+1 (305) 908-3413

Ideas de comidas fitness con pollo

5 min de lectura
ideas-de-comidas-fitness-con-pollo

El término fitness se ha instalado en nuestro vocabulario y lo empleamos para referirnos a un estilo de vida particular. ¿Por qué un estilo de vida? Básicamente se trata de un estado general de salud, que no solo se rige por una dieta, sino también por un tipo de ejercicio o método de entrenamiento. 

La alimentación fit es un término usado en mercadotecnia para señalar alimentos sanos, ricos en proteínas, bajos en calorías y sin nutrientes críticos. Esta debe aportar cierta cantidad de calorías y nutrientes a partir de proteínas, minerales y vitaminas. 

El pollo, por ejemplo, es un alimento apto para este régimen alimenticio. Aquí te presentaremos ideas de recetas con pollo que te servirán de inspiración para crear un menú balanceado y variado. 

Cuando te preguntes qué comer después de hacer ejercicio, queremos que te inspires con nuestras ideas.

¿Por qué el pollo se consume en ámbitos fitness?

El pollo pertenece al grupo de las proteínas y, por ello, es un alimento rico en estas. Adicionalmente, es bajo en grasa y no contiene carbohidratos. Es un alimento de fácil digestión que podemos preparar de muchas maneras. 

En pocas palabras, cumple con todos los requisitos para ser una comida fitness y es un excelente candidato para incluir en tus comidas diarias. De hecho, existen muchas recetas con pollo saludables y deliciosas. 

Ideas de comidas fitness con pollo 

Aunque, en términos generales, todas las partes del pollo son saludables, se recomienda usar pechuga para preparar comidas fitness con pollo. Aporta menos cantidad de grasa, un 6% en total, y prácticamente es todo proteína. Al no tener piel, su valor calórico es bajo. 

Exploremos algunos platillos que te permitirán sumar estas propiedades a tu dieta y la de tu familia:

Pechuga de pollo al limón con hierbas aromáticas

Arrancamos estas sugerencias de recetas con pollo con un platillo bien jugoso. Recuerda que la comida saludable no tiene por qué ser aburrida. Este plato tiene mucho sabor, es sano y se prepara rápido. 

Las hierbas las dejamos a tu elección, pero si no sabes qué agregar, un poco de provenzal hará toda la diferencia. Agrega un chorrito de aceite de oliva, vino blanco, jugo de dos limones, sal y pimienta al gusto. 

Acompáñalo con vegetales o, si prefieres, un poco de arroz integral, el cual aporta beneficios indiscutibles a tu organismo. 

Pollo caprese

Esta es una de las comidas fitness con pollo que más te sacará de apuros durante los días frescos. Es una receta muy fácil y una excelente alternativa si quieres incluir vegetales de manera auténtica. 

Recuerda que la base de la ensalada caprese son la mozzarella, el tomate y la albahaca fresca. Lo único que debes hacer es intercalar una porción de pollo entre estos ingredientes. Un plato fit sencillo, nutritivo y listo para disfrutar. 

personas-entrenando

Fajitas fitness

Hay días en los que no tienes mucha ganas de cocinar o prefieres algo rápido, rico y saludable de almuerzo. Para esos momentos, te recomendamos preparar unas fajitas de pollo saludables. 

Solo tienes que cortar el pollo, los pimientos, los tomates y las cebollas en tiras. Después condiméntalos al gusto y colócalos en el horno hasta que estén bien cocidos. ¡Un manjar hecho sin esfuerzo!

Wok de pollo

Si tienes antojo de algo diferente y exótico, un wok es tu mejor opción. 

Para que la estrella del plato resalte vas a necesitar un poco de salsa de soja, sal, pimienta, y un chorro de jugo de limón. Saltéalo con las tiras de zanahorias, cebolla y pimentón. Puedes servirlo solo o añadir un poco de quinoa. ¡Tú eliges!

caracteristicas-de-la-comida-fitness

Recomendaciones para preparar el pollo de manera saludable

Además de saber elegir las guarniciones, el método de cocción en las recetas con pollo es clave si deseas prepararlas de manera saludable. Aquí te dejamos algunos tips, pero puedes aprender más sobre esto en nuestro Curso de Nutricionista Online.

Al horno o a la plancha

Preparar tus recetas fit con pollo al horno o a la plancha es la manera más segura de cocinar este alimento de manera saludable. Con este método aprovecharás mejor la poca grasa natural que posee el corte y te quedará realmente jugoso. 

Evita cocinarlo demasiado para que no se seque. Agrega condimentos sin miedo y mejora su sabor. 

Aceite de oliva extra virgen, lo mejor

Hay recetas  para las que tendrás que usar un poco de aceite. Elige siempre aceite de oliva extra virgen para que tu preparación sea lo más sana posible. 

El aceite de oliva es una grasa buena y tiene múltiples beneficios. Por ejemplo, ayuda a reducir los niveles de colesterol y evita el riesgo cardiovascular. 

pechuga-de-pollo

Siempre fresco

Las recetas con pollo quedan más ricas y saludables si adquieres productos frescos. Siempre tendrás la opción de congelar lo que no vayas a usar en el instante, pero comprar fresco es la única manera de saber al 100% que la carne está en buen estado. 

Este mismo consejo aplica para los vegetales que acompañarán tu plato. 

Conclusión

¿Ya viste que el pollo es un alimento versátil del que jamás te vas aburrir? Ahora tu tarea es comenzar a probar recetas y no olvidar los tips saludables que te dimos. 

Aprende mucho más sobre cocina saludable en nuestro Diplomado en Nutrición y Buena Alimentación, y diseña tus menús saludables de acuerdo con tus necesidades. Deja que especialistas te guíen en todo el proceso. ¡Inscríbete ahora!

Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar