+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Habilidades que todo colaborador exitoso debe tener

habilidades de inteligencia emocional para alcanzar el éxito

Los profesionales que tengan desarrolladas habilidades racionales, sociales y de inteligencia emocional, tienen grandes oportunidades para conseguir la vacante de su preferencia. Muchas personas se enfocan en tener una hoja de vida impecable, pero no se dan cuenta de la importancia de otro tipo de habilidades que les permitan desarrollar un buen trabajo en equipo.

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Los reclutadores consideran que en la actualidad la solución de problemas, las aptitudes de comunicación oral y escrita, el liderazgo, el trabajo en equipo y el pensamiento estratégico, son habilidades que todo colaborador exitoso debe tener, pero también son las más difíciles de encontrar en la actualidad. Hoy conocerás cuáles son las habilidades blandas y duras que te permitirán impulsar el rendimiento en conjunto. ¡Adelante!

Habilidades blandas y duras

Las habilidades laborales se pueden dividir en dos grupos muy distintos, pero ambas necesarias para el éxito laboral. Nos referimos a las habilidades blandas y duras, conceptos que surgieron alrededor de los años 60 al comparar un computador con las capacidades humanas. Por un lado, las habilidades duras (hard skills), que provienen del prefijo hardware, son las que permiten adquirir conocimientos técnicos necesarios para realizar las funciones de un puesto de trabajo específico, mientras que las habilidades blandas (soft skills), del prefijo software, son las encargadas de las emociones y las capacidades sociales.

Cada vez más organizaciones y estudios como el que realizó la Universidad de Harvard han comentado las ventajas de adaptar las habilidades blandas, pues estos estudios concluyen que el 85% del éxito laboral se debe al buen desarrollo de estas capacidades, mientras que solo el 15% depende de los conocimientos técnicos. Actualmente se sabe que las habilidades humanas son un factor decisivo a la hora de obtener y mantener tu trabajo, sobre todo cuando se trata de equipos de trabajo.

Conozcamos más de cerca cada una de estas habilidades:

1-. Habilidades blandas

Las habilidades blandas son competencias interpersonales indispensables para desarrollar la convivencia entre personas y colaboradores. Requieren voluntad y predisposición de los sujetos para adquirirse, pero siempre se pueden potenciar cada día. Generalmente no se enseñan en la escuela, sin embargo, tienen una gran importancia para toda la vida, pues pueden ponerse en práctica con otras personas.

Este tipo de habilidades son difíciles de evaluar y no se pueden transmitir por medio de la hoja de vida, por lo que los empleadores suelen observarlas por medio de la entrevista o en los periodos de prueba del trabajo, aunque pueden incluirse en el curriculum, tienes que tener en cuenta que solo podrán comprobarse personalmente.

Algunas de las habilidades blandas más buscadas para el entorno laboral son: la comunicación asertiva, el trabajo en equipo, la adaptabilidad, la empatía, el liderazgo, la motivación, la negociación, la toma de decisiones, la organización, la iniciativa, el pensamiento crítico, la adaptabilidad, la capacidad para poner limites y la puntualidad.

Estas habilidades son de gran importancia tanto para los individuos como para las empresas, pues influencian el comportamiento del profesional y se encuentran ampliamente relacionadas con el hemisferio derecho del cerebro, encargado de la parte emocional, la intuición, el sentido artístico y musical, la imaginación y la percepción tridimensional.

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Por último, las habilidades blandas también llamadas sociales, transferibles, transversales, socioafectivas, competencias humanas o humanísticas, people skills o destrezas sociales, se caracterizan por ser las capacidades personales que permiten las relaciones entre los individuos.

Muy pocas personas conocen la importancia de las habilidades blandas en la vida laboral; no obstante, son de gran importancia ya que te pueden hacer la diferencia entre los candidatos que aspiran a una vacante de trabajo, algo que las habilidades duras no consiguen de forma sencilla.

2-. Habilidades duras

Actividades concretas y específicas de tu profesión, son habilidades que se requieren para el puesto de trabajo; por ejemplo, un fotógrafo tiene que saber de encuadres, lentes y cámaras para ser profesional, mientras que una enfermera tiene que saber atender a los enfermos, así como tener conocimiento sobre los medicamentos.

Este conocimiento se aprende en la escuela, durante la experiencia laboral o en un curso. Estas competencias de conocimiento y destreza te permiten desempeñar la profesión que desees, por lo que requieren capacidades de análisis, lógica y matemática.

Los empleadores pueden medir fácilmente este tipo de habilidades por medio de certificados y papeles que avalen tu conocimiento y experiencia. Este tipo de capacidades las realiza el hemisferio derecho del cerebro, pues es el encargado de habilidades como el lenguaje hablado y escrito, capacidad para calcular y estudio científico.

Las habilidades duras ayudan a hacer un trabajo óptimo, ya que se enfocan en las tareas y actividades que debes realizar en tu profesión. Muchas personas dedican años de su vida a desarrollarlas, por lo que actualmente la competencia suele ser reñida, con años de estudio y preparación.

Las empresas buscan profesionales con una gran diversidad de habilidades duras y racionales ¡pero hay algo que te permite diferenciarte! nos referimos a las habilidades blandas, las cuales comprenden las relaciones emocionales y sociales. Este es el elemento crucial para conseguir al candidato indicado y aumentar tus probabilidades de ser elegido, ya que las capacidades emocionales del individuo son un aspecto clave para sentir bienestar y autorrealización.

Es muy importante que los profesionales piensen en desarrollar sus habilidades blandas y duras, ya que las capacidades racionales dependen en gran medida de ellas. Si logramos trabajar un equilibrio entre la parte emocional y racional, podremos encontrar un balance, pues ambas son muy importantes en el crecimiento personal y profesional.

Diversos estudios e investigaciones muestran que las empresas se benefician de tener un entorno laboral que integre habilidades blandas ¿Qué tan equilibradas están esas habilidades en tu empresa? ¡Recuerda que siempre puedes trabajarlas con la práctica!

Descubre la diferencia entre las habilidades duras y blandas y su importancia en el éxito de los trabajadores

No te pierdas los artículos “Aprende cómo desarrollar la inteligencia emocional, para tu vida y trabajo”, “maneras de lidiar con el fracaso y convertirlo en crecimiento personal” y “Todos los estilos de liderazgo”. Conoce más sobre inteligencia emocional y la comunicación asertiva en los entornos de trabajo.

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Es muy importante que los profesionales piensen en desarrollar sus habilidades blandas y duras, pues las capacidades racionales dependen en gran medida de ellas. Si logras conformar equipos de trabajo que equilibren la parte emocional y racional, puedes beneficiarte y favorecer el crecimiento de la empresa, sin importar el enfoque o profesión.

Deja una respuesta