de identificar, ya que los síntomas dependerán de las condiciones o dificultad de salud que tenga el adulto previamente. Es crucial observar  con cuidado para detectar cualquier anormalidad en la alimentación. 

Algunas consideraciones que debes tener en cuenta para tratar la hiporexia son:

Realiza un seguimiento

Una vez tengamos claro qué es la hiporexia, lo siguiente será llevar a cabo un plan de seguimiento con nuestro familiar o paciente para detectar si ha sufrido algún cambio en su forma de alimentación. Factores como la edad pueden alterar los sentidos del olfato y el gusto, lo que puede provocar un rechazo a ciertas comidas que antes eran de consumo habitual. Llevar un registro de los alimentos ingeridos puede ser de gran ayuda para detectar la patología a tiempo. 

Maneja la calidad y no la cantidad de alimentos

Una de las mayores preocupaciones es que la pérdida del apetito puede significar un déficit en la ingesta de calorías necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo. Esto se puede solucionar ofreciendo a nuestros pacientes o familiares alimentos saludables y de calidad, así lograrás complementar las necesidades nutricionales sin necesidad de grandes cantidades de alimento. 

Reduce la ingesta de alimentos saciantes 

Existen alimentos que son demasiado energéticos, como los que contienen grasas y azúcares. Procura preparar porciones pequeñas de ellos, y añadir grasa benéfica a la preparación; de esta forma no incurrirás en una deficiencia de energía. Opta por platillos como purés, caldos, sopas, cremas, entre otros, y recuerda que las raciones deben ser indicadas por un especialista. 

Prepara varias comidas al día

Si bien la cantidad depende de la necesidad de cada adulto mayor;  los expertos recomiendan brindar entre 5 y 6 comidas al día, con porciones razonables en cada plato. Para estructurarlas a lo largo del día podemos hablar de desayuno, colación, almuerzo, merienda y cena. Este esquema te ayudará a disminuir la falta de apetito en adultos mayores. Recuerda que se puede aumentar la cantidad energética en menos tiempo de comida y con el mismo volumen de alimento. 

Al tratar la hiporexia en el adulto mayor debes pensar también en la presentación de la comida. Por ejemplo, puedes evitar fijar horarios estrictos y dejar que sea el paciente quien elija la hora de comer, realizar preparaciones que sean de fácil deglución y presentar platos atractivos.

Conversa con un médico de confianza sobre las alternativas que puedes utilizar de acuerdo a las necesidades específicas del paciente. Recuerda que cada organismo es único y cada persona reacciona de forma diferente al mismo tratamiento. 

todo-sobre-la-hiporexia

¿Cuáles son las causas por las que aparece la hiporexia? 

Conocer qué es la hiporexia nos permite aclarar cuáles son las causas y sus síntomas. ¡Cuidado! No caigas en el error de confundir este término con la anorexia, ya que son dos condiciones totalmente diferentes.

La hiporexia puede desarrollarse por diversos factores a nivel psicológico y fisiológico. Entre ellos podemos mencionar:

Depresión

La depresión puede provocar, entre otros síntomas, apatía, tristeza e insomnio. Lleva a perder el interés por realizar actividades básicas como bañarse, vestirse y hasta comer. Por eso, puede ser una causa para que el adulto mayor entre en estado de hiporexia. 

Soledad 

Muchos adultos mayores viven solos en sus hogares, lo que puede provocar apatía en su día a día y hacerlos perder el interés por preparar y consumir alimentos saludables. Además, los lleva a elegir opciones rápidas o a dejar relegado el momento de la alimentación. 

Enfermedades pre existentes

Muchas enfermedades neuronales y mentales, como el trastorno neurológico progresivo del Alzheimer, provocan alteraciones e irregularidades en los hábitos alimentarios. 

Problemas para deglutir y masticar 

Enfermedades como el Parkinson, Alzheimer y accidentes cerebrovasculares, son algunas de las condiciones que pueden afectar la acción de deglutir en el adulto mayor. Esto imposibilita el consumo de ciertos alimentos o genera pérdida de interés. 

La ingesta de medicamentos

Algunos medicamentos y tratamientos a largo plazo suelen desarrollar efectos secundarios, entre ellos la pérdida de apetito. Si estás a cargo del cuidado de un adulto mayor, es importante que revises y lleves un control de la ingesta total de medicamentos. De esta forma, entenderás cuál podría ser la causa de las irregularidades y reemplazar o disminuir su consumo.  

Ante la presencia de algún síntoma es importante que te comuniques con tu médico de confianza. Los profesionales realizarán los estudios pertinentes para determinar el origen de la hiporexia en el adulto mayor, y diseñarán un tratamiento adecuado para su condición particular. 

sintomas-para-detectar-la-hiporexia-en-adultos-mayores

Conclusión 

La pérdida del apetito en el adulto mayor es una de las patologías más comunes en la tercera edad, y puede volverse algo más grave con el transcurso de los años. Conocer qué es la hiporexia y cuáles son sus síntomas te ofrece las herramientas necesarias para saber cómo detectarla y qué hacer en cada caso.

Cuidar la alimentación es fundamental para que los adultos mayores puedan progresar y desacelerar el deterioro consecuencia de cualquier enfermedad. Es de suma importancia conocer y saber tratar este tipo de condiciones.

¿Quieres saber más acerca de este trastorno alimentario y cómo tratarlo de forma óptima? Ingresa a nuestro Diplomado en Cuidado del Adulto Mayor y te enseñaremos técnicas para mejorar el bienestar y la calidad de vida de tus pacientes. ¡Inscríbete ya y emprende!

Eduardo Pacheco