+1 (305) 908-3413
Paola Rubio
Paola Rubio
Contribuidor en Escuela Bienestar
7 min de lectura

¿Cómo dominar el mal genio y el enojo?

imagen de dos mujeres, una sonriendo, la otra mujer enojada

El enojo es un sentimiento totalmente natural; no obstante, cuando te enfureces y sientes que la ira te controla puede representar un gran desafío. Si quieres controlar tus sentimientos necesitarás ejercitar tu autoconciencia autocontrol ¡la buena noticia es que puedes desarrollar estas habilidades!

Una buena estrategia para manejar nuestras emociones es volverte amigo de ellas. ¿Qué haces antes de iniciar una relación de amistad? Lo más común es conocer a la persona, de la misma manera puedes lograr una buena relación con tus emociones, si primero las conoces, identificas cómo las experimentas y posteriormente las tratas. 

En el presente artículo aprenderás cómo dominar el mal genio por medio de técnicas de inteligencia emocional y mindfulness ¡vamos!

Ilustración de una mujer

¿Qué son las emociones?

¿Estás listo para emprender esta nueva amistad? ¡Perfecto! El primer paso será conocer y aceptar a tu amigo tal como es. Debes saber que las emociones representan una alteración intensa en nuestro ánimo, estas pueden ser agradables o penosas, se experimentan en el cuerpo y suelen ser pasajeras. 

Todas las emociones tienen el propósito de aumentar nuestro bienestar y probabilidades de supervivencia; además, pueden modificarse conforme a nuestra experiencia y a los aprendizajes que acumulamos a lo largo de nuestra vida.

Las emociones nos sirven en tres aspectos fundamentales

Adaptativas

Cada emoción, con su utilidad específica, nos facilita ajustarnos a nuevas condiciones ambientales.

Motivacionales

Las emociones aumentan y dirigen las conductas con el propósito de transformar una situación dolorosa o desagradable en placentera o agradable.

Comunicativas

A nivel intrapersonal son una fuente de información, pues comunican sentimientos e intenciones en nuestras relaciones con otros.

esquema de los tres tipos de emociones

Existen momentos en la vida en los que puedes sentir que pierdes el equilibrio a causa de las emociones, por lo que existen dos habilidades que puedes cultivar para enfrentar las situaciones difíciles y convertirte en la mejor versión de ti mismo ¡vamos a conocer cada una!

Curso gratis: Psicología Positiva para llegar a la felicidad
Quiero ir a la lección gratis

Inteligencia Emocional: concientiza tus emociones

La Inteligencia Emocional (IE) es una herramienta que te permitirá tener una mejor relación contigo y con el mundo. El psicólogo Daniel Goleman (1998) la definió como la capacidad de identificar, regular y expresar correctamente nuestras emociones; esta capacidad nos permite experimentar empatía y confianza en las relaciones. Al ser una habilidad que puede desarrollarse, la IE es totalmente medible, ejercitable y se encuentra al alcance de todos.

Sin la IE, competencias como el liderazgo y la negociación no podrían llevarse a cabo ¿ahora entiendes su gran poder? 

gif de una balanza, a un lado un corazón, al otro un cerebro

Cuando vives con inteligencia emocional, puedes disfrutar de una mejor experiencia de vida. Algunos de sus beneficios son: 

Esquema de los tipos de inteligencia emocional

¿Cómo me ayuda la IE a dominar mi enojo y mal genio?

  • Una persona con inteligencia emocional es serena, puede decir que está enojado administrando la emoción y actuando con conciencia. 
  • Si trabajas la inteligencia emocional, sabrás decir que estás molesto sin descalificar, humillar ni faltar al respeto. 
  • En este sentido, la moderación es una de las cualidades que caracteriza a una persona emocionalmente inteligente. 
  • Asimismo, podrás identificar las cosas que disparan tu emoción o detonadores; es decir, estímulos que te hacen reaccionar frente a algo.
  • Todos tenemos nuestros detonadores, reacciones exacerbadas que nos hacen actuar de manera irracional, por ejemplo, la impuntualidad.
  • Cuando detectes tus detonadores, podrás aprender a manejarlos, así tendrás una mejor relación contigo mismo y la gente que te rodea. 
ilustración de inteligencia emocional

Además, hay cuatro habilidades clave que puedes practicar para fortalecer la inteligencia emocional en tu vida: 

1. Autoconsciencia 

Esta cualidad te ayuda a identificar, entender y describir cómo nacen tus emociones, de igual forma te permite concientizar tus fortalezas, áreas de oportunidad, anhelos y miedos.

2. Autocontrol o autorregulación 

Nos habla de la capacidad de gestionar adecuadamente las emociones, sean agradables o no; de esta forma podemos expresarlas en el momento, contexto, intensidad y con las personas indicadas. 

La autorregulación requiere un esfuerzo mayor que la autoconciencia, pues implica frenar ciertos impulsos; no obstante, siempre es posible desarrollar esta habilidad.

3. Motivación 

Es el motor interno que activa nuestra fuerza y nos hace alcanzar nuestros objetivos y metas. La motivación tiene un vínculo directo con nuestro quehacer diario, es la razón por la que nos despertamos alegres por las mañanas y nos acostamos satisfechos por las noches.

4. Empatía 

Es una de las habilidades más importantes para establecer relaciones humanas de calidad. Para Goleman, es el radar social que nos permite percibir lo que otros sienten, una comunicación sutil que nace de aptitudes como el autoconocimiento y autodominio. 

Ilustración de un hombre mirando al cielo, a su alrededor 5 emojis

Si quieres profundizar en este tema, te invitamos a ver nuestro artículo “identifica los tipos de emociones con inteligencia emocional”.
Además de la Inteligencia Emocional, existe otra herramienta que puedes utilizar para controlar tu enojo o ira. Me refiero al mindfulness ¡conozcamos esta increíble disciplina!

Mindfulness: vuélvete amigo de tus emociones

El mindfulness o atención plena es una técnica de relajación y meditación que proviene del budismo. Es muy útil para reducir el estrés, aliviar los síntomas de trastornos psicológicos como la ansiedad, el mal genio y el enojo. Se ha comprobado que el mindfulness reduce los estados emocionales negativos en las personas e incrementa sus sentimientos positivos.

Esta técnica se basa en centrarte en el momento presente, observar tus emociones sin tratar de controlarlas o evitarlas y simplemente percibir cómo surgen y se disuelven. Los sentimientos están cargados de  significados que tú mismo les das, por eso en mindfulness se observan desde una posición menos inmersiva.  

Las acciones de enojo, alegría, espanto, entre otras, suelen activarse en piloto automático, de esta manera una emoción pasajera puede convertirse en un sentimiento permanente. Aunque reaccionar es una respuesta muy humana, hacerte consciente y entrenar tu mente también lo es ¡puedes lograrlo!

ilustración de una mujer meditando

Seguramente, ahora te preguntarás ¿Cómo el mindfulness evitará que reaccione sin enojo? Para ello puedes utilizar los siguientes pasos y el método R.A.I.N:

  1. Si tienes un sentimiento elaborado, no huyas ni lo escondas, reconoce que se creó a partir de un suceso interno o externo, obsérvalo y acéptalo tal como es.
  1. Comprende que tu no eres tus emociones, solamente las experimentas, así podrás des-identificarte de ellas; por ejemplo, no es que seas enojón, pero experimentas enojo. Nota las emociones, respira largo, profundo y deja que se vayan. 
  1. Cuanto más abierto estés a tus propios sentimientos, podrás leer mejor los de los demás; esto te ayudará a conocerte, así como a cultivar compasión y empatía hacia ti mismo y el mundo. 
  1. Cuando reconozcas tus emociones deja de reaccionar en automático, date la oportunidad de percibirlas y no juzgues la situación. Míralas desde una perspectiva más amplia. 

por medio de la técnica R.A.I.N son: 

Esquema de imagen con las letras R A I N

Si quieres conocer algunas técnicas de mindfulnees, te recomendamos nuestro artículo “Ejercicios de mindfulness para reducir el estrés y la ansiedad”.

La inteligencia emocional y el mindfulness son dos grandes herramientas que te ayudarán a dominar el mal genio y el enojo, de esta forma te será mucho más sencillo aprender a gestionar distintas emociones, reacciones o actitudes, y afrontar las diferentes situaciones de la vida. 

Aunque este camino no es precisamente sencillo, no quiere decir que sea imposible, trata de disfrutar el proceso y cada que experimentes enojo no te identifiques;  toma conciencia y aprende, con el tiempo y mucho amor hacia ti mismo podrás transformarte y convertirte en la mejor versión de ti mismo.

Curso gratis: Psicología Positiva para llegar a la felicidad
Quiero ir a la lección gratis

¿Te gustaría profundizar en este tema? Te invitamos a inscribirte en nuestro diplomado en Psicología Positiva y Mindfullness, en el que aprenderás a mejorar tu calidad de vida, manejar el estrés y reconocer tus emociones para equilibrar tu mente y mejorar la relación con tu entorno ¡vamos!

Deja una respuesta

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más