+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Terapia con luz infrarroja: para qué sirve

terapia-con-luz-infrarroja-para-que-sirve-y-cuando-utilizarla

La luz infrarroja es un tipo de radiación electromagnética de baja frecuencia imperceptible al ojo humano. 

Uno de los campos que se beneficia con este tipo de radiación es la medicina, pues el calor que emana la luz infrarroja produce un efecto analgésico y favorece la reactivación celular. Es muy efectiva en lo que respecta a los tratamientos estéticos. 

¿Para qué sirve la luz infrarroja? En este artículo aprenderás sobre todos sus usos y los beneficios que se obtienen con este tipo de terapia. 

¿Qué es la terapia de luz infrarroja?

Concretamente, la terapia con luz infrarroja consiste en la aplicación de radiación electromagnética sobre el cuerpo humano, con el objetivo de que este aproveche los efectos de este tipo de radiación sobre los tejidos. 

Se trata de una terapia recomendada para una gran variedad de padecimientos como la artritis, los dolores de espalda y el síndrome del túnel carpiano. Al tener la capacidad para penetrar las capas de la dermis, los fotorreceptores de la piel logran absorber rápidamente su calor para sanar la zona afectada. 

La terapia de luz infrarroja se realiza con ayuda de una lámpara, la cual se coloca directamente sobre el área afectada, a una distancia de entre 50 y 75 cm, y por intervalos que van desde los 10 hasta los 35 minutos. 

Pero ¿para qué sirve la luz infrarroja exactamente? 

Usos de la terapia de luz infrarroja

La terapia con luz infrarroja puede ser aprovechada con fines terapéuticos, estéticos e incluso como método de rehabilitación, ya que cuenta con una gran efectividad para combatir dolores y ayudar al cuerpo a absorber nutrientes de aceites o cremas. 

Estos son algunos de sus usos más comunes:

luz-infrarroja

Tratamientos estéticos

La luz infrarroja es empleada en diferentes tratamientos de belleza; por ejemplo, para disimular las arrugas del rostro. 

Además, es muy efectiva en la eliminación del acné, pues el calor que emanan estás lámparas ayuda a que los poros de la piel se abran y faciliten la extracción de las impurezas que generan estos desagradables bultos en la piel. 

En nuestro artículo sobre tratamientos para el acné juvenil, te contaremos más sobre esta enfermedad de la piel, sus principales causas y algunos consejos para su debido tratamiento. 

Aliviar el dolor 

Cuando investigamos sobre la luz infrarroja, podemos notar que uno de los principales usos que se le da a esta terapia es el alivio del dolor. Por tanto, es muy común encontrarse con lámparas infrarrojas en centros de rehabilitación. 

Se puede recomendar cuando hay dolor crónico ocasionado por:

  • Traumatismos
  • Fibromialgia
  • Dolencias relacionadas con la artrosis, artritis, etcétera. 

Mejorar la cicatrización 

¿Cómo ayuda la luz infrarroja cuando hay problemas de cicatrización? Esta luz estimula la regeneración de la piel, además, se emplea de manera efectiva en el tratamiento de heridas infectadas, especialmente cuando se realizan injertos de piel o se deben tratar lesiones ocasionadas por quemaduras. 

Tratar infecciones

La luz infrarroja es efectiva cuando los antibióticos no tienen el efecto deseado contra infecciones o para tratar aquellas que afectan zonas de difícil acceso, como los oídos, nariz y vejiga. 

Principales beneficios

Después de revisar para qué sirve la luz infrarroja, podemos decir que los beneficios de esta terapia son tan variados como sus usos. Aquí repasamos algunos de ellos. 

beneficios-de-la-terapia-con-luz-infrarroja

Piel más sana

  • Mejora la capacidad de regeneración de la piel.
  • Incentiva la producción de colágeno.
  • Elimina las bacterias que ocasionan el acné.

No dejes de leer este artículo sobre Tratamiento para la eliminación de las estrías, que te será de gran ayuda si estás interesado en todo lo que tiene que ver con el cuidado de la piel.  

Desvanecer heridas

Otro de sus grandes beneficios es desaparecer marcas o huellas dejadas por diferentes tipos de lesiones como:

  • Moretones, pues ayuda a la formación de nuevos vasos capilares. 
  • Marcas dejadas por picaduras de insectos. 
  • Estrías producidas por la pérdida de peso durante el embarazo.
  • Cicatrices. 

Estimula el sistema linfático

  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. 
  • Acelera el proceso de curación de diferentes enfermedades. 

¿Cuándo utilizar la luz infrarroja?

Además de explorar para qué sirve la luz infrarroja, queremos enseñarte en qué momento es oportuno aplicar tratamientos de este estilo. 

Desintoxicar el cuerpo

Tu cuerpo necesita liberar ciertas toxinas que lo dañan y pueden causar algunas enfermedades. Para estos casos se recomienda usar luz infrarroja, ya que ayuda a elevar la temperatura corporal y producir sudor, lo que te permite liberarte de impurezas. 

Reforzar el sistema inmune

La luz infrarroja es muy recomendada en aquellos casos en los que es necesario mejorar el sistema inmune. A través de esta terapia se logra equilibrar la función de la tiroides, estimular el sistema linfático y aumentar la energía para que el cuerpo pueda combatir todo tipo de infecciones. 

todo-sobre-la-terapia-con-luz-infrarroja

Mejorar la salud cardiovascular 

Reducir el estrés oxidativo es otro de los usos de la luz infrarroja. Se recomienda aplicar esta terapia cuando se quiere ayudar a mejorar la salud cardiovascular de las personas, ya que puede relajar las arterias y estimular la oxigenación de la sangre. 

Conclusión

Realmente es fascinante informarse sobre la luz infrarroja, sus beneficios y todas las posibilidades de tratamiento que se pueden ofrecer con esta tecnología. 

Si estás buscando ampliar tus servicios de belleza para ayudar a las personas a mejorar su piel, la terapia con luz infrarroja es una buena opción, pero no la única. Conoce todos los secretos para el cuidado de la piel en nuestro Diplomado en Cosmetología Facial y Corporal. Descubre tratamientos innovadores, así como las técnicas más efectivas para brindar cuidados y ofrecer una buena experiencia de relajación.