+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
11 min de lectura

Descubre si tienes riesgo de desarrollar diabetes

manos sosteniendo cubos de azucar

Ya sea que tengas un familiar enfermo de diabetes o solo desees saber cómo prevenirla, es importante que estés bien informado y comprendas en qué consiste esta enfermedad, ya que si llevas buenas prácticas en tus hábitos y alimentación, es posible tanto prevenirla como controlarla para lograr una mejor calidad de vida. 

Por este motivo, hoy aprenderás qué pasa en el cuerpo cuando se presenta la diabetes, los factores de riesgo que la propician, cuáles son los principales síntomas y cómo puedes prevenirla ¡Vamos!

¿Qué es la diabetes?

La OMS considera la diabetes una enfermedad crónica no transmisible que se caracteriza por concentraciones elevadas de glucosa en la sangre (hiperglucemia), pues el cuerpo no produce suficiente insulina o no es capaz de utilizarla (resistencia a la insulina). La insulina es una hormona que se produce en las células del páncreas, precisamente para regular la concentración de glucosa (azúcar) en la sangre.

A lo largo del día, especialmente cuando comes, aumenta la concentración de glucosa en la sangre, por lo que el páncreas libera insulina para que actúe como una “llave” que permita que las células utilicen el azúcar como fuente de energía. Sin embargo, cuando el cuerpo no produce suficiente insulina, no funciona o no la usa como es debido, no puede recibir la energía que proviene de los alimentos, lo que se conoce como diabetes, un padecimiento complejo que si continúa agravándose puede ocasionar el deterioro en las células.

Una vez que este padecimiento es detectado, es muy importante que se lleve a cabo un tratamiento médico y nutricional que disminuya sus efectos negativos en la salud y mejore la calidad de vida de las personas que la padecen. La atención médica junto con una buena alimentación y actividad física, puede ayudar a que el paciente tenga una vida plena. Sigue aprendiendo más sobre la diabetes y sus consecuencias en la salud en nuestro Diplomado en Nutrición y Salud. Nuestros expertos y docentes te ayudarán a combatir esta enfermedad mediante su asesoramiento personalizado.

Factores de riesgo de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica y degenerativa, por este motivo lo ideal es lograr su prevención y detección temprana, por lo que se recomienda conocer cuáles son los factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollarla, así como detectarla en fases tempranas. Entre los principales factores de riesgo se encuentran:

1. Edad

Después de los 45 años el páncreas produce menos insulina, por lo que se aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2; no obstante, si tienes sobrepeso u obesidad este riesgo aumenta desde los 20 años. Es importante que a partir de esta edad realices un chequeo cada 3 años para medir tu nivel de glucosa en la sangre, pero si presentas otro factor de riesgo como el sedentarismo, la obesidad o el tabaquismo repítelo cada año.

2. Antecedentes familiares

La diabetes es hereditaria, ya que cuenta con un factor genético, aunque este no es un aspecto determinante, el riesgo de padecer diabetes aumenta si alguno de tus familiares más cercanos, como tu padre, madre o hermanos, fueron diagnosticados con este problema de salud.

3. Dislipidemias

La dislipidemia es un término médico que se refiere al aumento de lípidos en la sangre. Al alterarse los niveles sanguíneos con una dislipidemia, aumenta el riesgo de padecer diabetes. Es preciso observar de cerca si en los estudios médicos se observa resultados de HDL ≤ 40 mg/dl o triglicéridos de ≥ 250 mg/dl.

4. Hipertensión arterial

La hipertensión arterial ocurre cuando existe un aumento frecuente en la presión de los vasos sanguíneos y el corazón, por lo que este padecimiento puede favorecer la aparición de la diabetes. Una presión arterial de ≥ 140/90 mmHg se asocia con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

5. Sobrepeso u obesidad

Si tienes un IMC ≥ 25, puedes tener un índice de sobrepeso y obesidad, lo que aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2. El exceso de grasa en el cuerpo aumenta la resistencia a la insulina y altera la producción de hormonas que se producen en el tejido adiposo como la leptina, resistina y adiponectina.

6. Sedentarismo

El ejercicio ayuda a mantener los niveles de colesterol y triglicéridos en un buen estado, además de beneficiar la salud cardiovascular, por lo que se recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad física semanal, de lo contrario puede aumentar la resistencia a la insulina.

7. Embarazo

En algunos casos, las mujeres embarazadas pueden presentar diabetes gestacional, pues durante esta etapa de la vida, los niveles hormonales se encuentran constante cambio, lo que ocasiona que la glucosa sanguínea del cuerpo no se procese correctamente y aparezca la diabetes.

factores de riesgo de la diabetes

¿Cómo saber si tengo riesgo de diabetes?

¿Cómo saber si corres un riesgo serio de padecer diabetes? A continuación te mostraremos un test diseñado para determinar los principales factores de riesgo. Por medio de las siguientes preguntas podrás conocer tu riesgo de desarrollar esta enfermedad así que contesta sinceramente cada pregunta y suma tu puntaje, al final te mostraremos los resultados.

esquema test diabetes

Interpreta tus resultados y conoce si tienes riesgo de padecer diabetes

· Si obtuviste 3 puntos o más

Tienes mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, por lo que te aconsejamos acudir a tu médico y realizarte algunos estudios de laboratorio que te permitan medir tu nivel de glucemia, de esta forma podrás saber si presentas diabetes tipo 2 o prediabetes. Además de las pruebas de sangre, es recomendable que realices cambios en tu estilo de vida para que puedas prevenir o controlar esta enfermedad. Si deseas conocer más sobre la detección de la diabetes y su posterior tratamiento, regístrate en nuestro Diplomado en Nutrición y Salud y apóyate en nuestros expertos y docentes en todo momento.

¿Cómo empieza la diabetes?

Hemos visto que la detección temprana de esta enfermedad es vital para retrasar el daño que genera la hiperglucemia en las terminaciones nerviosas del cuerpo, las venas y las arterias que componen el sistema circulatorio y otros órganos.

Existen 4 síntomas comunes conocidos como las cuatro P’s de la diabetes a los cuales debes poner atención una vez que se presenten:

1. Poliuria

Este síntoma se refiere a las ganas de querer orinar frecuentemente, se produce porque hay una concentración excesiva de glucosa en la sangre y el riñón trata de compensarlo por medio de la orina.

2. Polidipsia

Es una sed excesiva e inusual, pues al eliminar mucha agua por medio de la orina, tu cuerpo necesita recuperar el líquido perdido.

3. Polifagia

Este síntoma produce ganas excesivas de comer, pues las células del cuerpo no pueden obtener la energía de los alimentos y envían señales por medio del cerebro para que comas más.

4. Pérdida de peso inexplicable

Se ocasiona porque a pesar de tener los nutrientes necesarios, el cuerpo no puede utilizarlos como una fuente de energía, lo que provoca que se reduzca el peso del paciente.

esquema las 4p de la diabetes

Además de estos síntomas, puedes presentar visión borrosa, entumecimiento u hormigueo de los pies, cansancio excesivo, irritabilidad, lesiones en la piel como cortes o moretones que se curan muy lento, así como infecciones frecuentes en la piel, las vías urinarias y las encías. ¡Presta atención a cualquiera de estos síntomas y cuida tu salud!

En algunos casos, las personas son asintomáticas, por lo que se recomienda tomar en cuenta los factores de riesgo y estar al pendiente si eres una persona vulnerable a esta enfermedad.

Si quieres saber como realizar una alimentación para diabéticos, no te pierdas el artículo arma un menú saludable para un paciente con diabetes”, en el que te presentaremos los diferentes tipos de diabetes que existen y cómo puedes tener una alimentación saludable y rica a pesar de sufrir este padecimiento.

¿Cómo prevenir la diabetes?

La prevención es siempre la mejor opción, ya que la diabetes puede ser una enfermedad con un elevado costo económico, psicológico y físico, por esta razón, realiza un plan de acción que se centre en cambiar tus hábitos alimenticios y estilo de vida.

Diversos estudios científicos han demostrado que la diabetes se demora en aparecer, por lo que puedes prevenirla si mantienes un peso saludable. Practica 30 minutos de actividad física al menos 5 veces a la semana, lleva una alimentación saludable y revisa tus niveles de glucemia en la sangre.

Si tienes más de tres factores de riesgo así como sobrepeso u obesidad, es recomendable revisar tus niveles de glucosa sanguínea cada año. Si tu glucemia se encuentra arriba de 100 y tienes un diagnóstico de prediabetes, lo más importante es que ajustes tus hábitos y te ayudes a prevenir esta enfermedad. ¡Aún estas a tiempo!.

Lleva a cabo los siguientes pasos para prevenir la diabetes o mejorar tu calidad de vida en caso de padecerla:

Mantener un peso saludable

En los últimos años, ha incrementado el número de casos de diabetes a causa de una resistencia en la producción de insulina, la cual se encuentra fuertemente vinculada al sobrepeso y la obesidad. Es importante mantener un peso saludable para controlar la glucosa en la sangre.

Hacer ejercicio regularmente

Una persona adulta debe realizar por lo menos 30 minutos de actividad física todos los días, esto ayuda a controlar el peso y los niveles de glucosa en la sangre. ¡Mueve tu cuerpo y mantenlo saludable!

Reducir el consumo de azúcar

Consumir alimentos y bebidas que contengan una concentración alta de azúcar aumenta los niveles de glucosa en la sangre, lo que provoca que el organismo produzca mayor cantidad de insulina y exista una sobrerresistencia en los tejidos. Reducir el consumo de azúcar es posible, solo debes hacer elecciones inteligentes. Intenta cambiar los dulces por frutas y la bollería o panes por cereales.

Beber suficiente agua

El agua es sumamente importante para diversos procesos del cuerpo humano, pues este ingrediente es capaz de desintoxicarlo, así como ayudar en el proceso de digestión y regulación de la glucosa.

Incrementar tu consumo de fibra

La fibra que puedes encontrar en las frutas, verduras y cereales integrales, es capaz de disminuir la velocidad con la que se absorbe el azúcar, lo que puede evitar que haya alteraciones bruscas en la glucosa de la sangre.

No saltarse las comidas

Si hay desorden en los horarios de comida o peor aún te saltas comidas importantes como el desayuno, puedes alterar tus niveles de glucosa en la sangre, esto puede ser peor si solo realizas una única comida al día e intentas compensar las demás consumiendo una alta cantidad de alimentos. Intenta siempre alimentarte a tus horas.

Control periódico

Si tienes factores de riesgo, realiza un chequeo médico anual que te ayude a prevenir y detectar cualquier posible alteración. La diabetes es una enfermedad crónica, pero si tienes los cuidados adecuados, es posible prevenirla y reducir sus daños. Lo más importante es que puedas adoptar un estilo de vida sano con el tiempo. Regístrate en nuestro Diplomado en Nutrición y Salud y aprende cómo tratar esta enfermedad con ayuda de nuestros expertos y docentes.

Hoy has aprendido que la diabetes es una enfermedad que se caracteriza por concentraciones elevadas de glucosa en sangre (hiperglucemia) y se presenta cuando tu cuerpo no produce suficiente insulina o no es capaz de utilizarla eficazmente (resistencia a la insulina). Es importante que tomes en cuenta estos factores, pues en los peores casos estas complicaciones pueden generar incapacidad o muerte prematura.

La buena nutrición y el estilo de vida saludable te permitirán prevenir y tratar la diabetes, entre otras enfermedades. ¡Recuerda que tu salud es lo más importante! Adapta estos hábitos de manera progresiva y vuélvelos parte de tu día a día.

Ahora que has aprendido a mantener un correcto control de la diabetes, continúa conociendo de mejor manera tu cuerpo y previniendo otro tipo de afectaciones. Para ello, te dejamos el siguiente artículo Identifica cómo cuidar tu salud cardiovascular con la alimentación.

Deja una respuesta