+1 (305) 908-3413

¿Para qué sirve la Vitamina C en la piel?

6 min de lectura
para-que-sirve-la-vitamina-c-en-la-piel

Uno de los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar de manera óptima es la vitamina C, motivo por el cual muchos profesionales de la salud recomiendan sumar cítricos para una dieta balanceada. Sin embargo, la alimentación no es la única forma de consumirla, ya que también puedes incorporarla a través de la cosmética.

La vitamina C cuenta con grandes beneficios, ya que favorece la regeneración de la piel, gracias a su función antioxidante y su capacidad para aumentar la producción de colágeno. Es por este motivo que se ha convertido en un ingrediente clave para el cuidado de la piel. A continuación te mostraremos cómo usar la vitamina C en la cara, cuáles son los beneficios que trae y sus efectos secundarios. ¡Comencemos!

¿Qué es la vitamina C?

La National Institutes of Health informa que la vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un nutriente hidrosoluble que se encuentra en ciertos alimentos como la naranja, el pomelo, el tomate, el brócoli y otros vegetales y frutas. 

Este mineral actúa en el cuerpo como antioxidante y es utilizado para reparar y mantener los tejidos celulares. El organismo necesita de la vitamina C para formar los vasos sanguíneos, los cartílagos, los músculos y el colágeno de los huesos, lo que la convierte en un elemento vital para el proceso de curación del cuerpo.

La vitamina C también fortalece el funcionamiento del sistema inmune y ayuda al organismo a aprovechar el hierro procedente de otros alimentos. Como el cuerpo no produce la vitamina C por sí mismo, es importante consumir alimentos que la contengan. 

La cosmetología es otro campo que ha sacado partido de este elemento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen algunos efectos secundarios de la vitamina c en la cara, así que siempre se recomienda consultar con un profesional nos enseñe cómo elegir una crema facial o cómo hacer una limpieza facial profunda según tu tipo particular de piel. 

Los efectos secundarios de la vitamina c en la cara pueden hacerse visibles a tan solo una hora de haberse aplicado un suplemento en altas dosis. Algunas de estas consecuencias pueden ser: 

  • Náuseas, vómitos y diarrea.
  • Hinchazón.
  • Cólicos estomacales.
  • Acidez estomacal.
  • Fatiga y somnolencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Cálculos renales.
tratando-la-piel-de-un-paciente

Beneficios de la vitamina C en la piel

Sin lugar a dudas, una de las preguntas más comunes que reciben los profesionales en dermatología es cómo usar vitamina C en la cara, ya que año tras año crece su popularidad. Veamos algunas de sus ventajas en detalle:

Antienvejecimiento

Cuando pensamos en utilizar vitamina C en la cara, uno de los beneficios que más nos atrae es el poder antienvejecimiento. Ésta activa la síntesis de colágeno y favorece la regeneración de la piel, lo que la hace ideal para prevenir y reducir las líneas de expresión y las arrugas.

Reparador epidérmico 

Otro de los beneficios de la vitamina C para nuestra piel es que atenúa cicatrices como las del acné y las manchas de sol. Además, defiende la piel de las agresiones externas y trabaja desde las capas profundas, minimizando irritaciones y haciendo más efectiva la absorción de otras cremas.

Fuente de luminosidad y unificador del tono de la piel

Si estás pensando en cómo usar vitamina C en la cara, debes saber que uno de sus detalles más importantes es que tiene la capacidad de unificar el tono de la piel. Esto sucede gracias a su poder frente a la regeneración celular. Asimismo, como tiene la capacidad de suprimir la síntesis de la melanina, pigmento encargado de dar color a la piel, aporta luminosidad al rostro.

Antioxidante

Este tipo de mineral es despigmentante, ya que regula la producción de melanina bajo exposición solar y la reduce cuando no hay sol. Esto quiere decir que, al usar vitamina C en la cara, sus características antioxidantes neutralizan los radicales libres generados por la exposición al sol y de esta forma previenen el fotoenvejecimiento.

Restaurador de la vitamina E

Otro de los beneficios que tiene el consumo de vitamina C para la piel es que restaura la vitamina E. Esta misma retiene la humedad en la piel, previene la oxidación y promueve la renovación celular.

aplicacion-serum-piel

¿Cómo se aplica la vitamina C?

Lo ideal es aplicar la vitamina C en la cara durante el día, y siempre es necesario que el rostro se encuentre limpio y seco. Sigue estos consejos de nuestros expertos para obtener mejores resultados:

Pequeños toques con los dedos

Si quieres saber cómo usar vitamina C en la cara, una de las maneras más recomendadas por los profesionales es aplicar un sérum mediante ligeros toques con los dedos. Además de tener el rostro y las manos limpias, para que la vitamina tenga un mejor efecto, se debe enfocar la aplicación especialmente en todas aquellas zonas en las que existan manchas y evitar frotarlas. 

Incorporar a la rutina facial

Además de saber para qué es el serum de vitamina c, las personas suelen consultar la mejor manera de incorporarla a su rutina diaria. Para aquellos que ya tienen una rutina de cuidado facial clara, una buena opción es agregar unas gotas de serum en el tratamiento o crema hidratante facial habitual.

Mascarilla natural

Una opción completamente diferente es aprovechar los productos naturales que poseen este mineral y realizar una mascarilla casera. Un ejemplo de esto puede ser mezclar el jugo de una naranja, las rodajas de kiwi y un poco de miel. Sin embargo, como existen efectos secundarios de la vitamina c en la cara, lo recomendable es recibir consejo de un profesional en cosmetología antes de probar cualquier producto. 

Conclusión

Hoy has aprendido para qué sirve el serum de vitamina c, cuáles son los beneficios de este nutriente en nuestra piel y cómo aplicarlo. Si te interesa conocer diferentes tipos de tratamientos faciales y corporales, puedes registrarte en nuestro Diplomado en Cosmetología Facial y Corporal. Aprende junto a nuestros expertos cómo llevar a buen término tu emprendimiento de maquillaje y compleméntalo con el Diplomado de Creación de Negocios. ¡No te arrepentirás!

Cynthia Valenzuela