+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
9 min de lectura

Aprende a calcular tu IMC y peso saludable

Portada calcular el imc

Cuando acudes al medico por alguna enfermedad, el primer aspecto que este revisa son los síntomas, de modo que pueda determinar tu padecimiento; de la misma forma, los nutricionistas diseñan un plan de nutrición después de evaluar el estado de cada paciente, de modo que logren saber si la alimentación cubre sus necesidades nutricionales. Los indicadores que le permiten conocer sus hábitos son el peso, la estatura, la circunferencia de la cintura y el porcentaje de grasa, pues con estos datos logra hacer una evaluación sobre su estado de nutrición y diseñar una estrategia de alimentación.

03-NyS-

El Índice de Masa Corporal (IMC) es un mecanismo de medición que permite identificar si una persona tiene sobrepeso u obesidad, condiciones que pueden contribuir en la aparición de enfermedades como la diabetes. El IMC puede calcularse tanto en niños como en adultos, pues es un método fácil y rápido; por esta razón, hoy queremos enseñarte cómo calcular el IMC a partir de las cualidades de cada persona.

factores imprescindibles para calcular el indice de masa corporal

¿Cómo calcular tu estado de nutrición?

El estado de nutrición es la condición de salud que cada persona tiene respecto a su consumo de alimentos y su adaptación fisiológica. Esta condición cambia de acuerdo a la edad, la alimentación y el estado de salud, por lo que la evaluación del estado de nutrición nos permite saber el estado del individuo a partir de sus hábitos nutricionales.

Muchas personas no suelen cuidar de su alimentación hasta que se presenta una enfermedad y se ven obligados a seguir ciertas indicaciones. Sin embargo, la nutrición es una buena forma de prevenir, pues recuerda que las enfermedades crónico degenerativas no se pueden curar pero sí se pueden controlar y prevenir por medio de hábitos de alimentación saludables.

Al momento de realizar una valoración nutricional, el nutricionista necesita conocer los siguientes 3 datos:

1. Antropometría

Aquí podemos encontrar el cálculo del índice de masa corporal, ya que la antropometría se refiere a las diversas técnicas de medición física que permiten conocer las características de cada persona y adecuar su consumo de alimentos.

Información médica

Enfermedades que se han padecido o se encuentran presentes en la actualidad, así como alergias, intervenciones quirúrgicas, síntomas relacionados con la alimentación y medicamentos que toma el paciente.

Información nutricional o dietética

Sirve para obtener datos sobre la ingesta y los hábitos alimenticios que tiene cada persona, para ello, se utilizan dos tipos de cuestionarios, uno es “la frecuencia de alimentos” y el otro “recordatorio de 24 horas”.

factores para aprender cómo evaluarse nutricionalmente

Si quieres saber más sobre nutrición y sueñas con profesionalizar esta pasión, no te pierdas el artículo “curso de nutrición para mejorar tu salud”, en el que conocerás las opciones de diplomados que Aprende Institute tiene para ti.

¡Muy bien! Hasta ahora hemos visto que las evaluaciones nutricionales de cada paciente se realizan con base en su antropometría, información médica e información dietética, pero si quieres familiarizarte con lo que aporta cada uno de estos aspectos, es necesario que los comprendas a profundidad.

2. Antropometría: índice de masa corporal

En este primer aspecto profundizaremos más que en los demás, pues existen diversas mediciones del cuerpo que utilizan los datos de cada paciente para compararlos con tablas de referencia, lo que permite ubicar su información respecto al promedio general. Algunos de los datos que se requieren son el peso, la estatura, la talla, la circunferencia de la cintura e IMC, este último es el más utilizado, ya que su cálculo es rápido y sencillo.

El IMC es una medida que se recomienda sacar por que es capaz de detectar la obesidad y el sobrepeso, estados físicos que pueden ser los causantes de enfermedades como la hipertensión arterial o la diabetes, de esta forma el paciente puede prevenir estos padecimiento. Si quieres calcularlo, es necesario dividir el peso (kg) por el cuadrado de la estatura (m2) de la siguiente forma:

formula para calcular el indice de masa corporal

¡Si tienes sobrepeso u obesidad no te desanimes tu puedes cambiar las cosas por medio de tu alimentación!

Uno de los inconvenientes que tiene la medición del IMC es que algunos perfiles de personas no entran en esta categoría; por ejemplo, generalmente los atletas son musculosos y requieren de otro tipo de mediciones, otro caso que no se contempla es el de las mujeres embarazadas, que presentan cambios en el peso por la transformación de sus músculos, el líquido amniótico que rodea al feto y el peso del bebé.

En el caso de los niños, se utilizan tablas específicas dependiendo de su edad, en estas se ubican gráficas con curvas de crecimiento que calculan este dato con base en su edad, sexo, talla y peso, por lo que es importante contar con esta información al momento de realizar la evaluación.

06-Escuela-de-Bienestar-

Otras técnicas para calcular el índice de masa corporal

Medir el porcentaje de grasa es muy importante para identificar si existe algún riesgo de salud; no obstante, la medición antropométrica se puede realizar de muchas maneras. Hoy queremos mostrarte otras técnicas que también son muy efectivas para médicos y nutricionistas:

⁃ Pliegues cutáneos

Esta medición se realiza con un aparato llamado plicómetro y se basa en el principio de que el 99% de la grasa del cuerpo se encuentra debajo de la piel (subcutánea). El método consiste en medir cuatro pliegues (tricipital, bicipital, subescapular y suprailíaco) y sumar los resultados, posteriormente se comparan estos datos con tablas de referencia para saber el porcentaje de grasa en todo el cuerpo.

⁃ Impedancia bioeléctrica

Esta técnica permite calcular el porcentaje de agua corporal, la cantidad de tejido graso y la masa muscular. Su mecanismo de funcionamiento consiste en conectar dos electrodos y emitir una pequeña carga eléctrica que se conduce por medio de la grasa. Aunque es una buena aproximación, tiene la desventaja de ser muy sensible a la hidratación del cuerpo, lo que puede afectar el resultado de la medición.

⁃ Tomografía computarizada

Este método es más exacto aunque más costoso, pues implementa tecnología sofisticada para estimar el porcentaje de grasa muscular. Para llevarlo a cabo se realiza una tomografía computarizada por medio de un aparato de gran tamaño que nos permite obtener imágenes internas, así se calcula el depósito de grasa intraabdominal.

⁃ DEXA

El examen de densidad ósea, también conocido como absorciometría de rayos X (DEXA o DXA), emite una pequeña radiación que nos permite capturar imágenes del interior del cuerpo, de esta forma es posible medir la densidad mineral ósea y el tejido graso. Este método se usa en hospitales o investigaciones médicas.

Si te preocupa tener obesidad o sobrepeso, no te pierdas nuestro artículo “síntomas y causas de sobrepeso y obesidad”, en el que aprenderás exactamente qué es el sobrepeso y la obesidad, así como la mejor forma de detectarlos y contrarrestar sus daños.

3. Información médica

El siguiente aspecto que el nutricionista debe considerar es la información que le permitirá conocer los antecedentes médicos y el estado de salud actual de cada paciente. Es importante considerar esta información para conocer las necesidades y los alimentos que pueden ser favorables para la salud.

Para recabar esta información se preguntan distintos datos médicos como el motivo de la consulta, los diagnósticos médicos previos, los medicamentos o suplementos que consuma, las cirugías o las alergias, así como los exámenes de laboratorio previos ya sean glucosa, colesterol o triglicéridos. Si un familiar cercano presentó problemas de salud como obesidad, diabetes, hipertensión arterial, cáncer o enfermedades cardiovasculares, también se debe comunicar esta información a su nutricionista.

4. Información dietética

Esta evaluación busca conocer los hábitos alimenticios que tiene el paciente y a partir de esta información hacerle recomendaciones que le ayuden a ver lo que está haciendo bien o mal con respecto a su alimentación. Para llevarla a cabo, se pregunta la frecuencia con la que consume alimentos lácteos, carnes, embutidos, así como verduras como la zanahoria, el brócoli, la lechuga, la espinaca, las calabazas, los nopales, los champiñones o las frutas como la manzana, la pera, el durazno, el plátano y el mango.

De la misma forma, se indaga sobre la regularidad con la que se come pasta, pan, cereal de caja, azúcar, sal, así como la frecuencia con la que bebe agua.

Existen otros métodos que pueden ayudarnos a conocer la información dietética como el recordatorio de 24 horas que consiste en anotar los alimentos y las cantidades que se consumieron durante las últimas 24 horas, aunque este método no es muy preciso, nos da una idea de los patrones alimenticios que se presentan en la cotidianidad de cada paciente.

formato para nutrirte adecuadamente

Una buena alimentación trae muchos beneficios para tu vida, en el siguiente video te contaremos cómo detectar los problemas de salud por medio del análisis físico:

Hoy has aprendido de qué forma las evaluaciones nutricionales te ayudan a conocer tu estado de salud, además de diseñar un plan alimenticio a tu medida con base en tu medición física (antropometría), información médica e información dietética. El IMC es uno de los grandes métodos de medición física, pues nos permite saber si hay riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes. Aunque lo mejor siempre será que lo complementes con otros datos que te permitan conocer tu estado con seguridad.

No olvides acudir con un profesional o prepararte para transformarte en uno. ¡Tú puedes!

11 Nutricion y Salud

Deja una respuesta