+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
7 min de lectura

Guía para convertir a tus empleados en líderes

Aprende Institute te ofrece esta guía para convertir a todos tus empleados en líderes

En toda empresa llega el momento en que los empleados desean cumplir con un fin específico, crecer laboralmente, como si se tratase de una ley de vida. Cuando un trabajador se encuentra listo para asumir nuevos riesgos y tareas, es porque desea convertirse en un líder y escalar posiciones; sin embargo, aunque el entusiasmo y la capacidad se encuentren implícitas en cada empleado, es importante trazar un camino en el que se pueda responder la pregunta más importante ¿Cómo ser un buen líder para mis empleados y llevarlos hacia un fin común?

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Tipos de líder

Antes de especificar las formas o estrategias para convertir a tus empleados en líderes, es importante definir esta figura. ¿Cómo puedo llegar a ser un buen líder? Esa es la pregunta más difícil de contestar para todo el que trate de llevar a su equipo al siguiente nivel, pues para responder a esto se debe profundizar en la diversidad de líderes que existen.

  • Líder transaccional

Se le llama de esta manera a todo aquel que logra alcanzar las metas y resultados mediante estrategias no oficiales o prácticas diversas. Usa frases como “necesito de tu ayuda y te pagaré tiempo extra”, “finaliza esto y tendrás la tarde libre”, entre otras. Aunque sus logros pueden ser más que comprobados, se advierte que este tipo de líder no es replicable ni sostenible.

  • Líder no intencional

A pesar de no contar con las competencias o habilidades para crear una cultura de alta confianza, un líder no intencional sobresale por sus rasgos en la resolución de problemas. Este tipo de líderes son asignados y tienen como único fin, llevar el equipo al siguiente nivel.

  • Líder para todo

Como su nombre lo dice, esta clase de líder cuenta con los recursos absolutos para implementar practicas que favorezcan a los empleados. Además de esto, es capaz de innovar para que la empresa continúe en crecimiento o desarrollo.

  • Líder de prueba y error

Un líder de prueba y error conoce a la perfección las metas y formas para generar mayor confianza entre sus empleados; sin embargo, no ha desarrollado las prácticas y métodos, por lo que muchas cosas pueden o no funcionar. En algunos casos afecta la cultura organizacional de una empresa.

¿Cómo ser un buen líder?

Como regla de oro para lograr que tus empleados se conviertan en líderes, es importante mencionar las formas en la que un líder se forma. Conocer las características con las que todo jefe debe contar, es transcendental para la formación de líderes potenciales.

  • Confía en tu equipo

Transmitir positivismo, optimismo y esperanza para conseguir objetivos, es la puerta de entrada hacia un buen liderazgo. Confía en la capacidad de tus empleados y en que juntos puedan llegar a cualquier sitio.

  • Reconoce el esfuerzo y agradécelo

El éxito de una compañía o proyecto es la suma del trabajo y empeño de cada uno de los miembros del equipo. Por esta razón, es necesario orientar al equipo en un ejercicio de gratitud que los ayude a tener más energía.

  • Sé consciente de ti mismo y del entorno

Un líder conoce a la perfección sus emociones y fortalezas, así como las de su equipo. Además, siempre está listo para emprender acciones con responsabilidad y brindar un servicio que genere el bien común a la sociedad.

  • Aprende de las adversidades y sigue

Los buenos líderes saben caer y volverse a levantar, pues entienden que el infortunio es inevitable y que el resultado de las cosas forma parte del desarrollo de una empresa. Un sentido de resistencia extra y compromiso caracterizan a un líder completo.

  • Sirve a todos

El imponer tareas no es la cualidad de un buen líder, pues al ser la cabeza del equipo deberá ser flexible y empático con el fin de negociar, analizar y tratar a sus empleados como iguales.

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Ahora que conoces todas las habilidades que un líder debe albergar, lo siguiente será llevar a tus empleados a otro nivel mediante el siguiente artículo: La importancia de tener empleados con excelente inteligencia emocional.

¿Cómo convierto a mis empleados en líderes?

Pensar en el ascenso de un empleado puede llegar a ser tan complicado como el proceso mismo de contratación; sin embargo, convertir a un empleado en líder resulta una ganancia por partida doble, pues además de mantener los valores de la compañía, te asegurarás de que quien ocupe ese nuevo cargo, cuente con todas las habilidades y responsabilidades de un autentico líder.

Aunque la opción preferida y comprobada de cientos de empresas sea la contratación de líderes, lo cierto es que convertir a tus empleados en jefes resulta un proceso más beneficioso, ya que cuenta con un trabajador con características como la confianza, la lealtad, la flexibilidad y la capacidad de resolver cualquier tipo de conflicto.

Convertir un empleado en un líder puede parecer más difícil de lo que es realmente; sin embargo, existen diversas reglas o guías que te ayudarán a lograrlo.

  • De líder a líder

Cualquier trabajador motivado, comprometido y dispuesto, puede llegar donde se lo proponga, pero para ello, es necesario la implementación de un mentor o guía capaz de transferir los conocimientos necesarios y las buenas practicas al empleado seleccionado.

  • Permíteles probar cosas nuevas

En el amplio espectro de habilidades que un líder debe albergar, la libertad de tomar decisiones es la parte fundamental de toda su función; sin embargo, para llegar a ese nivel de confiabilidad es necesario que tus empleados cuenten con habilidades de innovación y desarrollo, o mejor dicho, que siempre estén buscando cosas nuevas.

  • Exige responsabilidad

Al mismo tiempo que das libertad a tus empleados, es importante que también les hagas saber que tienen la responsabilidad total en las actividades que realizan. Aunque esto suene como un juicio donde se busca un culpable, lo cierto es que este cargo creará compromiso, actitud positiva y consciencia en tu equipo.

  • Comparte información

Al compartir las circunstancias, dificultades y oportunidades que rodean a una empresa o proyecto, haces partícipes a tus empleados en la toma de decisiones y responsabilidades para con la misma. Además, les inspirarás para poner en marcha muchas iniciativas y con esto garantizarás la viabilidad del grupo. Un buen ejemplo es la organización de brainstorming o lluvia de ideas.

  • Cuida el lugar de trabajo

Lograr empleados líderes no es solo un trabajo entre grupos específicos, debe convertirse en una tarea global, en la que se cuide el entorno de trabajo de maneras tan simples como contar con un espacio de trabajo apropiado y agradable. La iluminación, las instalaciones, la decoración y los puestos de trabajo, influyen directamente en la formación de empleados con potencial de liderazgo.

  • Protege a tus trabajadores

Aunque cada empleado cuente con diversas funciones y puestos, recuerda que debes desempeñar un papel cercano con cada uno de ellos, así como mostrar empatía. Conocer las posibilidades y habilidades de cada empleado puede llevarte hacia un camino de fácil entendimiento y relación.

  • Sé un ejemplo

Al final de todo consejo o estrategia, no hay mejor forma de convertir a un empleado en líder que mediante el ejemplo constante. Cuida tus acciones y convierte cada palabra o acción en un ejemplo para los demás. No olvides transmitir los valores positivos a tu equipo y mantenerte en constante comunicación.

Ser un líder es crear oportunidades de crecimiento tanto para ti como para tus empleados. Es necesario desarrollar el talento, mejorar el desempeño laboral y aprender de cada una de las personas de tu equipo. Un buen líder es capaz de crear más líderes.

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Si deseas conocer otro tipo de estrategias para el funcionamiento ideal de tu grupo laboral, no te pierdas el artículo Técnicas de comunicación efectiva con tu equipo de trabajo.

Deja una respuesta