+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

 Desnutrición en el adulto mayor

desnutricion-en-el-adulto-mayor

Según la Organización Mundial de la Salud, la nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Para que un cuerpo funcione correctamente y una persona pueda llevar una vida normal, esta debe alimentarse de manera adecuada. La forma de alimentarse varía según la edad y no todos los grupos etarios tienen los mismos requerimientos nutricionales. Hoy queremos centrarnos en los aspectos más importantes a la hora de prevenir la desnutrición en adultos mayores, por lo que te contaremos algunas de sus causas y consecuencias.

¿Qué es la desnutrición en el adulto mayor?

La esperanza de vida de las personas ha aumentado significativamente en las últimas décadas, esto ha ayudado a que muchas personas lleguen a la tercera edad en buenas condiciones de salud. Actualmente, el foco no solo está en que la gente viva más, sino en que tenga una buena calidad de vida, por lo que la nutrición ha adquirido mayor importancia.

La desnutrición en el adulto mayor ocurre cuando su cuerpo no logra obtener los nutrientes suficientes para funcionar de la manera correcta. Según el Servicio Nacional del Consumidor Chileno, los requerimientos nutricionales que tienen los adultos mayores están relacionados con la cantidad mínima de energía calórica; los principios inmediatos (proteínas, hidratos de carbono y lípidos); el agua, las vitaminas y los oligoelementos necesarios para el funcionamiento óptimo del cuerpo.

Causas de la desnutrición en la tercera edad

La malnutrición en el adulto mayor puede ser la causante de muchas otras patologías o complicaciones, por esto es tan importante que las personas de edad avanzada tengan una alimentación saludable y acorde a sus requerimientos nutricionales. 

A continuación, te contaremos algunas de las causas principales que pueden llevar a la desnutrición en el adulto mayor. Es esencial destacar que estas pueden aparecer en adultos mayores con enfermedades preexistentes o en personas sanas

Cambio en el gusto y el olfato

La desnutrición en el adulto mayor puede tener su origen en la falta de apetito. Esta condición está relacionada muchas veces con el cambio en el gusto y el olfato. Es decir, alimentos que antes despertaban su apetito ahora ya no le llaman la atención y generan desgano a la hora comer. Por este motivo, consumen más sal o condimentos, debido a que van perdiendo el sentido del gusto. 

Enfermedades preexistentes

Ciertas enfermedades que pueden afectar a los adultos mayores pueden hacer que empeore su alimentación y causar a largo plazo la desnutrición en adultos mayores. 

Un ejemplo es la disfagia, una enfermedad que consiste en la dificultad para deglutir, así como los problemas de masticación. Las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer también pueden empeorar la alimentación de los más grandes del hogar. 

Ingesta de medicamentos

Ciertos medicamentos influyen en la percepción del gusto y el olor de los alimentos, lo que puede llevar a la disminución del apetito y, posteriormente, a la desnutrición en adultos mayores. Si bien los medicamentos que toma el adulto mayor suelen ser indispensables, se debe estar atento a sus efectos secundarios y pensar en alternativas para su alimentación sana. No dejes de preguntarle al especialista si los medicamentos pueden provocar cambios en la alimentación. 

causas-de-la-desnutricion-en-la-tercera-edad

¿Cuáles son las consecuencias de la desnutrición?

Las consecuencias de la desnutrición en adultos son bastante variadas y pueden tener efectos tanto cognitivos como físicos. Es muy importante estar atento ante la aparición de alguno de estos síntomas, ya que podrían controlarse o reducir su intensidad solo cambiando la nutrición del adulto mayor. 

Enseguida, te contaremos algunas de las consecuencias más comunes.

Problemas de memoria

La pérdida progresiva de memoria y el aumento en el riesgo de padecer demencia son algunas de las consecuencias de la desnutrición en el adulto mayor.

Si bien el deterioro cognitivo va de la mano con el avance de la edad en las personas, existen ejercicios de estimulación cognitiva para mejorarlo. Aun así, recuerda que una alimentación incompleta hará mucho más difícil para el adulto mayor recordar ciertas cosas y el daño se incrementará.

perdida-de-memoria

Retención de líquidos o deshidratación

Otra consecuencia de la desnutrición en adultos es la deshidratación. Esto se debe, por un lado, a que la alimentación y la bebida van de la mano. Además, si el adulto tiene desgano para comer, lo tendrá, a su vez, para beber. 

Debilidad muscular

La musculatura se debilita con la desnutrición en el adulto mayor. La debilidad muscular se relaciona con la pérdida de fuerza, además, aumenta el riesgo de caídas y fracturas.

debilidad-muscular

¿Cómo prevenir esta condición?

Para prevenir la desnutrición en adultos mayores es fundamental que lleven una dieta equilibrada. Ofréceles alimentos que estimulen su apetito y sean fáciles de masticar y digerir. Esto será de gran importancia para que puedan conservar su salud, incluso en el caso de tener enfermedades preexistentes. Además, el ejercicio físico, aunque sea poco, mantendrá fuertes sus huesos y músculos, incluso mejorará su apetito.

Es importante evitar la malnutrición en el adulto mayor y alentar las elecciones de alimentos saludables. Por ejemplo, alimentos con nutrientes como frutas, vegetales, carnes magras y granos integrales. El adulto mayor debe reducir el consumo de grasas sólidas, sal y azúcares. Reemplaza estos últimos por opciones más saludables.

prevencion-desnutricion

Conclusión

La desnutrición en adultos mayores es más común de lo que se cree, pero es evitable con una mejoría en su dieta. Si deseas aprender a identificar los conceptos y funciones relacionadas con los cuidados paliativos, las actividades terapéuticas y la nutrición del adulto mayor, inscríbete a nuestro Diplomado en el Cuidado del Adulto Mayor. Aprende los elementos más importantes para convertirte en especialista gerontológico profesional. ¡Empieza ahora!