+1 (305) 908-3413
Jesús Medina Cruz
Jesús Medina Cruz
Docente en Escuela Oficios
9 min de lectura

Herramientas para reparaciones de instalaciones eléctricas

Herramientas para reparaciones de instalaciones eléctricas

Para realizar cualquier tipo de instalación eléctrica, debes conocer las herramientas con las que debes contar. Como verás, algunas de ellas son de uso común para actividades en general y puede que cuentes con ellas en casa. Nos enfocaremos en aquellas que estarán relacionadas con el oficio. Las más adecuadas y las que veremos detalladamente son:

Tipos de herramientas manuales

Tipos de herramientas manuales
Tipos de herramientas manuales

Estas funcionan mediante la fuerza muscular y pueden dividirse en dos: para sujeción y montaje.

Herramientas de sujeción

Las herramientas de sujeción permiten sostener con firmeza piezas para evitar que se muevan. Aquellas relacionadas con la tornillería, pinzas y guías para cableado.

Identifica la tornillería

Si estás implementando o desmontando una instalación eléctrica, una parte importante es identificar los tornillos o pijas que están soportando el dispositivo eléctrico o accesorio.

Estos elementos pueden encontrarse en tomacorrientes, apagadores, cajas de distribución  y en otros. Algunas diferencias que deberás tener en cuenta entre los tornillos y las pijas, para emplearlos bien, son las siguientes: 

Los tornillos

Son aquellos accesorios que carecen de punta al final, puedes encontrarlos planos, en cruz, en Allen, hexagonales; y son empleados para unir aluminio con aluminio, usados en longitudes reducidas. 

Las pijas

Son aquellas que tienen punta al final, son planos o en forma de cruz, son utilizados para unir concreto con aluminio y funcionales para las longitudes largas.  Lo que tienen en común, tornillos y pijas son la cabeza, el cuerpo, la punta, la rosca y la huella.

Pinzas en electricidad

Son otra herramienta de sujeción con la que deberás contar para desarrollar actividades relacionadas con cables, como pelarlos y cortarlos o bien para manipular sus hilos de cobre. Algunas comunes son:

  • Las pinzas en corte diagonal son perfectas para pelar o cortar cables, así como para retirar su aislante. 
  • Pinzas de electricista que son utilizadas para cortar y pelar cables más gruesos. Gracias a la forma que tiene en su punta, estas ayudan a «peinar» los hilos de cobre del conductor.
  • Las pinzas de punta son ideales para darle forma al cobre que hay dentro de los cables. Suelen ocuparse también para cortarse y pelarse.
  • Las pinzas ponchadoras son especiales y para utilizarlas se requiere que punta, conector y cable tengan la misma medida. Por lo que se introduce a la pinza y en un solo movimiento se une o se poncha el cable con el conector. 
  • Las pinzas pelacables se utilizan únicamente para para pelar cables de ciertas medidas. De ellas existen dos tipos: las automáticas, donde se introduce el cable a la altura indicada, hasta el final. Y las manuales, donde se debe jalar la pinza para remover el aislante.

Guía para el cableado eléctrico

Es indispensable contar con las guías para cableado eléctrico ya que se utilizan para llevar a cabo instalaciones residenciales. Su función es llevar los cables, de forma segura, de un extremo a otro en una canalización, mediante ganchos en sus remates, evitando causar daño a los cables que se llevan o a la canalización.

En el mercado encuentras diversos materiales como el nylon, alambre galvanizado, acero o metal, que se diferencian por sus propiedades para hacerlas más adecuadas para determinados tipos de trabajo, según su rigidez o flexibilidad. En el caso de las instalaciones eléctricas, te recomendamos usar la guía de nylon por ser de un material aislante, tener buena flexibilidad, economía y rigidez.

¿Cómo usar una guía? 

  1. Introduce la punta por la canalización deseada, en el caso de estar usando la guía de nylon, la punta es el extremo metálico. Luego retira el aislamiento de un cable por un extremo de la guía.
  2. Por último empuja los cables, mientras que alguien en el extremo contrario de la canalización, jala la guía hasta hacer pasar todos los cables

Procura aplicar la fuerza necesaria, debido a que una mayor puede dañar los cables, la guía o la canalización. Si te es posible, usa un lubricante para facilitar el paso de los cables, el cual debe estar especificado y certificado para dicho fin.

Herramientas manuales de montaje

Herramientas manuales de montaje
Herramientas manuales de montaje

Las herramientas manuales de montaje cumplen con la función de apretar o aflojar un objeto, un ejemplo son los desarmadores o las llaves. Veamos algunas:

Desarmadores

Los desarmadores son herramientas que sirven para ajustar o aflojar un tornillo, lo cual es fundamental para hacer conexiones entre un cable pelado con una terminal de diferentes dispositivos eléctricos. Funcionan también para diversos aparatos, ya sea a la pared o a una caja de aluminio.

Los que se utilizan con mayor frecuencia son los de punta de cruz de ¼», ya que se evita llevar la corriente de un punto a otro. Por ejemplo, de un cable descubierto al chasis o armazón de un equipo.

¿Cómo usarlos?

  1. Identifica el tipo de huella del tornillo o pija que vas a apretar o aflojar. Si manipulas cables o aparatos eléctricos, asegúrate de que no tengan energía.
  2. Selecciona el desarmador según la punta que usarás.
  3. Comienza a apretarlos girando en sentido de las manecillas del reloj, y para aflojarlo en vía contraria. 

Al apretar ten cuidado al usar mucha fuerza, ya que hacerlo excesivamente podría dañar la rosca del tornillo o el orificio roscado donde se inserta y perderá su fuerza de agarre. En el caso de apretar un tornillo barrido, se recomienda extraer y utilizar otro.

Llaves para apretar

Esta es una herramienta de montaje útil, ya que se utiliza para apretar o desapretar tornillos. Dependiendo del tipo, se introducen en la cabeza y se aprieta girando en sentido horario o se aflojan en antihorario. Entre las más comunes encontramos la llave inglesa o mixta y la llave Allen.

Llave inglesa

La característica principal de esta llave es que tiene una forma de «U» y funciona para girar la cabeza hexagonal de un tornillo o una tuerca.  Dentro de sus tipos encontrarás con medidas fijas o ajustables.  

Llave Allen

A diferencia de la llave inglesa, este tipo de llaves son de gran utilidad para girar la cabeza de tornillos con hexágono interior.

Herramientas no manuales o eléctricas

Herramientas no manuales o eléctricas
Herramientas no manuales o eléctricas

Las herramientas no manuales o eléctricas son aquellas que funcionan con electricidad. Divididas en las multiusos que son una combinación del tipo “todo-en-uno” y la más común de ellas es el taladro, y las de medición como el probador de fase o circuitos.

El taladro, ¿cómo elegirlo?

Esta herramienta es utilizada para realizar pequeñas perforaciones en la pared y colocar, posteriormente, las cajas de los dispositivos eléctricos o realizar perforaciones directamente en estas. Elegir un taladro depende del uso que le vayas a dar, ya que existe una variedad de ellos como los de reversa, con velocidad variable, con más potencia, diferentes tamaños de portabrocas, limitadores de velocidad, entre otros.  Teniendo en cuenta la multitud de marcas y modelos, para ejercer en este oficio de instalaciones eléctricas debes tener uno con los siguientes aspectos: 

  1. Función de trabajo con percusión o rotomartillo.
  2. Función de trabajo sin percusión.
  3. Uso de electricidad mediante cable, sin baterías.
  4. Potencia media, a partir de 500 W. 
  5. Portabrocas, de acuerdo con el tamaño máximo de broca que se desea usar.
  6. Mango lateral para mayor agarre al usar percusión (opcional).

Para usarlo se ajustan las brocas del tamaño adecuado con una llave para taladro llamada mandril. Recuerda apretarlo con suficiente fuerza para asegurar una correcta sujeción de la broca.

Probador de fase o circuitos

Este es un dispositivo eléctrico-electrónico que permite identificar el cable que contiene una fase, y no funcionan para detectar cables neutros. Puedes encontrar diferentes modelos, entre los que destacan los tipo desarmador y tipo pluma.

Dentro de sus usos más comunes, es que son utilizados para saber si un dispositivo eléctrico, como por ejemplo un tomacorrientes tiene energía o algún voltaje, o para saber si la fase se ha conectado correctamente. En un tomacorrientes, la fase siempre debe estar en la terminal pequeña, para estar seguro revisa ambas terminales.

Si el objetivo es conocer la ausencia de voltaje, ambos dispositivos probadores de fase deben usarse en conjunto con un multímetro. 

Tipo desarmador

Este tipo de probador desarmador requiere un contacto directo con los hilos de cobre desnudos o superficies energizadas para funcionar. Su principal función está en pasar una pequeña corriente inocua por el cuerpo humano para encender la luz piloto. Una de sus ventajas es que se puede usar sin baterías y son bastante económicos. 

En este desarmador, la punta entra en contacto con la superficie que se quiere probar y al mismo tiempo se toca con un dedo seco la parte superior. Es fácil identificarla ya que regularmente es de color dorada para provocar un paso mínimo de corriente. Si se enciende el foco piloto del interior es porque se ha identificado un cable o superficie con presencia de voltaje.

Procura evitar usarlo en condiciones de humedad o la piel está mojada.

Tipo pluma 

Este probador de fase requiere estar a una distancia máxima de 5 mm del material conductor y es bastante útil para evitar remover el aislamiento de los cables. Funciona a través de campos magnéticos, dejando de pasar por el cuerpo humano.  En este caso, sí requieren baterías y pueden costar un poco más que los ‘desarmadores’. 

Para que funcione se acerca la punta del probador al cable aislado o a una superficie con una distancia de 5 mm, según el modelo. Al encenderse una alarma visual y auditiva entiende que se ha detectado un cable o superficie y se encuentra energizada por la fase eléctrica.

Esas fueron las herramientas básicas que debes tener a la mano para realizar reparaciones o instalaciones eléctricas. Recuerda mantenerlas limpias para garantizar sus propiedades originales, y sobre todo, su óptimo funcionamiento.  ¿Crees que nos hizo falta algún utensilio para desarrollar este tipo de trabajo? ¡Cuéntanos en los comentarios! 

Deja una respuesta