+1 (305) 908-3413

Clasificación de las proteínas

5 min de lectura
clasificacion-de-las-proteinas

Una buena alimentación es necesaria para llevar una vida saludable. Pero, para asegurarte de que sea realmente buena, no basta con consumir carne, ensaladas o postres. También debes conocer qué tipo de nutrientes aporta cada alimento y en qué cantidades.

Seguro has escuchado hablar de las proteínas y su importancia en el correcto funcionamiento de tu organismo, pero ¿qué son exactamente las proteínas? y ¿cómo se clasifican? Sigue leyendo y despeja todas tus dudas. 

¿Qué son las proteínas?

Según lo describe el sitio Medline Plus, las proteínas son moléculas grandes y complejas que desempeñan funciones esenciales en el cuerpo. Estas, a su vez, están formadas por moléculas más pequeñas, llamadas aminoácidos.

Entre otras funciones, las proteínas son las encargadas de restaurar los distintos tejidos del cuerpo, generar un banco de aminoácidos y ayudando al sistema inmunológico. Por este motivo existen varios tipos de proteínas y cada una cuenta con una función específica.

¿Cómo se clasifican las proteínas?

Conocer los tipos de proteínas nos ayudará a entender el amplio espectro de funciones que pueden cubrir.

Proteínas globulares

Se trata de proteínas de forma esférica o redondeada, que se pueden disolver tanto en agua como en cualquier otra sustancia líquida. Son las encargadas de generar enzimas y transportar el oxígeno en la sangre, entre otras funciones.

Proteínas fibrilares

Tienen una forma más alargada y no se pueden disolver en agua. Por otro lado, son las encargadas de las estructuras fijas de los organismos. Entonces, deben consumirse por medio de alimentos sólidos.

Proteínas estructurales

Son las encargadas de producir el colágeno de los tendones y la queratina necesaria para las uñas o el cabello. Es decir, la estructura general del ser humano.

Proteínas de reserva

Tal como lo indica su nombre, son aquellas que el cuerpo utiliza solo en caso de necesitarlo. Generan un banco de aminoácidos que se utiliza para el crecimiento, el arreglo y el desarrollo de las estructuras. Tienen una gran importancia para el mantenimiento del cuerpo.

Proteínas activas

Cuentan con varias funciones y es por eso que se dividen en varios subgrupos. Estos tipos de proteínas deben interactuar con una molécula llamada ligando, la cual, dependiendo de su tipología, cambiará la función que cumple la proteína.  Algunas de ellas son:

  • Proteínas transportadoras: encargadas de transportar el oxígeno a través de la sangre hacia las distintas partes del cuerpo.
  • Enzimas: se unen con el sustrato y cumplen algunas funciones en el consumo de alimentos y la coagulación de la sangre.
  • Proteínas contráctiles: alargan o acortan el órgano en el que se encuentra, es decir, generan un movimiento de “contracción” (de ahí su nombre).
  • Proteínas inmunes o inmunoglobulinas: se unen a una sustancia tóxica y bloquean su función para incapacitarla. En otras palabras, cumplen el rol de los conocidos “anticuerpos”.
  • Proteínas reguladoras: son las encargadas de dar inicio a algunos procesos celulares como, por ejemplo, los hormonales.

¿En qué alimentos encontramos más proteínas?

Ya conocemos la clasificación de las proteínas. Sin embargo, aún falta algo muy importante y es saber en dónde podemos encontrarlas.

¿Qué es un refrigerio saludable y para qué sirve? Entre otras cosas, nos ayuda a incorporar los distintos tipos de proteínas que nuestro cuerpo necesita. Estos son algunos ejemplos:

Lácteos

La leche, el yogurt y el queso son ricos en proteínas de reserva, las cuales se encargan de reparar tejidos y son consideradas “proteínas completas”.

lacteos-fuente-de-proteinas

Cereales y leguminosas

Entre los cereales que son fuente de proteína podemos encontrar el arroz, el maíz, el centeno o la cebada. En el caso de las menestras, podemos mencionar las lentejas, los garbanzos o los frijoles. Ambos tipos de alimentos contienen un buen porcentaje de vitamina B12.

cereales-fuentes-de-proteinas

Carnes

Son fuentes de proteínas por excelencia, así como también de las más comunes. Consumir carne de cerdo, vaca, pollo o pescado, nos facilita la obtención de las mismas. Además, aportan zinc para el crecimiento y hierro para evitar problemas de anemia.

carnes-fuente-de-proteinas

Huevos

Se trata de otra fuente de proteínas y, además, se puede incluir fácilmente en cualquier preparación. Aportan vitamina A, importante para el desarrollo del sistema inmunológico. Aún así, pueden provocar diferentes tipos de alergias. ¡Revisa el consumo con tu médico o nutricionista de confianza!

fuentes-de-proteinas

Conclusión

Conocer los distintos tipos de proteínas y cómo incorporarlas es el primer paso para una dieta equilibrada. 

Si te interesa saber más sobre una correcta alimentación para aplicarlo en tu día a día o ayudar a otras personas, no dejes de inscribirte en nuestro Diplomado en Nutrición y Salud. Nuestros expertos te acompañarán en el aprendizaje sobre este y muchos temas más. ¡Inscríbete y cambia tu estilo de vida hoy!

Eduardo Pacheco