+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Qué es la radiofrecuencia facial y cuáles son sus beneficios

que-es-la-radiofrecuencia-facial-y-cuales-son-sus-beneficios

La piel es una de las primeras zonas  del cuerpo en las que el paso del tiempo empieza a notarse. Por suerte, existen diversas opciones de tratamientos faciales que nos permiten mejorar considerablemente el aspecto de la dermis y uno de ellos es la radiofrecuencia facial.

Este procedimiento se ha convertido en uno de los más demandados en las clínicas de medicina estética, ya que no es invasivo,  combate la flacidez, elimina las arrugas y tiene un efecto prácticamente inmediato después de su aplicación. ¿Acaso es el secreto del rejuvenecimiento facial?

Aquí te contaremos más sobre qué es la radiofrecuencia facial, cuáles son sus beneficios y  para qué sirve. 

Y si quieres conocer rutinas de cuidado para la piel, nuestro artículo puede ayudarte. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

Empecemos por saber que es una técnica de medicina estética para tratar la laxitud de la piel. Estimula la producción de colágeno mediante la elevación de la temperatura de la dermis. Dicho aumento de colágeno tensa los tejidos de la zona tratada, logrando un efecto de rejuvenecimiento similar al del lifting, pero sin cirugía. Por tales razones es uno de los favoritos de la cosmiatría.

A partir de los resultados de un estudio de caso realizado en la Pontificia Universidad Católica de Minas Gerais en Brasil, es posible afirmar que uno de los principales beneficios de la radiofrecuencia facial es la contracción del colágeno de los tejidos a corto plazo, lo que tiene un efecto tensor flash. También estimula la síntesis del nuevo colágeno al reparar los tejidos y su efecto permanece durante mucho tiempo. 

¿Y cómo funciona el tratamiento facial? Ah, pues, con la aplicación de ondas electromagnéticas en la zona a tratar, se penetra desde las capas más superficiales de la piel hasta las más profundas. Las ondas elevan la temperatura de los tejidos y favorecen la estimulación de las células encargadas de producir colágeno, lo que ayuda a eliminar las toxinas.

Lo mejor es que, tal y como sostiene un artículo publicado por la American Society for Dermatologic Surgery, la radiofrecuencia facial es un tratamiento seguro, tolerable y efectivo. ¡Conoce más detalles en nuestro Curso de Medicina Antienvejecimiento!

conoce-todo-sobre-la-radio-frecuencia-facial

Beneficios de la radiofrecuencia facial

Ya vimos qué es la radiofrecuencia facial, ahora conoce sus beneficios.

El primero y principal es el rejuvenecimiento facial, pues para esto es que la mayoría de personas recurren al procedimiento. Por supuesto, no podemos dejar de mencionar el hecho de que es un tratamiento estético no invasivo y nada agresivo con la piel.

Pero hay otros beneficios de la radiofrecuencia facial que se pueden considerar. Conozcamos algunos de ellos:

Reducción de la flacidez de la piel

La estrella absoluta entre los beneficios de la radiofrecuencia facial es la disminución de la flacidez. Tanto en el rostro como en el cuello se consigue la contracción de la piel y un efecto tensor que ayuda a eliminar las arrugas finas y las líneas de expresión.

Según un estudio realizado por especialistas de diferentes universidades de Estados Unidos, la contracción de las fibras de colágeno ya existentes en la piel se produce inmediatamente después de la aplicación de las ondas electromagnéticas. Dichas fibras reaccionan a la exposición a la temperatura durante cierto tiempo.

Además de esto, el calor genera la ruptura de las uniones entre el hidrógeno intramolecular que se encuentra en los tejidos, lo que contribuye al efecto tensor. Por otro lado, también ocasiona ciertas microlesiones que estimulan la producción de nuevo colágeno durante su reparación.

Reducción de la grasa

La radiofrecuencia facial también contribuye a reducir la grasa acumulada en las capas de la piel gracias a la aplicación de calor desde los tejidos profundos. Esto permite definir el óvalo facial y disminuir la grasa acumulada en la papada. De igual manera reduce la aparición de acné debido a una regulación del sebo facial.

El proceso consiste literalmente en derretir la grasa y facilitar su eliminación natural a través del drenaje linfático. Por eso, este tratamiento también es útil contra la celulitis.

Es útil para diferentes problemas de la piel

Según un estudio realizado por especialistas del Washington Institute of Dermatologic Laser Surgery, otras razones de peso para elegir la radiofrecuencia facial son el tratamiento de cicatrices producidas por acné, cúmulos de vello indeseado, lesiones vasculares, eczemas, rosácea, cuperosis e hiperpigmentación. 

Mejora general del aspecto de la piel

Durante el tratamiento ocurren diversos procesos que mejoran, en términos generales, el aspecto de la piel:

  • Bioestimulación. Activa los mecanismos de producción de nuevas células:  repara y renueva las existentes.
  • Vascularización. Aumenta la circulación sanguínea local: mejora el aporte de oxígeno y nutrientes a los tejidos.
  • Hiperactivación. Incrementa el metabolismo celular: el tejido se reestructura y se desintoxica el drenaje linfático.

¿El resultado? Una piel más firme, elástica, luminosa y con mejor tono.

radio-frecuencia-facial

Zonas que puedes tratar con radiofrecuencia

Dentro del rostro hay distintas zonas en las que se puede concentrar el tratamiento:

  • Frente: levanta cejas y tensa la piel.
  • Debajo de los ojos: elimina ojeras y bolsas.
  • Ritidosis o patas de gallo: tensa la piel y aminora la visibilidad de las arrugas finas.
  • Mejillas: disminuye los poros dilatados.
  • Línea de mandíbula: atenúa la flacidez y define el óvalo facial.
  • Cuello: tensa la piel y degrada las arrugas.

¿Para quién está indicada la radiofrecuencia facial?

Cualquier tipo de piel a partir de los 30 años puede beneficiarse de este tratamiento. Está dirigida a hombres y mujeres que presenten una flacidez leve o moderada y deseen mejorar su aspecto sin recurrir a procesos quirúrgicos u otros procedimientos más agresivos.

¡Conoce más sobre los tipos de piel y sus cuidados en este artículo!

Aunque la radiofrecuencia es un tratamiento con grandes beneficios, es importante señalar que no es recomendado para personas con condiciones como: 

  • Embarazo y lactancia
  • Pacientes con cardiopatías graves
  • Alteraciones de la coagulación
  • Enfermedades del tejido conectivo
  • Pacientes con enfermedades neuromusculares
  • Personas con cáncer
  • Pacientes con prótesis metálicas, marcapasos, desfibriladores
  • Obesidad mórbida

¿Cuántas sesiones de radiofrecuencia facial son necesarias?

Si bien, algunos efectos son inmediatos, se recomiendan entre 5 y 10 sesiones  para notar los efectos a largo plazo. Las cuales, por lo general, duran alrededor de 30 minutos y deben realizarse una vez a la semana. Con el tiempo, ya serían suficientes de cuatro a seis por año.

beneficios-de-la-radio-frecuencia-facial

Conclusión

Ahora que ya sabes qué es la radiofrecuencia facial, ¿estás pensando en probarla por tu cuenta? Si quieres aprender más sobre tratamientos para la piel, inscríbete en nuestro Diplomado en Cosmetología Facial y Corporal. ¡Nuestros expertos te esperan! ¡Profesionaliza tu pasión y ofrece más servicios a tus clientes!