+1 (305) 908-3413

¿Por qué tengo hambre después de comer?

6 min de lectura
porque-tengo-hambre-despues-de-comer

Seguramente te has preguntado ¿por qué me da hambre después de comer? Este fenómeno es más común de lo que piensas, pero puede contribuir a que subas de peso debido a una nutrición deficiente. Lee el siguiente artículo para comprender por qué pasa esto y conoce algunas formas de prevenirlo. 

¿Qué factores hacen que tengamos hambre después de comer?

La dieta que llevas, tu estilo de vida y cómo organizas las comidas a lo largo de la jornada pueden hacer que sientas hambre después de comer

Antes de enlistar los factores que contribuyen a esta situación, es importante entender cómo se regula la saciedad, además del hambre en el cuerpo. En este proceso intervienen dos hormonas principales: 

  • Grelina (estimula el hambre) 
  • Leptina (estimula la saciedad) 

Cuando el estómago produce la grelina, esta viaja al cerebro mediante nuestro sistema circulatorio y llega hasta el núcleo arcuato (regulador del hambre). Una vez que esta señal se activa, consumimos alimentos para que sean digeridos, absorbidos y transportados al tejido graso (adipocitos). Estas células producen la leptina en respuesta al consumo de glucosa. La hormona viaja al núcleo y da la señal de saciedad.

A continuación, te explicaremos el rol que juegan todos estos elementos en tu alimentación y tu sensación de saciedad:

No ingieres alimentos de alto valor nutricional

Muchas veces, el hambre después de comer se debe a que tu dieta se basa en comidas de pobre valor nutricional, como harinas refinadas, los refrescos azucarados y las golosinas. Alimentos de este tipo calman tu hambre, pero solo por un corto periodo de tiempo. Si bien aportan calorías, carecen de proteínas, fibras y nutrientes esenciales para que tu cuerpo mantenga la sensación de saciedad por varias horas. Es recomendable que te alejes de las comidas excesivamente calóricas y refinadas para mejor llevar una dieta compuesta por alimentos de menor densidad energética, ricos en fibra, que produzcan saciedad y que tengan efectos positivos en tu salud.

Factores psicológicos

Para comprender por qué comes y sigues teniendo hambre, no solo debes tener en cuenta factores corporales, sino también mentales. Si has ingerido alimentos nutritivos y aun así no consigues saciarte, es probable que lo que te impulse a comer no sea el hambre, sino la ansiedad o el estrés. Las demandas laborales y familiares y el ritmo de vida ajetreado pueden hacer que recurras a la comida para sobrellevar las presiones cotidianas. Tu cuerpo ya se ha saciado, pero tu cerebro sigue pidiendo alimentos reconfortantes que lo ayuden a enfrentar situaciones de estrés.

Saltarse comidas

Otra de las razones por las que tienes hambre después de comer es una organización incorrecta de las comidas durante el día. Sobre todo, el hecho de saltarse comidas con el propósito de adelgazar. Llevar una dieta requiere de un plan especialmente diseñado para perder peso, ya que omitir alimentos tiene el efecto contrario. 

Especialistas en el tema coinciden en que no respetar las cuatro comidas hace que nuestro organismo entre en modo de supervivencia y ralentice su metabolismo, lo que genera una mayor absorción de grasas. Adicionalmente, pasar largas horas sin ingerir alimentos hace que, al momento de sentarte a comer, las cantidades de un plato normal no sean suficientes para llenarte. 

Demasiada fructosa

Si eliges alimentos saludables y tienes una buena gestión de las emociones, tal vez tienes hambre después de comer debido al exceso de fructosa. La fructosa es un componente que afecta el correcto funcionamiento de la leptina, la hormona encargada de comunicarle a tu cuerpo que ya has comido lo suficiente. Al no recibir este mensaje, lo más probable es que sigas comiendo de más. 

Las frutas son alimentos esenciales para llevar adelante una dieta sana, pero su consumo excesivo puede provocar que sientas hambre después de comer. Si buscas una opción para reemplazar parcialmente las frutas, prueba con alimentos como la levadura nutricional.

porque-no-consigo-saciarme-infografia

¿Cómo controlar este fenómeno? 

A continuación, te compartimos algunas  estrategias para llevar una dieta y estilo de vida saludables. Dejarás de sentir hambre después de comer con estos consejos. ¡Perfecciona tus conocimientos y diseña rutinas de alimentación saludables para ti y los tuyos con nuestro Curso de Nutricionista Online!

Lleva una dieta sana y equilibrada

Una dieta adecuada tiene múltiples ventajas. Mejora tu estado de ánimo, aumenta tu energía y puede prolongar tu expectativa de vida. Recuerda ingerir alimentos variados y que contengan vitaminas, proteínas, fibras y hierro. Algunos ejemplos de alimentos saludables son las carnes magras, la leche, las frutas, los vegetales y los huevos. Si quieres mantener el equilibrio en tu organismo, elige alimentos que mejoran tu digestión

piramide-nutricional

Aprende a gestionar tus emociones

Muchas personas recurren a la comida como forma de sobrellevar las presiones cotidianas. Sin embargo, existen maneras mucho más positivas de enfrentar estas situaciones. Debes aprender a organizar tu rutina para cumplir con tus obligaciones sin recargarte de trabajo. La meditación y el ejercicio también son buenas formas de regular tus emociones. Si sientes agobio, tómate unos minutos para meditar, sal a practicar tu deporte favorito o da una relajante caminata. Hacer de estas actividades hábitos cotidianos puede mejorar enormemente tu estilo de vida. 

correr-al-aire-libre

Respeta las cuatro comidas

Respetar las cuatro comidas es un excelente hábito que deberías incorporar a tu vida cotidiana, y no solo porque te permita saciarte. Una vida alimentaria organizada en desayuno, almuerzo, merienda y cena te da la energía necesaria para cumplir tus objetivos del día. Además, mejora tu estado de ánimo y aumenta tu rendimiento. Por último, es una excusa perfecta para reunirte con tus seres queridos alrededor de la mesa y compartir tus experiencias. 

Conclusión

Sentir hambre constantemente puede deberse a muchas causas, pero sin duda es un hábito contraproducente para tu salud. Si quieres profundizar tus conocimientos en nutrición, inscríbete ahora al Diplomado en Nutrición y Buena Alimentación. Aprende con el mejor equipo experto y recibe tu diploma en poco tiempo. 

Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar