+1 (305) 908-3413

¿Qué tipo de regaderas debo utilizar si tengo poca presión de agua?

6 min de lectura
que-tipo-de-regaderas-se utilizan-si-tengo-presion-de-agua

Pocas cosas son tan frustrantes como estar duchándote y que el agua se corte o salga como un hilillo debido a la poca presión la regadera. Sin embargo, es algo que suele suceder con más frecuencia de lo que crees, sobre todo en pisos altos o en sitios donde las tuberías subterráneas reciben poco mantenimiento.

Pero tranquilo, es posible adoptar medidas complementarias que contribuyan a mejorar el flujo de agua que llega a tu baño. Una de ellas son las regaderas para poca presión de agua, las cuales permiten aprovechar mejor este recurso.

Prepara tus herramientas de sujeción y apriete manual, porque las vas a necesitar para colocar la nueva regadera una vez que termines de leer este artículo. ¡Manos a la obra!

¿Por qué hay poca presión de agua?

Son muchos los factores que pueden provocar la baja presión en la regadera y otras salidas de agua en el hogar. El más habitual es vivir por encima de una cuarta planta, ya que generalmente, en redes de distribución con fuerza insuficiente, el suministro no llega con la presión necesaria a los pisos superiores.

Otro factor se puede encontrar en los tipos de tubería, así como en el estado de las mismas. Algunas veces, el problema se debe simplemente a la suciedad acumulada, la cual impide el paso correcto del agua. En otras ocasiones, puede deberse a grietas y fisuras en las cañerías. Incluso, el motivo de la poca presión puede encontrarse en averías de la bomba de agua o sus controladores.

¿Qué regaderas se recomiendan si hay poca presión de agua?

Cuando los problemas de presión son externos, antes de comenzar a buscar cómo instalar un tanque de agua con bomba, podemos investigar aquellas regaderas diseñadas para poca presión de agua. Estos cabezales y sistemas mejoran la salida del suministro y brindan una experiencia más eficiente. Veamos algunos ejemplos:

Nebulizador de agua

Algunas regaderas vienen con nebulizador de agua que sirven para aumentar la presión. Están diseñadas para aprovechar mejor el poco suministro recibido, a partir de un sistema de pulverización del agua que genera una nube de lluvia que se precipita sobre el cuerpo a diferentes temperaturas.

regadera-con-nebulizador

Cabezal amplio

Colocar un cabezal amplio permite aprovechar mejor la poca presión en la regadera y aumenta la boca de salida del agua. No solo es más agradable durante la ducha, sino que también es práctico en situaciones en las que el suministro no llega con la suficiente fuerza. Adicionalmente, su apariencia le dará a tu baño un mejor aspecto.

regadera-con-cabezal-amplio

Boquillas de chorro

Hay regaderas para poca presión de agua que tienen incorporadas una gran cantidad de boquillas de chorro de silicona que pueden llegar a ser autolimpiantes y anti obstrucciones. Esto hace que la presión del agua sea propulsada en la regadera y, a la vez, que se eliminen depósitos de agua dura u otras suciedades. Esto garantizará que se sienta la fuerza completa del chorro.

poca-presion-regadera

Con filtro

En algunas ocasiones la poca presión se debe a elementos en el agua o las tuberías. Si este es el caso, colocar un filtro de arena extraíble puede ser una gran opción. El flujo de agua se limitará a un espacio determinado, lo que concentrará el suministro en un chorro y evitará obstrucciones que puedan reducir la salida de agua.

regadera-funcionando

Conexiones anti fuga

Otra opción es buscar regaderas cuyas conexiones estén probadas como anti grietas y fugas. Estas cuentan con materiales reforzados y buenos calces, lo que evita que el agua se filtre por los pequeños espacios.

instalando-regadera

¿Cómo solucionar la poca presión de agua?

Aquí te mostramos algunas opciones para solucionar la poca presión del agua de manera segura y efectiva.

Buscar averías en las instalaciones

Es posible que la baja presión de agua se deba a alguna grieta  o fisura en algún punto de las cañerías o instalaciones sanitarias. Por eso, lo primero que debes hacer es descartar este tipo de inconvenientes y, en caso de encontrarlos, repararlos.

Si el problema se encuentra en las tuberías subterráneas, es posible que debas comunicarte con la empresa proveedora del suministro de agua para que se encargue de la reparación. 

Ampliar el diámetro estrecho de la tubería

Otra de las causas de la poca presión puede estar relacionada con una tubería de diámetro estrecho, es decir, que no deja pasar un buen flujo de agua. 

En este caso, el problema solo se soluciona reemplazando las cañerías existentes por otras de un diámetro adecuado. Antes de encarar esta tarea, asegúrate de saber cómo realizar correctamente una conexión de tuberías, así evitarás empeorar el problema.

Limpiar el cabezal de la ducha

Si las tuberías están en buen estado y la presión de agua solía ser buena, es posible que el inconveniente se deba a que el cabezal de la ducha esté sucio u obstruido por elementos que vienen en el agua misma. 

La solución está en desmontar el cabezal y sumergirlo en agua con vinagre por algunas horas, ya que así se limpiará en profundidad y no quedarán rastros de cal. 

Utilizar regaderas para poca presión

Como ya hemos visto, existen numerosas opciones de regaderas para la poca presión de agua. Si quieres mejorar tu experiencia en la ducha, vale la pena invertir en uno de estos dispositivos que, además, son bastante económicos y cumplen la función de aprovechar mejor el suministro de agua.

Instalar una bomba de agua

Si ya has probado otras soluciones sin éxito, estás ante un caso límite y debes aprender cómo instalar un tanque de agua con bomba para solucionar la baja presión. Si no eres hábil en materia de plomería, te recomendamos asesorarte con un experto para asegurar que la instalación sea un éxito. 

Conclusión

Las regaderas para poca presión de agua son las grandes aliadas cuando la bomba del edificio no es suficiente o cuando hay problemas en las tuberías que no se pueden solucionar a corto plazo. Ahora ya sabes cuáles son las mejores opciones y cómo pueden cambiar tu ducha diaria. ¡Anímate a probarlas!

¿Quieres conocer más trucos y consejos? Inscríbete en nuestro Diplomado en Plomería y aprende junto a los mejores expertos. ¡Empieza hoy y obtén tu certificado!

Efrén Nava