+1 (305) 908-3413
Itzel Cruz Macías
Itzel Cruz Macías
Docente en Escuela Belleza
6 min de lectura

Cómo hacer una limpieza facial profunda

como-hacer-una-limpieza-facial-profunda

No importa cuántas veces nos lavemos el rostro, existen ciertas impurezas que obstruyen los poros y no se quitan del todo con agua. Si este es el caso, es necesario complementar nuestra rutina de cuidado facial con una limpieza profunda.

La limpieza facial profunda es un tratamiento indispensable para mantener la higiene de la piel del rostro y recuperar su salud, vitalidad, frescura y luminosidad. Lo mejor de todo es que puedes llevar a cabo una limpieza facial profesional sin salir de casa ni buscar a un especialista.

En este artículo te contaremos más acerca de esta limpieza facial, por qué es necesaria, qué beneficios tiene y qué rutina facial de limpieza profunda te conviene según el tipo de piel.

¿Por qué se ensucia el cutis?

La piel del rostro está expuesta a múltiples factores que le van quitando luminosidad y, por más que la lavemos a diario, se hace necesaria una limpieza profunda que le devuelva su esplendor.

En general, realizar una limpieza facial profunda una vez al mes es suficiente para recuperar la salud en la piel y eliminar todas las impurezas que, más adelante, podrían ocasionar problemas como acné o piel grasa. Si también te interesan estos temas, en nuestro siguiente artículo encontrarás algunos tratamientos para el acné juvenil.

Pero ¿por qué se ensucia el cutis? 

Ambiente

Las impurezas y células muertas se acumulan diariamente en nuestro rostro debido a un intercambio celular natural del organismo. La exposición a aires contaminados, humo y suciedad en general, así como las condiciones climáticas, empeoran el maltrato que recibe la piel y hacen indispensable una limpieza facial profunda.

Sebo

La secreción de las glándulas sudoríparas y sebáceas también aumenta la suciedad del rostro y tapa los poros. Esto altera el pH natural de la dermis y ocasiona la aparición de imperfecciones y exceso de grasa.

Hábitos

Los hábitos son un factor fundamental para la salud de nuestra piel y quizá los únicos que podemos controlar. Tanto la alimentación como el consumo de alcohol y tabaco pueden influir en la salud de nuestra piel y hacerla parecer mucho más sucia. 

limpieza-facial-paso-a-paso

¿Por qué realizar una limpieza facial profunda?

Un cuidado facial de limpieza profunda es necesario para eliminar a fondo las impurezas que diariamente entran en nuestra piel y obstruyen los poros. Lo mejor es que esta limpieza facial puede realizarse mensualmente en casa y sin necesidad de una gran inversión.

Estos son algunos de los beneficios que obtendrás al llevar a cabo una limpieza profunda de tu rostro.

Rejuvenecimiento de la piel

Una limpieza facial hecha a profundidad es lo mejor para rejuvenecer el cutis y devolverle el esplendor perdido por la exposición al clima, polución y malos hábitos. 

Este procedimiento logra suavizar la piel, y eliminar todas las impurezas y células muertas para aumentar la luminosidad del rostro. Adicionalmente, esta renovación de la piel permite retrasar el envejecimiento y la aparición de arrugas.

Limpiar profundamente la piel es la excusa perfecta para incluir una buena exfoliación que permita desintoxicar nuestro cutis. A su vez, es muy útil para remover la capa más superficial de la piel y las células muertas, lo que facilita la extracción de espinillas, puntos negros y otras imperfecciones.

Regulación de sebo

Por otro lado, la rutina facial de limpieza profunda regula la producción de sebo en el rostro, por lo que también contribuye a mantener el pH natural de la piel y favorece en gran medida la salud de tu cutis.

También permite eliminar acné, espinillas y puntos negros presentes, sobre todo en la zona T.

Favorecimiento de otros tratamientos

¿Un punto extra a favor? Al mejorar el estado general de tu piel y limpiar los poros de restos de impurezas, exceso de sebo y células muertas, se estimula la absorción e ingreso de productos saludables, por lo que todos tus tratamientos se verán favorecidos si comienzas a realizar una limpieza profunda con regularidad.

por-que-realizar-una-limpieza-facial-profunda

Limpieza de cutis según los tipos de piel

Ahora bien, no todas las pieles son iguales, tampoco las formas de limpiarlas ni los productos que usamos en ellas.

La piel no es estática y puede variar según la edad o circunstancias particulares, como los cambios hormonales. Por eso, es importante conocer qué tipo de piel tienes y cómo adaptar la limpieza de cutis a ella.

Ten en cuenta que no debes realizarte una limpieza a profundidad si tienes la piel recientemente bronceada. Si te interesa este tema, puedes visitar nuestro artículo sobre las manchas de sol en la cara: qué son y cómo prevenirlas.

Piel seca

Una buena limpieza del cutis ayuda a rejuvenecer la piel del rostro y evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión, algo que suele suceder con las pieles secas. En este caso te sugerimos realizarla cada dos meses, así no la maltratarás ni tendrás efectos adversos. 

Para empezar la rutina, debes utilizar jabones suaves y humectantes que preparen la piel para todo el procedimiento. Recuerda lavarte el rostro todas las noches para quitar el maquillaje e hidratar correctamente la piel. Usa también cremas limpiadoras, pues son la mejor opción de cuidado para este tipo de piel. 

Piel grasa

Este tipo de piel tiende a retener la suciedad y los contaminantes del ambiente, por lo que es muy importante quitar estas impurezas que impiden que la piel respire. Realizar una vez al mes una limpieza profunda mejora la salud del cutis. 

Antes de comenzar la rutina, es aconsejable utilizar un limpiador especial para este tipo de piel e incluir un tónico que ayude a cerrar los poros al final. Los geles de limpieza son excelentes para el cuidado de este tipo de piel. 

Piel mixta

No es práctico utilizar productos de limpieza diferentes según la zona del rostro, lo mejor es recurrir a alternativas intermedias que no sean agresivas. Procura utilizar productos para pieles grasas en las zonas que más se necesite. También puedes usar leches limpiadoras como opción de cuidado. 

limpieza-facial-profunda

Conclusión

Llegaste al final y ya debes estar mirando tu agenda para ver qué día es el mejor para realizar una limpieza facial profunda. Recuerda que esta es solo una pequeña parte de todos los cuidados y tratamientos que pueden hacer maravillas en tu piel.

¿Quieres saber más? Inscríbete en nuestro Diplomado en Cosmetología Facial y Corporal y aprende el secreto de la eterna juventud de la mano de los mejores expertos.