¿Funciona el entrenamiento funcional para perder peso y mejorar tu salud?

7 min de lectura
dos personas realizando ejercicios de entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional ha demostrado ser una herramienta eficaz para mejorar la salud en general, y en específico para la pérdida de peso. Este enfoque se centra en realizar movimientos que imitan actividades diarias mientras que fortalecen grupos musculares específicos, ofreciendo beneficios integrales.

Por todas estas razones, este tipo de ejercitación representa una opción efectiva para aquellos que buscan perder peso y mejorar su salud. Por otro lado, su capacidad para adaptarse a diversas necesidades lo convierten en una herramienta valiosa en la búsqueda de un estilo de vida más saludable.

Descubre junto a nosotros todos los beneficios del entrenamiento funcional y aprende cómo incorporar estos ejercicios en tu rutina diaria. ¡Manos a la obra!

¿Por qué elegir entrenamiento funcional para bajar de peso?

Persona pesándose en la balanza

El entrenamiento funcional destaca como una elección efectiva para la pérdida de peso por los grandes beneficios que aporta al cuerpo, tanto en la quema de calorías como el desarrollo de una base sólida en la salud física. Dentro de los principales beneficios de este enfoque de entrenamiento, se destacan:

  • Mayor flexibilidad: con el ejercicio integral, se logra una tonificación más pronunciada y se aumenta la flexibilidad en todos los músculos involucrados en el movimiento.
  • Mayor quema de grasas: en comparación con otras rutinas de ejercitación, el entrenamiento funcional se destaca por favorecer una mayor pérdida de grasa, lo que se traduce en una mejor composición corporal.
  • Mejora de la postura: este tipo de entrenamiento enseña a ejecutar movimientos de manera adecuada, corrigiendo hábitos posturales incorrectos en la vida diaria.
  • Prevención de lesiones: el fortalecimiento gradual y progresivo de los músculos, combinado con el enfoque en movimientos funcionales, contribuye activamente a la prevención de lesiones, lo que resulta en una mejor resistencia física.

Al abordar el cuerpo de manera integral, se logra un fortalecimiento general, proporcionando beneficios significativos para la ejecución de diversas actividades físicas y reduciendo el riesgo de lesiones asociadas a ellas.

¿El entrenamiento funcional es adecuado para cualquier persona?

El entrenamiento funcional es altamente adaptable y puede beneficiar a una amplia gama de personas, independientemente de su condición física, edad o experiencia en el ejercicio. Sin embargo, antes de implementarlo en tu rutina, evalúa muy bien los siguientes aspectos:

Adaptabilidad a diferentes niveles

El entrenamiento funcional puede adaptarse a diferentes niveles de condición física ajustando la intensidad, la duración y los tipos de ejercicios, convirtiéndola en una rutina muy accesible para principiantes y atletas experimentados por igual.

Consideraciones médicas 

Si bien el entrenamiento funcional es versátil, es esencial considerar las condiciones médicas preexistentes, adaptando los ejercicios según las necesidades individuales y bajo la supervisión de profesionales de la salud.

Beneficios para diferentes grupos de edad

Desde niños hasta adultos mayores, el entrenamiento funcional ofrece beneficios como mejora de la movilidad, fuerza y ​​equilibrio, siendo adaptable a las necesidades específicas de cada grupo etario.

Principios del entrenamiento funcional para bajar de peso

El entrenamiento funcional se apoya en una serie de principios fundamentales que buscan mejorar la funcionalidad del cuerpo y su capacidad para realizar actividades diarias. Conócelos a continuación:

Movimientos multiarticulares

La eficacia de los movimientos multiarticulares radica en su capacidad para trabajar varios grupos musculares simultáneamente, acelerando la quema de calorías y fomentando el desarrollo integral.

Entrenamiento de alta intensidad

La alta intensidad del entrenamiento funcional acelera la frecuencia cardíaca, mejorando la capacidad cardiovascular y favoreciendo la quema de grasas durante y después del ejercicio.

Mujer realizando cardio HIIT

Entrenamiento con peso corporal 

Utilizar el peso corporal en ejercicios como flexiones y burpees ayuda a desarrollar fuerza funcional, mejorar el equilibrio y favorecer la pérdida de grasa al activar músculos principales y estabilizadores.

Variabilidad en los ejercicios

Modificar con frecuencia la rutina de ejercicios mantiene el cuerpo desafiado, evitando la adaptación y optimizando la quema de calorías a lo largo del tiempo.

Pon en práctica estos 7 ejercicios recomendados para fortalecer los aductores y sácale mayor provecho a tu rutina funcional. 

Ejercicios clave a realizar

Dentro del enfoque del entrenamiento funcional, ciertos ejercicios clave juegan un papel fundamental en el desarrollo de la fuerza, la estabilidad y la movilidad. Estos movimientos se seleccionan por su capacidad para involucrar múltiples grupos musculares y mejorar la funcionalidad del cuerpo. Conoce a continuación los que no pueden faltar en tu rutina:

Burpees 

Los burpees son un ejercicio total que involucra el cuerpo completo, desde piernas hasta brazos, mejorando la resistencia cardiovascular y contribuyendo significativamente a la quema de calorías.

Sentadillas con salto 

Este ejercicio potente trabaja los músculos de las piernas y glúteos, al mismo tiempo que eleva la frecuencia cardíaca para una mayor quema de calorías.

Flexiones de brazos 

Al fortalecer los brazos, el pecho y el core, las flexiones de brazos son esenciales para el entrenamiento funcional, promoviendo la tonificación muscular y la pérdida de peso.

Plancha

La plancha es otro de los ejercicios principales para fortalecer el core, mejorando la estabilidad y favoreciendo la pérdida de grasa al trabajar en la musculatura abdominal.

hombre realizando plancha abdominal

Pasos de la Rutina de Entrenamiento Funcional que no Pueden Faltar

Una rutina de entrenamiento funcional efectiva se construye sobre una secuencia bien estructurada que abarca desde el calentamiento hasta la recuperación. Sigue este paso a paso para alcanzar mejores resultados:

Calentamiento

Un calentamiento adecuado eleva la temperatura corporal, mejora la circulación sanguínea y prepara los músculos para el esfuerzo, reduciendo el riesgo de lesiones.

Circuitos de ejercicios

La estructura de circuitos mantiene la intensidad del entrenamiento, promoviendo la quema continua de calorías y evitando la monotonía. Una buena manera de empezar es organizar la rutina en dos series de tres ejercicios con diez a doce repeticiones cada uno. A medida que progreses, puedes aumentar la cantidad de series, variar los ejercicios o aumentar la carga. 

Tiempo de recuperación 

Los períodos de descanso adecuados permiten la recuperación muscular, previniendo el agotamiento y mejorando el rendimiento general. No olvides incluirlos en tu rutina de ejercicio de manera frecuente y controlada. 

Otras recomendaciones para asegurar los mejores resultados

Además de los elementos clave de la rutina de entrenamiento funcional, existe una serie de consideraciones adicionales que pueden potenciar tus resultados y promover un enfoque holístico hacia la salud y la forma física. ¡Toma nota!

Alimentación balanceada

Una dieta equilibrada y rica en nutrientes apoya la pérdida funcional de peso y la recuperación muscular, maximizando los resultados del entrenamiento.

Descanso adecuado

Una rutina de sueño adecuada y de calidad es esencial para la recuperación y el rendimiento óptimo, impactando directamente en la pérdida de peso y la salud general.

Consistencia 

La consistencia en la práctica del entrenamiento funcional y la adherencia a un plan son clave para lograr resultados sostenibles a largo plazo. ¡No abandones antes de tiempo!

Supervisión de un profesional

La guía de un profesional asegura la correcta ejecución de los ejercicios, la progresión segura y la adaptación a las necesidades individuales.

beneficios del entrenamiento funcional para tu salud

Conclusión

Recuerda que trabajar con profesionales en fitness y nutrición acelerará los resultados de cualquier rutina, al proporcionar un enfoque personalizado basado en objetivos específicos y necesidades individuales. No dudes en consultar con uno a la hora de empezar, modificar, o hacer upgrades en tu plan de ejercitación. 

Otra opción que puedes implementar es convertirte tú mismo en un experto de esta área, aprendiendo las mejores técnicas y herramientas para diseñar rutinas para todo tipo de públicos. ¿Te interesa saber más? Entonces no dudes en visitar nuestro Programa de Entrenamiento Funcional y Calistenia, donde podrás estudiar a tu ritmo y desde la comodidad de tu casa y recibir tu certificado en sólo 3 meses. ¡Te esperamos!

Escrito por Andrea Martínez

Entrenadora Personal

Experta en Bienestar