+1 (305) 908-3413
Chef Aurora Sánchez
Chef Aurora Sánchez
Docente en Escuela Bienestar
14 min de lectura

Arma un menú saludable para un paciente con diabetes

plato en forma de corazón con frutas y verduras

Probablemente has escuchado alguna vez sobre los riesgos de la diabetes, tienes algún familiar con esta enfermedad o incluso tú has sido diagnosticado con este problema de salud,  cualquiera que sea tu caso, es muy importante que te mantengas informado y entiendas en qué consiste este padecimiento, así podrás prevenirlo o controlarlo en caso de presentarlo.

Si tú o alguien de tu familia tiene diabetes, debes saber que una parte fundamental del tratamiento será la creación de un plan de alimentación adecuado, para ello es fundamental que se realice una terapia nutricional que evalúe el estado de nutrición del paciente y así determinar qué alimentos pueden ayudar a tratar la enfermedad y evitar mayores complicaciones.

En este artículo aprenderás qué es la diabetes, cuáles son sus síntomas y qué alternativas alimenticias puedes implementar para manejar este padecimiento ¡Mejora tu salud por medio de la nutrición! ¿Estás listo? ¡Vamos! 

mujer pinchándose el estómago

¿Sabes que la nutrición y buena alimentación pueden ayudarte a mejorar tu salud? Descubre cuál es tu plan de alimentación adecuado con nuestro formato de calculo de dietas.

Plan de alimentación para diabéticos

Recuerda que  lo mejor será que el  plan de alimentación para diabéticos esté diseñado a la medida, además de estar acompañado por una correcta orientación profesional que impulse a cambiar los hábitos; de esta forma no sólo serán modificaciones temporales, sino un estilo de vida que te permita controlar esta enfermedad.

Actualmente se sabe que la comida sana puede prevenir hasta en un 70% los casos de diabetes tipo 2, además es posible que nos ayude a evitar la hiperglucemia, al proporcionarnos los nutrientes necesarios que cubran todos nuestros requerimientos, ayudando así a que nuestro cuerpo experimente una armonía.

pan integral con aguacate y lechuga

La base para lograr una alimentación adecuada es similar a la que seguiría un individuo que se preocupa por su salud, los platillos deben integrar todos los grupos alimenticios de forma equilibrada y es importante que se consuman en las porciones adecuadas, por lo que te recomendamos considerar los siguientes porcentajes para tus comidas:

  • 45  a  60%  hidratos  de  carbono
  • 25  a  30%  lípidos
  • 15 a 20% proteínas
porcentajes de comidas

Igual de importante que la alimentación, los hábitos que realizamos día a día pueden influir en diversos aspectos de nuestro comportamiento y por consiguiente de nuestra salud, existen algunos hábitos que podrán ayudar a tu organismo a tener un mejor proceso de absorción de energía, sigue los siguientes tips:

1. Establece horarios de comida 

Por lo regular es recomendable realizar tres comidas principales y dos colaciones pequeñas e intermedias, si estableces un horario para todas tus comidas, podrás ayudar a tu cuerpo a prevenir hipoglucemias, provocadas por pasar muchas horas sin alimento y te será más sencillo controlar las porciones que consumes. 

2. Crea una dieta con bajo aporte de azúcares refinados

Si tienes diabetes no se te prohíbe consumir hidratos de carbono, pero debes evitar y limitar todos los alimentos ricos en azúcar simple como: dulces, pan dulce, galletas, postres, pasteles, natillas, gelatina, etc. De hecho, los azúcares simples, incluidas las frutas, no deben exceder el 10% de las calorías totales.

3. Establece una dieta con un elevado aporte de fibra dietética

La fibra dietética es un elemento que, además de ayudar a tener una buena digestión, hace que la absorción de la glucosa sea más lenta y se pueda aprovechar mejor la energía, por este motivo se considera fundamental en un plan de alimentación para personas con diabetes.

4. Dieta con un bajo aporte de grasas

Se debe cuidar el consumo de grasas, especialmente cuando hablamos de grasas saturadas, para cuidar este aspecto los lípidos no deben aportar más del 25% al 30% de las calorías totales del plan de alimentación, esto ayudará a  controlar  el peso corporal y a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

Es preferible consumir pollo o pescado, en lugar de carnes rojas, además se recomienda que estas sean magras (sin piel, lomo, filete, molida y sin grasa).

5. Limitar el consumo de sal 

Disminuir el consumo de sodio te ayudará a controlar tu presión arterial, si quieres controlarla de mejor manera, se recomienda evitar los alimentos enlatados (frijoles y atún), alimentos precocinados (sopas, salsas, guisos congelados), así como embutidos y carnes secas (machaca, cecina). 

También es aconsejable que utilices poca sal al momento de cocinar, intenta no agregarla a los alimentos ya preparados y experimenta con otro tipo de sazonadores como pimienta, ajo, cebolla, hierbas, y especias.  Por último,  limita  los alimentos industrializados y las bebidas carbonatadas.

6. Evita el consumo de alcohol y cigarro

Si tienes diabetes, no es recomendable consumir alcohol o tabaco, ya que pueden empeorar este padecimiento. Aunque es posible ingerirlo en  ocasiones  especiales o de forma esporádica, debes intentar no exceder más de una porción en el caso de las mujeres y máximo dos si eres hombre. 

7. Consumo de edulcorantes 

Los  edulcorantes  son  sustancias  que  tienen  un  sabor dulce pero no son azúcar, por lo que aportan menos calorías y no necesitan insulina para metabolizarse, su consumo es ideal en este tipo de alimentación. 

La OMS recomienda incluirlos con moderación para sustituir el azúcar de mesa, utilizando un máximo de 5 a 8 sobres al día; sin embargo, lo más importante será que aprendas a disminuir el consumo de alimentos dulces, para mejorar tus hábitos alimenticios.

reloj, sal, postres, verduras y panes

El menú ideal para un diabético: método del plato

Para calcular la cantidad de las porciones se recomienda utilizar el método del plato, una manera sencilla propuesta por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) para saber cómo escoger tus alimentos y balancear tus comidas. Si quieres realizar este procedimiento, te aconsejamos seguir los siguientes pasos:

Utiliza un plato de comida plano y traza una línea imaginaria por la mitad, después vuelve a dividir una de las partes en dos, de esta manera, tu plato quedará fraccionado en tres secciones.

verduras cereales y postres

Paso #1 

Llena la porción más grande con verduras de tu preferencia, por ejemplo lechuga, espinaca, zanahoria, col, coliflor, brócoli, jitomate, pepinos, champiñones o pimientos. Intenta variar tus opciones para que puedas explorar más sabores. 

Paso #2 

En una de las secciones pequeñas agrega cereales y granos, de preferencia elige opciones como: tortillas de maíz, panes integrales, arroz integral, pasta integral, palomitas  de  maíz sin grasa, entre otros.

Paso #3

En la segunda sección pequeña coloca un alimento de origen animal o leguminosa, puede ser pollo, pavo, pescado, cortes magros de carne de cerdo o res, huevo, queso  bajo en grasa, frijoles, lentejas, habas o chícharos.

Paso #4

Complementa con una bebida, para ello se aconseja utilizar líquidos sin azúcar como agua, té o café. 

Paso #5

Si tu plan de alimentación te lo permite, puedes agregar un postre opcional incluyendo una fruta o lácteo. 

Por último, es posible utilizar aceites vegetales, semillas oleaginosas o aguacate para aderezar y cocinar tus alimentos. ¡Tu comida está lista!

aceite y aguacate

Las consecuencias más serias de la hipoglucemia (disminución de azúcar en la sangre) se relacionan con el daño al cerebro, la pérdida del conocimiento o incluso un coma, estos padecimientos puede controlarse en gran parte gracias a la alimentación; por este motivo, en los últimos años se le ha empezado a prestar más atención al hecho de que los pacientes con diabetes lleven una dieta saludable y equilibrada

Tengas o no diabetes, recuerda que la alimentación saludable es la base de tu salud y bienestar. Prestar atención a los nutrientes que tu cuerpo obtiene es un asunto que puede influir en diferentes aspectos de tu vida. Seguramente estos consejos te serán de ayuda, no dudes en ponerlos en práctica para lograr una mejor alimentación.

mujer sonriendo y sosteniendo un glucómetro y una naranja

Panorama actual de la diabetes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la diabetes como una enfermedad crónica no transmisible, caracterizada por presentar concentraciones elevadas de glucosa en la sangre, o hiperglucemia. Estos malestares ocurren cuando el cuerpo no es capaz de producir suficiente insulina o no puede utilizarla de forma correcta.

La función de la insulina es regular el nivel y la concentración de la glucosa (azúcar) en la sangre (glucemia),  por esta razón   tiene un papel vital, pues por medio del flujo sanguíneo se transporta el oxígeno y los nutrientes a todo el organismo.

ilustración glucosa e insulina

A lo largo de todo tu día, especialmente cuando comes, la concentración de glucosa en la sangre aumenta y el páncreas libera insulina, esta hormona ingresa en las células y funciona como “una llave” que permite usar el azúcar como una fuente de energía.

Cuando una persona padece de diabetes, el cuerpo no cuenta con suficiente producción de insulina y esto provoca que no funcione correctamente (resistencia a la insulina). Por este motivo, el funcionamiento de las células del hígado, los músculos y las grasas se ven afectados y esto desemboca en la dificultad del cuerpo para usar la energía proveniente de los alimentos.

esquema mujer haciendo ejercicio y hombre mayor

Tal vez este diagnóstico parezca desalentador, pero tienes muchas alternativas. Existen diferentes alimentos ricos y nutritivos que pueden ayudarte para enfrentar este padecimiento, así como alternativas y opciones con las que puedes experimentar. Un correcto plan alimentario te permitirá balancear tu cuerpo y sentir bienestar sin necesidad de grandes sacrificios  ¡quédate para saber cómo lograrlo!

glucómetro

Principales síntomas de la diabetes

Antes de ahondar en cómo hacer un plan alimenticio para un paciente con diabetes, me gustaría profundizar en un tema que suele generar bastantes preguntas ¿Cómo saber si alguien tiene diabetes? aunque es necesario que acudas al médico para saber con seguridad, existen cuatro síntomas a los que debes prestar atención:

1. Poliuria

Se le llama así a las ganas de orinar con frecuencia, es uno de los síntomas de la diabetes y suele presentarse por una concentración excesiva de glucosa en la sangre que el riñón trata de compensar mediante la orina.

2. Polidipsia

Se describe como un aumento inusual de la sed, causado por la eliminación excesiva de agua a través de la orina, lo que provoca que el cuerpo intente recuperar todo el líquido perdido.

3. Polifagia

Este síntoma consiste en experimentar mucha hambre de un momento a otro. Esto sucede porque las células no pueden obtener la energía de los alimentos, lo que causa un aumento inesperado en el apetito.  

4. Pérdida de peso inexplicable

También suele presentarse una pérdida de peso espontánea, ya que a pesar de consumir los nutrientes necesarios, tu  cuerpo  no  puede utilizarlos como fuente de energía.

inodoro, agua, pollo y báscula

Tipos de diabetes

Es importante destacar que la diabetes tiene diferentes clasificaciones, cada una cuenta con características, síntomas y tratamientos distintos, por lo tanto es muy importante identificar el tipo de diabetes que presenta cada persona. Los diferentes tipos de diabetes son: 

– Diabetes tipo 1

Representa entre el 5 y el 10% del total de casos diagnosticados. Este tipo de diabetes se caracteriza por contar con un importante factor genético, por lo que a diferencia de otros tipos de diabetes, no se puede prevenir con buena alimentación y un estilo de vida saludable.

La mayoría de las personas que lo padecen, es porque tuvieron un fallo o enfermedad en el sistema inmune, encargado de reconocer las sustancias extrañas en el cuerpo y mantenernos a salvo. Al no funcionar correctamente, el sistema inmune ataca por error a las células sanas del páncreas y por consiguiente afecta la producción de insulina, lo que hace necesario proporcionar al cuerpo insulina externa

Generalmente cuando se presentan los síntomas de la hiperglucemia y la diabetes se detecta, ya se han destruido aproximadamente el 90% de las células ß del páncreas y gradualmente se terminará con el 100%, esto termina por ocasionar  una  dependencia  completa  a  la  insulina  externa

Si padeces este tipo de diabetes, debes acudir al médico para que diseñe un plan a tu medida, los tratamientos suelen incluir toma de insulina, consumo de alimentos saludables,  movimiento constante (ejercicio) y realizar exámenes médicos con el objetivo de controlar el azúcar en la sangre, los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.

mujer adolescente con glucómetro

– Diabetes tipo 2

En este tipo de diabetes, el páncreas produce insulina de forma  insuficiente y poco  óptima, lo que repercute en una disminución de la sensibilidad y capacidad de respuesta de las células, lo que termina por causar hiperglucemia. 

La diabetes tipo 2 se desarrolla de forma gradual, es probable que los primeros años no se presenten síntomas evidentes; incluso se ha visto que el 46% de los adultos con diabetes tipo 2 no saben que la tienen; no obstante, cuando no hay diagnóstico ni tratamiento, la enfermedad puede volverse peligrosa, debido a que el deterioro celular es progresivo y con el tiempo aumenta el riesgo de presentar más complicaciones.

Una vez que se presenta la diabetes tipo 2 no se puede curar completamente, pero sí es posible controlarla con alimentación, ejercicio y tratamiento médico. El conjunto de estos cuidados te hará sentir mucho mejor.

mujer anciana con glucómetro

– Diabetes gestacional

La diabetes gestacional se suele diagnosticar entre el segundo y el tercer trimestre de embarazo, requiere de un tratamiento cuidadoso y adecuado para evitar tener complicaciones con el bebé. 

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional   desaparece con el nacimiento, pero si no se tienen cuidados para tener un estilo de vida saludable, puede aumentar el riesgo de que la madre desarrolle diabetes tipo 2 en los años posteriores. Si estás embarazada es muy importante que tengas una alimentación saludable para ti y tu bebé, no olvides cuidar de ti. 

mujer embarazada

Prediabetes 

Aunque no es formalmente otro tipo de diabetes, es una condición en la que también se presenta una alteración de la glucosa sanguínea, generalmente durante el ayuno o después de comer, pero sin llegar al rango en el que se considera diabetes. 

Para prevenirla es necesario aumentar la actividad física y llevar una alimentación correcta; si tienes sobrepeso u obesidad, es conveniente que disminuyas de peso para que puedas modular mejor la glucosa sanguínea, comienza con periodos de tiempo moderados y aumenta progresivamente para sentir mayor bienestar.

glucómetro digital

Si quieres profundizar más en los tipos de diabetes que existen, no puedes dejar de leer nuestro artículo “aprende a diferenciar los tipos de diabetes”, en el que aprenderás cómo reconocer sus causas y  posible tratamiento. 

La diabetes es una enfermedad crónica que no tiene cura, pero no te preocupes de más, independientemente de que presentes diabetes tipo 1, tipo 2 o gestacional, puedes controlarla por medio de un plan de alimentación adecuado. A continuación te compartimos algunos consejos que te serán de mucha ayuda. 

Aprende a cuidar la alimentación de un paciente con diabetes

¿Qué te parecieron estos métodos? Si quieres aprender más consejos que te impulsen a tener una alimentación equilibrada y te ayuden a tratar padecimientos como la diabetes u otras enfermedades, no olvides que Aprende Institute cuenta con los diplomados de Nutrición y Salud y Nutrición y buena alimentación, gracias a los cuales aprenderás a diseñar menús balanceados que mejoren tu bienestar. Recuerda que tu salud es primordial ¡No lo pienses más, te esperamos!

Deja una respuesta

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más