+1 (305) 908-3413

¿Qué tipos de clientes existen?

7 min de lectura
emprendedor atentiendo a un cliente en su negocio

Al iniciar un negocio, lo primero que buscamos son clientes que puedan incrementar las ventas. Esto, en primera instancia, puede parecer algo fácil, pero con el tiempo nos percatamos de que no todos los clientes son iguales. Cada uno tiene sus propias características y necesidades.

La ciencia de un emprendimiento es captar y retener la mayor cantidad de clientes, sin resignar su identidad como marca. Reconocer y entender la personalidad de los tipos de clientes de una empresa puede hacer la diferencia a la hora de hablar de éxito.

En el siguiente post te enseñaremos cuáles son los clientes que puedes encontrar con mayor frecuencia en tu negocio, así como la mejor forma de guiarlos hacia tu marca. También aprenderás algunas señales para reconocer aquellos clientes que debes dejar ir por el bienestar de tu emprendimiento y cómo gestionar este proceso. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué es importante reconocer a cada tipo de cliente?

Saber reconocer los tipos de clientes que tendrá tu emprendimiento te ayudará a preparar productos o servicios adaptados a sus necesidades. Por otro lado, también te servirá para conocer cuáles son los tipos de clientes que debes dejar ir, y de esta forma desarrollar estrategias efectivas al presentar un producto.

Otros beneficios que te traerá conocer a tus clientes son:

Mayor rentabilidad

Conocer cuáles son los tipos de clientes de una empresa es tan importante como crear una estrategia de marketing y ventas. En el ámbito empresarial se utiliza el término de rentabilidad del cliente, lo cual hace referencia no solo a los ingresos que éste genera, sino también a los gastos que involucra. La rentabilidad en tu negocio dependerá de la calidad de los clientes que logres captar y los esfuerzos que debas hacer para retenerlos. 

Crecer tu negocio a través de las recomendaciones

El buzz marketing, o marketing de boca a boca, es una estrategia antigua que sigue marcando tendencia a la hora de dar a conocer una marca. Un cliente satisfecho recomendará tu producto o servicio a todos sus conocidos, y esta, sin dudas, es una alternativa sencilla y económica para captar nuevos compradores. 

Para aplicar herramientas de marketing en tu emprendimiento es fundamental contar con un plan adecuado que te ayude a llegar a tu público objetivo. Esto te permitirá usar tus recursos de manera adecuada. 

Desarrollar un mejor branding

El branding es el punto de contacto entre el cliente y la empresa, donde se establece la identidad, los vínculos emocionales y los puntos diferenciadores con la competencia. Cuando los clientes eligen una marca, lo hacen teniendo en cuenta la similitud de valores, principios, propósitos y personalidad que tenga con ellos mismos. Un buen branding crea una conexión especial con tus clientes. 

emprendedores diseñando la imagen de su negocio

¿Qué tipos de clientes existen según sus comportamientos?

Los tipos de clientes en una empresa suelen ser bastante variados, por lo menos en lo que respecta a sus gustos, estilo de vida y necesidades. Uno de los especialistas más destacados en el marketing, Philip Kotler, destacó la importancia de los estímulos externos en la decisión de compra. Para ello planteó 4 factores principales que afectan al consumidor: culturales, sociales, psicológicos y personales. De acuerdo a estas condiciones determinó los siguientes tipos de clientes:

Clientes fieles

Estos son los tipos de clientes que todo negocio o emprendimiento desea tener. Siempre actualizados de las novedades que ofrece la marca y dispuestos a utilizarla, no cuestionan el producto o servicio, ya que automáticamente consideran que será de su agrado.

Clientes exigentes

Estos clientes pueden ser un poco difíciles de convencer. No se conforman con las experiencias anteriores ni los argumentos vacíos, por lo que serán detallistas con cada pregunta. Tu labor será responder a cada uno de sus interrogantes para poder realizar la venta.

Clientes impulsivos

Los clientes impulsivos se reconocen por colocar sus emociones en el proceso de compra. Todo aquello que estimule su sistema límbico será suficiente para adquirir un producto o servicio. No se detienen a pensar si realmente lo necesitan o si podrán usarlo en algún momento.

Clientes racionales

Estos clientes van al grano. No les gusta que los saturen de información. Antes de realizar cualquier petición o pregunta, ellos ya dedicaron un porcentaje de su tiempo en indagar acerca de tu marca. Suelen manejarse mucho mejor a través de los canales tradicionales de marketing, ya que los sienten mucho más reales y confiables.

Clientes indiferentes

Junto con los problemáticos, estos son los clientes que debes dejar ir. Su actitud y forma de pensar no te serán de ayuda a la hora de lograr los objetivos de tu emprendimiento. Los primeros, pueden ser descorteses, groseros, arbitrarios y déspotas. Por su parte, los segundos carecen de interés por conocer tu marca o los beneficios que esta puede ofrecer.

Tipos de clientes según su poder de compras

Los tipos de clientes también pueden clasificarse de acuerdo al poder que manejan durante el proceso de compra. Entre los más destacados están:

Clientes embajadores

Son los clientes más esperados por las empresas. Realizan compras de forma frecuente, aprueban todos los productos que ofrece la marca y, además, recomiendan la marca con todos sus contactos, lo que aumenta tus beneficios de manera notable.

Clientes frecuentes

Los clientes frecuentes suelen consumir el producto o servicio de manera permanente. Esto dependerá mucho del tipo de estrategia que apliques en tu marca, pero también de lo que ofreces. Hay muchos sectores que no requieren de un consumo regular, como es el caso de la compra de electrodomésticos.

Clientes regulares

Estos clientes son en los que debemos trabajar para enfocarlos en nuestro negocio. No suelen “casarse” con una marca, sino que consumen aquella que sea de mayor conveniencia, según su accesibilidad y precio.

Clientes ocasionales

Estos clientes realizan la compra una vez en su vida por oportunidad. Esto sucede en sectores con mucha demanda y opciones abundantes. A los usuarios les da lo mismo adquirir las opciones ofrecidas en otros establecimientos.

factores que intervienen en el comportamiento del consumidor

¿Está bien dejar ir a ciertos tipos de clientes?

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase “el cliente siempre tiene la razón”? Si bien, es importante ofrecer un servicio de calidad y hacer que nuestros clientes tengan una buena experiencia de usuario, debemos saber cuándo hay que marcar un límite.

Hay ciertos tipos de clientes con los que es mejor no relacionar nuestro negocio, ya sea porque pueden generar pérdidas o simplemente porque no dan una buena imagen. Clientes que no respeten tu trabajo, no valoren tu tiempo, sean problemáticos o que no quieran pagar, son opciones que debes tener lejos de tu emprendimiento.

Conclusión

Los clientes siempre serán un recurso de interés para nuestro negocio. Dedicarles tiempo para escucharlos, entenderlos y conocer sus necesidades será fundamental para el éxito y la rentabilidad de tu emprendimiento. ¿Quieres aprender más técnicas para atender a cada tipo de cliente? Ingresa y regístrate en nuestro Diplomado en Ventas y Negociación. Aprende con los expertos y lleva tu empresa hasta donde deseas.

Si estás hasta ahora comenzando y buscas una guía confiable, te aconsejamos el Diplomado en Creación de Negocios. Obtendrás todas las herramientas necesarias para comenzar tu proyecto de manera idónea. ¡Inscríbete ahora!

Jonathan Hermida
Docente en Emprendimiento