+1 (305) 908-3413
Brissa Iliana Albarrán Castro
Brissa Iliana Albarrán Castro
8 min de lectura

Aprende la anatomía y patologías de las uñas

Aprende la anatomía y patologías de las uñas

Para garantizar un acabado sano y profesional de las uñas de tus clientas es importante que reconozcas la estructura anatómica de la uña, siguiendo los lineamientos correctos para mantener la estética de adentro hacia afuera en la realización del manicure

Checklist: verifica qué te hace falta en tu kit profesional para emprender como manicurista
Quiero mi checklist

Las uñas, su crecimiento y su propósito

La función de las uñas es proteger el hueso externo de los dedos, ya sean de las manos o los pies, la yema y los tejidos blandos circundantes de lesiones. En las yemas de los dedos existen una gran cantidad de terminaciones sensoriales que permiten diferenciar sensaciones como el tacto, el dolor y la temperatura. Debido a la sensibilidad y fragilidad de estas fibras nerviosas, es importante protegerlas. 

La uña cubre, en forma de almohadilla, la parte inferior del dedo que es carnosa. Es por eso que la placa de la uña está diseñada para proteger pero también para actuar como un amortiguador, ya que se agrieta y se rompe bajo presión en caso de tener un impacto. Es por esto que el lecho ungueal y las terminaciones nerviosas deben exponerse únicamente a un daño mínimo, de ser posible.

Las células de las uñas se originan en la matriz y avanzan hacia las yemas de los dedos. Cuando se exponen por primera vez debajo de la cutícula, son suaves y esponjosas, solo se endurecen y queratinizan cuando se exponen al aire. A medida que crece, la uña continúa hacia adelante en la forma y el ancho del lecho ungueal. Cuando la placa de la uña se extiende más allá del hiponiquio y este se convierte en el borde libre. Es importante mantener ese borde, ya que esto asegura que todo el lecho ungueal esté cubierto y por lo tanto, protegido.

Partes de las uñas

Partes de las uñas
Partes de las uñas

Familiarízate con la anatomía de la uña para fortalecer su crecimiento y ayudarle a ejercer su función de forma correcta. 

Lúnula

La lúnula está ubicada al principio de la base de la uña y hace parte de la matriz, es común que tienda a ser de un color más pálido, casi blanco, en forma de media luna. También es frecuente que desaparezca con el paso del tiempo.

La cutícula

Es un tejido formado por células muertas que completan la estructura de la uña. Su principal función es proteger la matriz.

El paroniquio

Este se encuentra en los bordes laterales de las uñas y su propósito específico es la protección, ya que evita el ingreso de bacterias u hongos.

El hiponiquio

Está situado justo antes del borde libre de la uña, compone la capa final que recubre la piel. Debes ser muy cuidadoso al tratar esta área, puesto que cortar demasiado la uña puede ocasionar una ruptura y posteriormente una infección.

Placa ungueal

La placa ungueal se encarga de la protección total de la uña. Es una capa dura compuesta de tejidos y se forma encima de la piel, yendo desde la matriz, hasta el borde libre. Esta será a la que le darás color y brillo.

Lecho ungueal

El lecho ungueal es la continuación de la matriz, formado por un tejido epidérmico y su estructura sirve para formar la base principal de la uña.

Eponiquio

El eponiquio es la piel ubicada antes de la matriz de la uña y está compuesta principalmente por queratina, actuando como barrera protectora de la raíz.

Raíz de la uña

La raíz o matriz es donde empieza el proceso de formación. Allí se encuentran las células encargadas de la construcción de la placa principal de la uña.

Falange

La falange es el hueso formado debajo de toda esta estructura. Es la parte ósea que proporciona apoyo a la punta de cada uno de los dedos.

Borde libre

Luego del hiponiquio encuentras el borde libre, cuya parte es independiente de la uña y a partir de allí se define el largo de la uña, por lo tanto se debe mantener siempre limpio.

Patologías o enfermedades de las uñas

Patologías o enfermedades de las uñas
Patologías o enfermedades de las uñas

Las uñas reflejan tu estado de salud, por lo que si eres una manicurista profesional, seguro vas a tener que conocer e identificar a simple vista lo que pueden padecer las manos de tus clientas; esto con el objetivo de otorgar mejor cuidado y alertar a la persona de lo que puede tener. Algunas enfermedades comunes son:

Las uñas estriadas

Las estrías en las uñas pueden ser de dos formas, horizontales o verticales. Ambas ocurren a nivel superficial y corresponden a una alteración en el crecimiento. Se pueden tratar generalmente con esmaltes y/o geles para rellenar y así dar una mejor apariencia.

Checklist: verifica qué te hace falta en tu kit profesional para emprender como manicurista
Quiero mi checklist

Separación por capas

La separación por capas o la descamación se caracteriza por una debilidad en el plato ungueal, lo cual produce un quiebre en la uña. La resequedad y abuso de productos como, por ejemplo, la lejía y el detergente asisten a esta patología. En este caso, es recomendable que le comuniques a tu clienta que consulte a un profesional para cuidar, de forma profunda, sus manos.

Uñas color amarillo

El color amarillo en las uñas refleja la presencia de hongos y en ocasiones es un indicativo de un déficit alimenticio o enfermedades.

Uñas encarnadas

La uña encarnada es una afección que suele presentarse en los laterales de las uñas. Puede llegar a ser muy doloroso, así como algo realmente incómodo, es muy común que se presente debido al uso de zapatos muy ajustados, una mala práctica de manicure o pedicure y, en ocasiones, también puede ser de origen hereditario. 

Uñas con hongos

Las uñas afectadas por hongos presentan cambios de color, forma, picor o alguna secreción, en la mayoría de los casos. Es causado por el mal cuidado de las uñas, la constante humedad o el abuso de productos nocivos para la piel.

Microtraumatismos

Esta es una lesión que puede ocurrir por ejercer mucha presión sobre la uña o debido a alguna práctica agresiva. Suelen aparecer líneas más opacas, las cuales denotan el quiebre y manchas de tonos morados a consecuencia de golpes. Ocasionalmente tiende a mudarse la capa dura sobre la piel, es decir, la placa ungueal.

Manchas blancas

Las manchas blancas en las uñas son consecuencias de pequeños traumatismos en la estructura de la uña. Ocurren de forma inconsciente por un doblez muy brusco. En caso de presentar manchas blancas muy grandes, sería adecuado recomendar al cliente que visite a un especialista debido a que pueden ser signos o síntomas de alguna enfermedad.

Checklist: verifica qué te hace falta en tu kit profesional para emprender como manicurista
Quiero mi checklist

Uñas mordidas

Este es uno de los hábitos más comunes causado por estrés, nervios o ansiedad. En ocasiones puede haber hasta pérdida total de la uña si se da por sentada esta práctica. Por un lado, es un mal hábito y es recomendable eliminarlo ya que trae como consecuencia una mala impresión estética. También contribuye a la adquisición de enfermedades, las cuales pasan de las manos a tu organismo.

¡Protege las uñas y manos de tus clientes! 

Manos de una mujer apoyadas en una toalla

Como ya sabes, las manos son la primera carta de presentación ante los demás. Tú como profesional en manicure requieres estar capacitada e informada sobre las condiciones de salud de las manos y uñas de tus clientes, que te permita atender correctamente cualquier inconveniente que pueda presentarse.

Por otro lado, las uñas cumplen un papel fundamental en el cuidado del organismo, ya que el mismo cuerpo genera tejidos para proteger la piel y es allí donde se evidencian algunas enfermedades. 

Recuerda seguir capacitándote para brindar consejos a tus clientes de cómo cuidar la salud de uñas, manos y pies. Te recomendamos nuestro artículo sobre cómo mantener las uñas de tus clientes saludables.  

Deja una respuesta

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más