+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Mindfulness en el trabajo para mejorar la eficiencia de tus equipos

En Aprende Institute puedes acceder a nuestro ampli catalogo de mindfulness

El mindfulness o conciencia plena es una práctica que encontró sus raíces en la práctica de la meditación de la filosofía budista, pero que en los últimos años fue objeto de estudio de la medicina y la psicología, lo que creo un modelo capaz de reducir el estrés y la ansiedad. En la actualidad existen diversos estudios científicos que han corroborado sus efectos para desarrollar la atención, la memoria, la creatividad y la productividad, por lo que se ha comenzado a adaptar en los entornos laborales

Hoy te ofrecemos una guía sencilla en la que descubrirás cómo comenzar a integrar esta herramienta en tus equipos de trabajo ¡adelante! 

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Los beneficios de practicar mindfulness en los entornos laborales

Comenzar a incorporar la práctica del mindfulness permite a las personas aumentar su autoconocimiento, pues al darse una pausa les permite observar y ordenar sus pensamientos, emociones y acciones, además de brindarles una actitud coherente ante lo que desea. 

Asimismo, tener una mejor relación consigo mismo provoca que los colaboradores y empleados beneficien los intercambios laborales con sus compañeros y líderes de la organización, ya que la empatía y la compasión son cualidades que se practican en la meditación mindfulness. Esto permite que la productividad de los equipos aumente y exista una mejor relación con los entornos creativos

En cuanto a las ideas y pensamientos, el mindfulness permite que seas capaz de observarlos, por lo que es más sencillo que las personas se desidentifiquen de pensamientos negativos que pueden perjudicar sus relaciones y entorno laboral. 

Actualmente, existen numerosos estudios científicos en los que se ha logrado comprobar que la meditación y el mindfulness son capaces de ejercitar regiones del cerebro que trabajan la atención y la memoria, por lo que los trabajadores pueden realizar sus labores de forma enfocada, especialmente cuando hay muchas actividades en el día o cambios constantes en sus labores de trabajo.  

Son muchos los beneficios, pero antes de terminar es importante mencionar que la práctica continua del mindfulness permite conocer y gestionar mejor las emociones, ya que pretende otorgar un espacio de escucha en el que la persona las identifique y las trate de forma saludable. Una vez que aprendan a observar sus emociones y puedan verlas en otras personas, podrán ayudar no solo a la empresa, sino que conseguirán cumplir sus deseos y expectativas profesionales. 

¡Por todos estos motivos, practicar el mindfulness laboral puede traer grandes ventajas para tu empresa y trabajadores!

Guía de mindfulness en el trabajo 

A continuación te compartiremos algunos pasos que puedes comenzar a realizar dentro de los equipos de trabajo: 

1. Pruébalo y contacta a un profesional en el tema

Lo primero que debes hacer para incorporar esta práctica en tu empresa o negocio es probarlo por ti mismo, ábrele las puertas a esta práctica y así podrás transmitirlo mejor. Posteriormente contacta alguna institución, empresa o profesional que pueda orientarte en el tema y diseñe un programa a partir de las características y necesidades. Cuida que los profesionales encargados de esta labor se encuentren certificados, así podrás asegurar que te ofrecen un programa o curso que respeta las bases del mindfulness. 

2. Establece las prácticas en los horarios laborales 

Junto con la institución o el profesional de mindfulness determina la frecuencia de las sesiones que se darán a los empleados. Las actividades en línea son útiles si los empleados necesitan tener más flexibilidad en sus tiempos laborales; sin embargo, las sesiones grupales también son un buen recurso para dar una pausa que permita despejarse de las labores diarias y generar un ambiente amigable con los integrantes de los equipos. 

3. Recuerda que la constancia es clave

Meditar es un gran entrenamiento, pero la verdadera magia sucede con la práctica y la constancia. Si lo que quieres es lograr resultados tangibles, es importante que incorpores estas actividades con frecuencia. En un principio puedes hacerlo de una a tres veces por semana para observar resultados que permitan a las personas llevar esta actitud en su día a día. 

En cuanto a los tiempos, lo ideal es destinar de 10 a 30 minutos por sesión. 

4. Integrarlo en las actividades de la empresa

El mindfulness también nos permite llevar esta actitud a la vida cotidiana, por eso debes procurar que la enseñanza no se lleve a cabo sólo en los lugares designados, sino que esa actitud esté en diferentes acciones cotidianas; por ejemplo, puedes colocar recordatorios en la empresa y negocio que recuerden a los empleados la importancia de implementar técnicas como el mindful eating, mindful walking o la escucha atenta, así te asegurarás que estos practiquen la atención plena al comer, trabajar y comunicarse con otras personas.

 

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Ejercicios de mindfulness en el trabajo

¡Muy bien! También te daremos algunos de los ejercicios más eficaces para incorporar en las sesiones de meditación:

+ atención plena – multitasking 

Darle el espacio a cada tarea para evitar gestionar diversas cosas al mismo tiempo es algo que puede traer múltiples beneficios a tu empresa. Actualmente vivimos anclados en una visión de cantidad pero la calidad puede ser mucho más ventajosa, de modo que puedes enseñar a tus empleados técnicas como pomodoro o S.T.O.P. La primera te permite dar descansos en el día para despejar la mente, mientras que la segunda propicia que se pueda tener más consciencia y atención de la actividad que se está realizando. 

Observar el entorno

Por medio de la práctica de meditación es muy común trabajar el enfoque en un solo punto, ya sean las sensaciones al respirar, los sonidos en el entorno en el que te encuentras o las sensaciones que se despiertan en tu cuerpo. Combinar esta práctica con ejercicios de mindfulness que pueden realizarse durante cualquier actividad en el día permitirá potenciar sus beneficios. 

Anclarse al presente por medio de los sentidos 

El mindfulness permite que podamos anclarnos en el momento presente. Quizá la mente pueda viajar al pasado o al futuro, pero algo que siempre se mantiene en el presente es nuestro cuerpo, por eso es muy efectivo realizar el método “5, 4, 3, 2, 1”, el cual consiste en observar 5 cosas, escuchar 4, sentir 3, oler 2 y probar 1. Esta técnica permitirá estimular todos los sentidos del cuerpo. 

Meditar es un entrenamiento que ayuda a trabajar la mente para mejorar la atención, concentración, gestión de las emociones, toma de decisiones y relaciones laborales. Cada vez más empresas deciden ofrecer a su personal herramientas que aumenten su bienestar y productividad, ya que ayuda a los trabajadores a reducir los sentimientos de estrés y ansiedad ¡pruébalo por ti mismo! 

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales