+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
11 min de lectura

Los primeros alimentos de tu bebé

los primeros alimentos a la dieta de tu bebé son indispensables para su salud

La nutrición es esencial para la salud y el desarrollo durante las primeras etapas de la vida, pues en estas edades se puede evidenciar un gran desarrollo físico y mental. Si el niño está sano y bien nutrido, comenzará a interactuar con el ambiente y logrará un mejor desarrollo social, psicológico y motriz, lo que hace indispensable incorporar los alimentos que aporten a tu bebé los mayores beneficios.

La alimentación forma parte de los estímulos que debemos cuidar en los bebés, ya que este momento es determinante para beneficiar su salud a lo largo del tiempo, de lo contrario, se pueden provocar reacciones negativas en el metabolismo durante la edad adulta. Si se fomenta una alimentación saludable, se pueden prevenir enfermedades como el sobrepeso, la obesidad o la diabetes.

Hoy aprenderás qué tipo de alimentación debes fomentar durante los primeros años de vida para generar hábitos saludables, de esta forma podrás mejorar el bienestar de los tuyos durante muchos años, la salud es uno de los mejores regalos para tu bebé ¡Vamos!

La lactancia materna 

Durante los primeros meses de vida se aconseja que el bebé se alimente exclusivamente de leche materna, ya sea de forma directa o extraída. También se debe evitar cualquier otro alimento o bebida como agua, jugos, o tés, puesto que puede llegar a disminuir la ingesta de leche materna y provocar que el bebé no adquiera los nutrientes necesarios para su desarrollo.

La leche materna tiene todos los nutrientes, vitaminas y minerales que necesita el bebé. Organizaciones internacionales de la salud como la OMS, UNICEF o la Secretaría de Salud, recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los primeros seis meses, para luego complementarla con otros alimentos hasta los primeros dos años de vida.

En los primeros años de vida se desarrolla la microbiota intestinal del bebé, que es el conjunto de bacterias ubicadas en el intestino, cuya función es realizar el proceso de digestión y aprovechamiento de los nutrientes. La microbiota intestinal juega un papel muy importante en el desarrollo y prevención de enfermedades, y se ha demostrado que los probióticos que se encuentran en la leche materna tienen un efecto benéfico en el bebé para regular la formación de la microbiota intestinal, lo que protege su salud tanto en sus primeras etapas como en el futuro. Para seguir descubriendo más sobre la lactancia materna y sus beneficios en un recién nacido, regístrate en nuestro Diplomado en Nutrición y Buena Alimentación y obtén toda la información necesaria.

Beneficios de la leche materna

La leche materna cuenta con múltiples beneficios para esta etapa de la vida, pero también a largo plazo, ya que fortalece la salud del bebé para toda su vida ¡vamos a conocer los principales beneficios!

1. Protección contra infecciones

La leche materna otorga proteínas, lípidos e hidratos de carbono, así como también estimula el desarrollo del sistema inmunológico, reduce la aparición de alergias y previene enfermedades que pueden aparecer hasta los diez años de vida como el asma o la dermatitis atópica.

2. Mejor desarrollo neuronal

Los niños que se alimentan con leche materna tienen mejores resultados en pruebas de inteligencia, lo que demuestra que este alimento también beneficia el desarrollo neurológico del recién nacido en las primeras etapas de la vida.

3. Favorece el vínculo afectivo madre-hijo

El contacto físico, la proximidad y el intercambio de olores y sonidos que se da entre la madre y el bebé durante la lactancia, favorece la producción de oxitocina en ambos. Esta hormona está encargada del proceso de producción de la leche, lo que genera sentimientos de bienestar y un lazo afectivo que dura toda la vida. 

4. Disminuye el sobrepeso, obesidad y diabetes  

La leche materna contiene lípidos, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua, lo que permite el sano crecimiento del bebé, pues le brinda los nutrientes necesarios. Este alimento ayuda a que los niños adquieran un mejor control de las porciones que consumen, por lo que presentan una complexión física más saludable y disminuyen los adipocitos, células encargadas de reservar grasa en el cuerpo.

la leche materna aporta vitamina A, vitamina D, proteína, calcio, hierro y fortalece la salud del bebe

Cabe destacar que durante los primeros 6 meses de vida la leche materna cubre el 100% de las necesidades nutricionales; sin embargo, el resto del primer año solo le proporcionará la mitad de los nutrientes y en su segundo año una tercera parte, por este motivo es que se comienzan a añadir poco a poco y de forma progresiva los demás alimentos que complementan su desarrollo. Conoce más beneficios de la leche materna en la salud del recién nacido en nuestro Diplomado en Nutrición y Buena Alimentación. Nuestros expertos y docentes te ayudarán en todo momento para cuidar la alimentación de tu bebé.

Alimentación complementaria y destete 

La ablactación, también conocida como alimentación complementaria, es el periodo en el que se comienzan a integrar algunos alimentos sólidos a la dieta del bebé, mientras se continúa el consumo de la leche materna; por otro lado, el destete se da cuando se suspende totalmente la lactancia del bebé.

Ambos procesos deben realizarse en periodos distintos, esto con el objetivo de que la acción se haga de forma progresiva y se asimile correctamente. La OMS recomienda que la ablactación comience desde los 6 meses y se alargue hasta los 2 años de vida. Al principio se cuida que las tomas de leche materna disminuyan poco a poco tanto en cantidad como en frecuencia, después de los 2 años se realiza el destete para comenzar a integrar únicamente alimentos.

El periodo de ablactación o alimentación complementaria es necesario, pues las necesidades energéticas y nutricionales del pequeño comienzan a superar el aporte que da la leche materna. ¡Hoy aprenderás qué alimentos necesitas integrar para llevar a cabo este proceso!

Si deseas conocer todo lo referente a la salud de tu bebé incluso antes de su nacimiento, no te debes perder este artículo titulado Vegetarianismo en las etapas de la vida: embarazo y lactancia.

Primeros alimentos sólidos para un bebé

La Norma Oficial Mexicana 043 (NOM043) señala que a partir de los 6 meses de edad los bebés pueden consumir una gran variedad de alimentos, entre estos se encuentran:

  • Cereales;
  • Verduras y Frutas, y
  • Alimentos de origen animal y leguminosas

Estos tres grupos de alimentos se deben incluir en la dieta diaria de un bebé de la siguiente forma:

➝ Cereales

  • Tortilla, pan, pasta, arroz, maíz, trigo, avena, centeno, amaranto, cebada;
  • De preferencia escoge cereales integrales, y
  • Opta por los cereales especiales para bebés como los fortificados.

➝ Verduras y frutas

  • Zanahoria, calabaza, manzana y pera;
  • Sírvelas sin freír, sin sal o azúcar añadida, y
  • Elige ingredientes naturales o papillas especiales para bebés.

➝ Alimentos de origen animal y leguminosas

  • Carnes (pollo, pescado, carnes magras) y huevo;
  • Lácteos y derivados como leche infantil de crecimiento, yogurt y queso, y
  • Aceites, grasas y semillas saludables, como del pescado y el aguacate.

Cuando comiences la alimentación complementaria de tu bebé, será recomendable que integres alimentos con una textura suave que sean fáciles de moler. Puedes ofrecerle frutas y verduras cocidas como la zanahoria, la manzana, la pera, el plátano, el chayote o la calabaza; procura darle una gran variedad de alimentos, ya que solo así podrá adquirir los distintos nutrientes que su cuerpo necesita.

Según la Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2012 que promueve la educación y la salud en materia alimenticia dentro del país, a partir de los 6 meses es recomendable añadir a la dieta diaria carne y alimentos de origen animal, esto con el propósito de garantizar su aporte en hierro y zinc, lo que permitirá prevenir enfermedades como la anemia.

Recuerda comenzar a introducir los alimentos uno por uno durante dos o tres días para observar la tolerancia de tu pequeño y descartar posibles apariciones de alergias alimenticias.

Puedes orientarte con la siguiente información:

  • De 0-6 meses: los bebés de esta edad únicamente deben tomar leche materna a libre demanda, en caso de que no se tenga acceso a este alimento, un profesional de la salud debe recomendar algún tipo de leche, pues durante esta etapa solo se puede consumir líquidos.
  • De los 6 a 7 meses es ideal comenzar a introducir purés y papillas 3 veces al día junto con la leche materna, la consistencia debe ser grumosa y semisólida.
  • A partir de los 8 meses lo recomendable es continuar con los purés y alimentos machacados, después del primer año de edad se pueden empezar a ofrecer picados o en trocitos.
la nutricion adecuada en el crecimiento de tu bebe es clave para garantizar su salud y bienestar fisico y mental

Consejos para introducir agua y alimentos sólidos a la dieta de tu bebé

Cuando comienzas a introducir alimentos sólidos en la dieta de tu bebé, también debes incorporar agua natural. Una sugerencia es que adquieras un vasito entrenador de 2 a 3 onzas y se lo des a lo largo del día después del desayuno, comida y cena, esto le permitirá al bebé hidratarse y adquirir el hábito de tomar agua simple.

Conforme el bebé crece, también la curiosidad aumenta, le llamarán la atención las texturas y los sabores, los músculos de su boca y la coordinación madurarán, por lo que se volverá más independiente para comer y procesará los alimentos finamente picados o en trocitos. Para él, la hora de la comida también es la hora de tener experiencias con el alimento, así que va a querer tocar, sentir y aventar todo lo que le pongas enfrente, ¿y sabes qué? es totalmente normal, es su forma de conocer el mundo.

Actualmente se ha popularizado la alimentación Baby-led Weaning, una práctica que consiste en poner al alcance del bebé alimentos variados de acuerdo a sus requerimientos nutricionales, lo que permite que pueda elegir lo que desea comer. Es muy importante que cuando se realice, un adulto lo acompañe en cada momento, con esto se podrá evitar que se meta pedazos muy grandes a su boca y lo ayudará a prevenir una posible asfixia.

la alimentacion para bebes es clave para el crecimiento y salud en ciertas etapas

Recomendaciones adicionales para la alimentación de tu bebé

Por último, ten presente que al incorporar los nuevos alimentos a la dieta de tu bebé, debes seguir las siguientes recomendaciones: 

  • Introduce un alimento a la vez para que tenga tiempo de identificar su sabor, color, olor y consistencia, además de que tu puedas observar como reacciona ante los nuevos ingredientes.
  • Ofrece el mismo alimento durante 3 ó 4 días consecutivos, pues aunque haya un rechazo inicial, esto te ayudará a que el bebé se familiarice. 
  • Al principio no mezcles alimentos, así podrá identificar los sabores naturales que hay en cada uno. 
  • Si quieres que su paladar se mantenga saludable, no adiciones sal ni azúcar. 
  • Comienza con texturas suaves como purés y papillas, conforme el bebé aprenda a masticar, puedes aumentar gradualmente el picado de los alimentos.
  • Se recomienda que la introducción de alimentos que pueden generar alergias se inicie de acuerdo a la opinión del especialista, por lo general, estos alimentos se comienzan a ofrecer después del primer año de vida, aunque para los niños con antecedentes familiares puede esperarse un poco más.

Hoy has aprendido la importancia de la lactancia materna y cómo puedes comenzar a incorporar los primeros alimentos a la dieta de tu bebé. Los adultos que tienen contacto con el pequeño son los responsables de la seguridad y calidad de los alimentos que consume, por lo que deben ofrecerle comida que le ayude a su nutrición y evitar alimentos como las bebidas endulzadas, la comida con azúcar y la comida salada.

Recuerda que la leche materna es el único alimento que el bebé necesita durante los primeros 6 meses de vida, posteriormente se comenzará a realizar una alimentación complementaria, en la que se podrán comenzar a incorporar nuevos alimentos como frutas, verduras, cereales y productos de origen animal. ¡Cuida su alimentación para que esté sano toda su vida con nuestro Diplomado en Nutrición y Buena Alimentación! nuestros expertos y docentes te brindarán todas las herramientas y asesoramiento para alimentar de manera adecuada a tu bebé.

Después de leer lo importante que es aportar los mejores nutrientes a tu bebé durante sus primeros meses, seguramente querrás conocer más sobre los años venideros. Por ello, te recomendamos leer el artículo Crea platillos nutritivos para niños y mantener una correcta alimentación de los niños desde el inicio.