Nayaret Belén Ramírez Segura
Nayaret Belén Ramírez Segura
Docente en Escuela Oficios
8 min de lectura

Cómo realizar un mantenimiento preventivo a los paneles solares

Hombre realizando mantenimiento preventivo a los paneles solares del techo de una casa

Como técnico en instalación de paneles solares sabes que el mantenimiento preventivo permite conservar y alargar la vida útil de la instalación solar térmica a través de una limpieza e inspección periódica. Hoy te recomendaremos dos formas de hacerlo:

  • Una para que la indiques a tu cliente, la cual podrá realizar posterior a tu explicación.
  • Otra la cual está pensada para que alguien como tú lo realice. 

¿Qué es un mantenimiento preventivo?

Un mantenimiento preventivo es el servicio de limpieza y revisión del correcto funcionamiento y estado óptimo de los componentes que integran la instalación solar. Es importante realizarlo con el objetivo de conservar su eficiencia y fiabilidad. Si bien las instalaciones solares térmicas duran alrededor de diez años, estas requerirán revisiones de rutina para detectar de forma oportuna, cualquier falla que pudiera afectar su operación, así como la posibilidad de brindar asistencia oportuna. 

Realiza una limpieza e inspección periódica 

Si ejecutas la limpieza e inspección periódica de la instalación solar térmica, es posible asegurar su funcionamiento. Para llevarlo a cabo deberá hacerse periódicamente, cada uno, tres, seis y doce meses. Algunas rutinas que puedes implementar son las siguientes. Si desconoces cuál de ellas es la ideal, considera el tiempo que tiene en servicio la instalación, una inspección y la solicitud de tu cliente.

El siguiente procedimiento puede ser realizado por cualquier persona. De ser posible, puedes capacitar a tu cliente para que él mismo pueda hacerlo en un futuro. Recuerda hacerle la asesoría correcta para evitar errores o dudas al ejecutar la rutina. Conforme avances en la inspección y encuentres fallas, determina la necesidad de un mantenimiento correctivo.

Rutina de limpieza #1 para paneles solares (lo puede hacer cualquier persona)

Hombre midiendo la intensidad eléctrica en un panel solar previo a realizar un mantenimiento preventivo

Para la limpieza del colector

Necesitarás los siguientes materiales:

  1. Agua para hacer la limpieza.
  2. Jabón líquido, si gustas puedes mezclarlo con limpiador para vidrios.
  3. Balde de agua o una manguera. De ser posible utiliza un rociador industrial.
  4. Un paño de microfibra, bayoneta o franela. 
  5. Guantes.
  6. Jalador de agua.

Limpia el colector

  1. Elige el horario que esté fuera de la Hora Solar Pico de la zona o un día nublado. Es clave que lo elijas correctamente para evitar un choque térmico. Por ello es recomendado que se realice por la mañana, de forma que los colectores estén tibios a una temperatura ambiente.
  1. Luego limpia la superficie del colector despejándola de objetos o residuos que puedan estar sobre él como ramas, piedras o basura. Recuerda siempre humedecer la superficie en los colectores antes de pasar el paño, ya que no puede haber limpieza en seco. 
  1. Si puedes utilizar una aspiradora en la modalidad de salida de aire a presión, puedes usarla para quitar el polvo. Recuerda ser lo suficientemente cuidadoso para evitar daños en el vidrio del colector.
  2. Posteriormente, moja con agua y jabón líquido la superficie del colector solar; puedes usar un rociador industrial. Luego enjabona la instalación con la mezcla y frótala con el paño. Sé cuidadoso y revisa la superficie del colector antes de pasarle el trapo, ya que puede rayarse si le ha quedado algún residuo. Finalmente enjuaga con agua.
  3. Deja secar al aire libre o frótalo con otro paño limpio, que permita secar la superficie del captador. 

Para realizar la inspección

Para realizar este proceso, observa y asegura que no existen fugas en los componentes de la instalación:

En el acumulador:

  1. Asegúrate de que no existan derrames de agua en las orillas de este elemento.
  2. Observa si existe sarro en su superficie, en las válvulas y conexiones hidráulicas. Si lo hay, es un indicador del deterioro del material y puede causar fugas. Es una señal de alerta que indica que es necesario un mantenimiento correctivo.
  3. Verifica también que no haya derrame de agua por los niples.

En el colector:

  1. Si manejas un colector solar de tubos de vacío, observa que esté la superficie seca sin agua escurriendo entre las gomas de guardapolvos, el acumulador y los tubos de vacío. Si identificas humedad dentro de estos conductos o fuera de ellos, será necesario que los reemplaces.
  1. En el caso de los colectores solares planos, revisa que estén secos sin humedad. Examina la unión entre el marco y el cristal. 
  1. Verifica que en la conexión de las válvulas estén limpias sin escurrimientos.

En las tuberías:

  1. Comprueba que la superficie esté lisa, sin grietas o escapes de agua en los tubos, particularmente en donde están las uniones.
  1. Verifica que los tubos estén en buenas condiciones y carezcan de golpes. Estos pueden presentarse aunque los conductos no tengan grietas notables.

En la estructura:

  1. Comprueba que la estructura tenga rigidez y que sus tubos se encuentren en buen estado.
  2. Verifica que toda la tornillería una correctamente cada parte de la estructura.
  3. Observa que la fijación de la estructura esté firme.

Rutina de limpieza #2 de paneles solares (lo debe realizar un técnico)

Este procedimiento, a diferencia del primero, deberá realizarlo personal calificado en energía solar y será un servicio que deberás ejecutarlo de acuerdo a lo estipulado en la garantía.  Para este caso, este mantenimiento se ejecutará por las guías del fabricante para cada uno de los componentes de la instalación. 

En la inspección:

  1. Corta el suministro de agua fría, cerrando la llave de paso del tinaco, antes de iniciar cualquier revisión.
  1. Inspecciona visualmente las tuberías y accesorios. Verifica que no haya deformaciones, golpes o fugas.
  1. Revisa el aislamiento térmico que exista en la instalación. Comprueba que esté en perfectas condiciones, sin cortes, diluido, grietas o golpes.
  1. Localiza la presencia de óxido en toda la instalación, y contempla si es necesario un reemplazo de lo observado. Toma la decisión que creas más conveniente, considerando el nivel de corrosión en caso de existir.

    Observa detenidamente las siguientes partes de la instalación, prestando atención al acumulador y en todas las válvulas. 

Además, dentro de los tubos de vacío y del colector plano, examina la válvula anticongelante en su entrada y salida de agua.

  1. El acumulador, los tubos de vacío no presurizados y la tubería son elementos donde existe alta carga de minerales y partículas suspendidas como cal. Para controlarlo, recomienda a tu cliente la limpieza cada seis meses y el drenaje regular. Este deberá ejecutarse cerrando el abastecimiento y abriendo la válvula de purga.

    Generalmente, para el drenaje regular se realiza un proceso de vaciado y llenado hasta que estés seguro de que esté limpio, libre de impurezas.
  2. Para las instalaciones presurizadas, es aconsejable que una vez al mes se monitoree la presión del sistema. Debe ser en frío o a temperatura ambiente baja, entre 5 y 20 °C; por lo general esta examinación se realiza en las mañanas. La presión deberá encontrarse sobre 1.5 kg/cm2, la cual podrás verificar con un manómetro hidroneumático.

La rutina de limpieza de los colectores será la misma y puedes ejecutarla siguiendo los pasos expuestos en el título “Para la limpieza del colector”. 

Periodicidad del mantenimiento preventivo

Hombre realizando limpieza y  mantenimiento preventivo a un panel solar

La periodicidad del mantenimiento preventivo varía de un tipo de servicio a otro. Aquí te recomendamos algunos momentos: 

  • Para la limpieza, deberás limpiar el colector y acumulador según sea el caso de la instalación, cada mes o cada tres meses.
  • La eliminación de sarro es importante para el correcto funcionamiento. Por eso ten en cuenta hacerlo cada seis meses y cada año. Para ello deberás:
    • Drena toda la instalación.
    • Revisa cada jarro de aire instalado con tinaco.
    • Revisa el funcionamiento de la válvula check, purga de aire y la válvula de seguridad. 
    • Te sugerimos crear una solución ácida con vinagre en el acumulador.
  • La eliminación de la corrosión deberá realizarse cada seis meses y anualmente. Para ello solo debes revisar el ánodo de sacrificio en cada purga y reemplazarlo si se ha consumido por completo

¡Recuerda el mantenimiento frecuente y seguro!

El procedimiento de mantenimiento preventivo en una instalación solar es un poco fácil, recuerda ser cuidadoso y observador para identificar fallas en el momento adecuado. También procura manejar paso a paso con cautela para evitar dañar componentes. Ten presente que la periodicidad para llevar a cabo este procedimiento es cada mes o tres, según las indicaciones del fabricante.

Deja una respuesta

Nayaret Ramírez es docente de la Escuela de Oficios, impartiendo clases en los Diplomados de Reparación Electrónica, Energía Solar y Energía Eólica de Aprende Institute.

Formación profesional

Nayaret Ramírez es docente de la Escuela de oficios, impartiendo clases en los Diplomados de Reparación Electrónica, Energía Solar, y Energía Eólica de Aprende Institute. Es Licenciada en Ingeniería en Electrónica de la Universidad Autónoma Metropolitana. Las matemáticas siempre fueron su pasión, pero estudiar ingeniería le dió un cambio positivo a su vida, pues siempre quiso aplicarla de formas diferentes a su futuro.

Experiencia profesional

Servicio social como apoyo a docencia en el área de mecatrónica, también para el curso de Dibujo Mecánico Asistido por Computadora donde principalmente se diseña con el programa AutoCAD.

Experiencia en Seminarios como Avances de las Mujeres en Ciencias, Humanidades y de Antenas por la UAM- Azcapotzalco. Trabajó como docente para el Departamento de Electrónica de la UAM-Azcapotzalco en el Área de Instrumentación, Sistemas Inteligentes y Procesamiento de Señales. Transmitir sus conocimientos como docente es fundamental en su carrera. 

Conoció  programas o aplicaciones que sirven hoy en día para investigaciones, diseño o simplemente para aprendizaje. El trabajo en Seminarios le brindó la oportunidad de aprender el trabajo administrativo que se requiere en todo ámbito empresarial.

Su más grande pasión

Al trabajar como docente en la UAM-Azcapotzalco descubrió que podía apoyar a las personas al transmitir sus conocimientos, incentivándolas a ser aplicadas en un futuro. El Seminario de Avances de las Mujeres en Ciencias, Humanidades y todas las disciplinas enriquecieron su carrera, ya que en el ámbito de la Ingeniería Electrónica hay muy pocas mujeres y eso le hace sentir aún muy orgullosa. Allí aprendió que no hay límites para los logros o proyectos a realizar.

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más