+1 (305) 908-3413
Nallely Kimberly Gámez Rocha
Nallely Kimberly Gámez Rocha
Docente en Escuela Bienestar
12 min de lectura

Tipos de meditación, elige la mejor para ti

Tipos de meditación, elige la mejor para ti

Cada persona es completamente distinta y por lo tanto, cuenta con diferentes formas de conectar consigo mismo. Lo más recomendable cuando inicias con una práctica de meditación, es reconocer los diferentes tipos de meditación que existen, de esta forma, podrás elegir la que más se adapte a ti, a tus cualidades y a tu estilo de vida.

La meditación es una práctica ancestral que ha evolucionado de múltiples formas; en la actualidad, existen cientos de técnicas y tipos de meditación originados en el seno de diversas tradiciones, culturas, disciplinas espirituales y filosofías. Quizá ahora te preguntas ¿Cuál es el tipo de meditación más adecuado para mí? La respuesta dependerá de tus características, recuerda que cada proceso es totalmente distinto. Hoy queremos mostrarte los 10 tipos de meditación que existen y si estás iniciando, te recomendamos antes leer: Cómo aprender a meditar desde cero.

Técnicas y tipos de meditación

La meditación es un estado mental que te permite observar por medio de la autoexploración y la conciencia plena. Aunque esta práctica pueda parecer compleja, tú mismo puedes avanzar a tu ritmo y sin necesidad de invertir más de 15 minutos al día. Es importante que elijas los tipos de meditación que más se adapten a ti, pues solo así podrás sacarles el mayor provecho.

1. Meditación guiada

La meditación guiada es perfecta para todas aquellas personas que están iniciando la práctica, pues la presencia de un maestro o guía te llevará por medio de instrucciones a un estado meditativo. Es muy útil para los principiantes, ya que pueden exprimir al máximo su conocimiento y después adaptarlo a su práctica, lo que hace posible una mejor experiencia.

La meditación guiada sirve para trabajar aspectos de tu vida que quizá son difíciles de llevar por cuenta propia como el perdón, el reconocimiento de pensamientos limitantes, la reparación de puntos del cuerpo o simplemente la relajación. Los guías de meditación pueden trabajar por medio de sesiones grupales o individuales, estas últimas enfocadas en tu proceso. Te recomendamos nuestro blog en el que hablamos sobre la meditación guiada para relajarte

2. Meditación mindfulness o atención plena

Este tipo de meditación nació en Occidente gracias a que su precursor el doctor Jon Kabat Zinn, quien tomó las bases de la filosofía budista así como varias de sus técnicas de meditación para crear un método para reducir el estrés que obtuvo grandes resultados. Actualmente es uno de los tipos de meditación más practicados del mundo, pues es una gran herramienta para ayudar a la mente a permanecer en el momento presente.

El Mindfulness puede practicarse de dos maneras que se complementan íntimamente, una es el mindfulness formal que consiste en realizar meditaciones sentado observando todo cuanto acontece tanto en el interior como en el exterior; por su parte, el mindfulness informal consiste en ejercicios que puedes realizar mientras haces cualquier actividad cotidiana, ya sea lavar los platos, caminar o tomar una ducha.

Hay muchos ejercicios y técnicas de mindfulness. Uno de los más usados es el escaneo corporal que consiste en acostarse boca arriba y recorrer cada parte del cuerpo desde la parte más alta hasta la punta de los pies, observando cualquier sensación, malestar o tensión guardada en el cuerpo. Para seguir conociendo más de la meditación mindfulness, regístrate en nuestro Diplomado en Meditación donde encontrarás todo sobre esta increíble práctica.

3. Meditación de enfoque en un solo punto

Este tipo de meditación es ideal para comenzar a calmar la mente y enfocar la consciencia, pues consiste en elegir un objeto interno o externo y concentrar tu atención en ese punto. Algunas formas de llevar a cabo esta meditación son: la respiración, la llama de una vela, una imagen geométrica o los sentidos de tu cuerpo.

A medida que avanzas en esta práctica, la capacidad de mantener la atención en dicho objeto se vuelve más sencilla, además de que las distracciones son más breves y menos comunes. Los budistas suelen llamarla “samatha” que se traduce como “tranquilidad o calma mental”, pues el objeto te ayudará a anclar tu atención y relajar a tu mente.

aprende a meditar en un solo punto y enfoque para practicar donde quieras y obtener todos los beneficios de la meditacion

4. Meditación con mantras

Esta meditación también puede considerarse como una meditación de enfoque en un solo punto, pues consiste en concentrarte en los sonidos y el sentido de las palabras que emites, es originario de la tradición budista e hindú, ya que dentro de estas prácticas solían repetirse sonidos o cantos con el objetivo de ayudar a despejar la mente. Si quieres realizarla, puedes usar palabras, frases en sánscrito o si lo prefieres, crear tu propio mantra.

La meditación con mantras puede llevarse a cabo de forma hablada o por medio de cantos, pues su objetivo es mantenerte alerta para entrar en niveles profundos de la consciencia. Se recomienda llevarla a cabo si quieres explorar tu voz interior, te gusta la música, eres principiante o te cuesta mantener una meditación silenciosa. También suele usarse en meditación avanzada, ya que el repetir mantras ayuda a enfocar tu mente y reprogramar tus pensamientos.

Te recomendamos otro blog que reforzará tu aprendizaje en este camino de la meditación: «Meditación para principiantes»

5. Meditación trascendental

La meditación trascendental es un tipo de meditación que parte de la repetición de mantras. Este método fue creado por el Yogui Majarishi Majesh y alcanzó fama mundial en los años 60 gracias a que los Beatles y la actriz Mia Farrow hablaron ampliamente de sus beneficios, posteriormente, figuras como Cameron Díaz y David Linch promocionaron sus efectos para relajar la mente y mejorar la calidad de vida. Esto sin contar los diversos estudios científicos que han difundido este tipo de meditación.

La meditación trascendental se caracteriza por ser sencilla, pues consiste en realizar periodos de meditación de 20 minutos, 2 veces al día. Se enseña de forma individual gracias a que un guía de meditación te acompaña por este viaje para tranquilizar tu mente y permitirte llegar a niveles profundos de consciencia, por lo que es altamente recomendable para principiantes, avanzados y personas que les guste la estructura de las rutinas controladas.

La meditación trascendental es una técnica en la que se asigna un mantra personal a partir de las cualidades de cada individuo y por medio de palabras que calmen su mente. La diferencia que tiene con la meditación con mantras, es que selecciona palabras específicas, instrucciones de desarrollo y tiempos determinados.

6. Meditación de chakras

Este tipo de meditación te permite explorar los 7 principales puntos de energía conocidos como chakras, cada uno de estos distribuidos a lo largo de la columna vertebral y que cuentan con características, colores y un mantra determinado. Los 7 principales centros de energía son:

  • Chakra Muladhara o chakra raíz.
  • Chakra Suvadhisthana o chakra del sacro.
  • Chakra Manipura o chakra del plexo solar.
  • Chakra Anahata o chakra corazón.
  • Chakra Vishuddha o chakra de la garganta.
  • Chakra Ajna o chakra del tercer ojo.
  • Chakra Sahasrara o chakra de la corona.

La meditación con chakras se realiza por medio de visualizaciones que se enfocan en cada uno de los centros de energía con el propósito de equilibrarlos, por lo que se recomienda comenzar con meditaciones guiadas y posteriormente realizarlo por ti mismo. Si deseas explorar a profundidad la meditación de chakras, te invitamos a registrarte en nuestro Diplomado en Meditación donde serás asesorado de manera personalizada por nuestros expertos y docentes.

7. Meditación Metta o de amor bondadoso

Esta meditación también tiene un origen budista, específicamente del budismo tibetano, pues metta significa “amor benevolente”. Este tipo de meditación te permite centrarte en la bondad incondicional y entablar una relación de amor hacia ti y cualquier ser vivo, ya que al reconocerte en los demás, sientes el valor de la unidad. Es muy recomendable si lo que buscas es aumentar tu autoestima o mejorar la comprensión y relación con otras personas.

Este tipo de meditación te permite conectar con todos los seres independientemente de que los conozcas o no, funciona cuando envías energía positiva y buena voluntad primero hacia ti mismo, luego a alguien quien quieras mucho, posteriormente a alguien que te sea indiferente y por último a alguna persona con la que hayas tenido algún desacuerdo. Estos pasos te permitirán dejar de lado los sentimientos de infelicidad o frustración, pues la meditación metta da excelentes resultados para impulsar la positividad, la compasión, la empatía y la aceptación entre las personas.

8. Meditación Vipassana

El nombre Vipassana significa “percepción” o “visión clara”, es otro de los distintos tipos de meditación budista y se refiere a la habilidad de mirar las cosas tal y como son, pues se adquiere una actitud de testigo u observador que te permite ver lo que realmente hay en tu interior. La meditación mindfulness tomó algunos principios de la meditación budista como base, por lo que algunas personas comenzaron a confundir el mindfulness con el vipassana. Este tipo de meditación es muy profunda, pues te permite entablar una comunicación con tu subconsciente para tomar cierta información y darte cuenta de aspectos de tu vida que probablemente no veas claramente.

Si eres principiante te sugerimos buscar una guía que te ayude a trabajar la meditación vipassana, pero, si eres un meditador experimentado, puedes comenzar a llevarla por ti mismo. La meditación vipassana siempre comienza con samatha (meditación de enfoque en un solo punto) por medio de la respiración y los sentidos, posteriormente toma ciertos simbolismos para acceder a la mente subconsciente con el objetivo de tener acceso a cierta información o cambiar alguna creencia profunda, en este punto es cuando se vuelve en vipassana.

9. Meditación Zen

La meditación Zazen o Zen es uno de los principales tipos de meditación budista. Surgió gracias a que la filosofía budista en China y posteriormente se trasladó a Japón. La corriente Zen reconoce la esencia del Buda en todas las personas, por lo que se enfoca en emprender un camino de autoexploración muy íntimo y personal para cada individuo.

La meditación Zen se recomienda para todas aquellas personas que llevan un tiempo practicando meditación, pues integra algunos principios básicos. El primero, es que busca mantener la postura corporal durante toda la meditación, pues considera que la forma en la que se encuentra el cuerpo está íntimamente relacionada con el estado mental, para llevarla a cabo es posible escoger entre las posturas seiza, birmana, medio loto y loto completo, así como contemplar un enfoque en la respiración por medio de las sensaciones que se despiertan en el vientre.

posiciones de meditacion que benefician tu cuerpo y salud

Otra de las prácticas que comúnmente se integran a la meditación Zen es el kinhin, una actividad para la que se destinan periodos de tiempo entre meditaciones, con el fin de caminar con completa consciencia, observando los pasos que se dan y las sensaciones que se despiertan. El kinhin tiene el objetivo de llevar la práctica de meditación a la vida cotidiana por medio de actos tan sencillos como caminar.

10. Meditación y yoga 

El yoga no solo se trata de posturas físicas y ejercicios. Esta disciplina literalmente significa “unión” y divide su práctica en 8 ramas, entre las que se encuentran: las reglas de conducta llamadas Yamas y Niyamas; las posturas físicas o asanas; los ejercicios de respiración conocidos como pranayama; así como prácticas contemplativas de meditación como el pratyahara, dharana, dhyana y samadhi.

El objetivo final del yoga es lograr un estado de meditación profundo, por lo que puedes complementarlo de forma increíble con las siguientes prácticas:

  • Pranayama o la regulación de la respiración: La respiración es un aspecto muy importante para diversos tipos de meditación y el yoga no es la excepción, pues por medio de la respiración, puedes equilibrar estados de ánimo y calmar la mente. Algunos de los ejercicios de pranayama más recomendados son ujjayi, nadi shodhana o bhastrika.
  • Kriya yoga: Esta práctica incluye ejercicios de respiración y activación de ciertos puntos energéticos del cuerpo. Se recomienda para todas aquellas personas que buscan desarrollar un lado espiritual o un sentido de unión. Existen diversas variaciones y ejercicios de kriya muy beneficiosos para la mente.
  • Meditación Kundalini: Esta corriente del yoga busca despertar la energía Kundalini, que es la que se activa por medio de todos los chakras. Combina respiraciones profundas, mudras, cánticos y mantras para activar el poder de la mente inconsciente.
tipos de meditacion para que aprendas a elegir la mejor para ti

¿Qué te parecieron estas técnicas y tipos de meditación? Ahora puedes escoger las que más llamen tu atención y practicarlas para identificar las que mejor se adaptan a ti. La meditación puede ser un camino apasionante si te abres a la posibilidad de experimentar las diversas técnicas, siempre desde un enfoque de apertura y la curiosidad. ¡Comienza a meditar con nuestro Diplomado en Meditación y vuélvete un experto en poco tiempo!

Deja una respuesta