+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Síntomas de presión baja y cómo controlarla en adultos

sintomas-de-la-presion-baja-y-como-controlarla-en-adultos

Todos hemos sentido alguna vez los síntomas de presión baja: mareos, malestar, zumbidos en los oídos.  Sin embargo, en adultos mayores, este malestar es más frecuente y capaz de generar mayores complicaciones a futuro.

Tal y como lo explica un estudio de la Virginia Commonwealth University School of Medicine, la hipotensión o presión baja sucede cuando la presión arterial es mucho más baja de lo normal, motivo por el cual el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre. 

¿Cuáles son sus causas?, ¿cómo identificar los síntomas de baja presión? y ¿cómo tratarlos? En este artículo te daremos las respuestas.

¿Cuáles son las causas de la presión baja?

Controlar la presión arterial es tan importante como la estimulación cognitiva para adultos. Los síntomas de presión baja pueden aparecer por diversas causas y no significan lo mismo para todas las personas o afectan de la misma manera.

En el caso de los adultos mayores, la presión baja causa mareos, caídas y desmayos. Estos síntomas también pueden señalar un problema de salud más grave como infecciones o alergias, de modo que no se deben pasar por alto.

Por otra parte, también son frecuentes la hipotensión ortostática, producida por un cambio súbito en la posición del cuerpo, o la hipotensión posprandial, la cual sucede después de comer. 

En los adultos mayores, las causas más comunes de síntomas de presión arterial baja son problemas fisiológicos relacionados con el envejecimiento. Según un estudio de la Universidad de Puerto Rico, las personas mayores se enfrentan a las siguientes situaciones:

  • Pérdida de la sensibilidad de los barorreceptores, los cuales regulan la frecuencia cardiaca y la presión arterial.
  • Disminución de la respuesta de receptores beta y del número de células de marcapaso o nódulo sinoauricular
  • Reducción del mecanismo de sed y propensión a la deshidratación y la hipovolemia
  • Mayor riesgo de sedentarismo

Asimismo, la presión baja puede ser causada por insuficiencias cardíacas, al igual que ciertos medicamentos o sustancias como el alcohol, los ansiolíticos, los antidepresivos, los diuréticos y los analgésicos.

¿Cómo tratar la presión baja en adultos?

Los síntomas de presión baja leves no requieren grandes tratamientos o cuidados a largo plazo. Sin embargo, si la hipotensión es reiterativa, será necesario consultar con un especialista para encontrar el motivo.

Asimismo, el posible tratamiento cambiará según el tipo de hipotensión y los síntomas que presenta, así como su gravedad.

Recostarse

Una de las causas más comunes de la hipotensión es la variación de la presión arterial en las distintas partes del cuerpo. Un buen tratamiento es acostarse para que la presión arterial se iguale en todo el cuerpo. Del mismo modo, elevar las piernas por encima del nivel del corazón puede incrementar el retorno de la sangre, lo que aumenta el gasto cardiaco y la presión arterial.

piernas-elevadas

Consultar con médicos

Si la hipotensión es relativamente frecuente, es mejor consultar con profesionales para descartar posibles patologías. Según un estudio publicado en la Revista de Neurología, los síntomas de presión baja pueden ser provocados por problemas del sistema nervioso autónomo, problemas cardiacos, efectos secundarios indeseados de fármacos, deterioro fisiológico o modificaciones transitorias del volumen hemático. 

El diagnóstico instrumental es sencillo y se realiza utilizando la mesa basculante con monitorización cardiovascular continua. Esta técnica no es invasiva y no requiere mayor colaboración del paciente.

conversando-con-un-medico

Líquidos administrados por vía intravenosa (IV)

Según la Virginia Commonwealth University School of Medicine, la administración de líquidos por vía intravenosa (IV) es un buen tratamiento para la hipotensión, siempre y cuando el corazón del paciente pueda manejar este exceso.

sonda

Ajustes en la medicación

La hipotensión puede requerir ajustes en la medicación del adulto mayor, ya sea cambiando o dejando de tomar algún medicamento cuyos efectos bajen la presión arterial. Asimismo, se puede administrar una nueva medicina con el fin de tratar el problema que causa la hipotensión.

medicamentos

Añadir sal a la dieta

Aumentar el nivel de sodio en la dieta es un tratamiento recomendado por especialistas de salud para elevar la presión arterial. Esto puede hacerse siempre y cuando no existan otras patologías que puedan acentuarse.

Usar medias de compresión 

Las medias de compresión elásticas que cubren la pantorrilla y el muslo son ideales para ayudar al tránsito de la sangre de las venas de las piernas hacia el corazón.

Mejores recomendaciones para prevenir la presión baja o hipotensión

Las siguientes recomendaciones para prevenir la presión baja o hipotensión, sobre todo si se trata de hipotensión ortostática, pueden llevarse a cabo con cualquier adulto mayor independientemente de su condición física o mental.

También te puede interesar: 10 actividades para adultos con Alzheimer.

Cuidar hábitos y consumos

alimentacion

Conocer más sobre la alimentación saludable en adultos mayores es el primer paso para garantizar su bienestar. En el caso de la presión baja, acciones cotidianas como beber más agua pueden marcar la diferencia y mejorar mucho el estado del paciente. De forma complementaria, se recomienda reducir o eliminar el consumo de alcohol y cafeína.

Evitar los lugares calurosos

La clínica española Rioja Salud recomienda evitar lugares calurosos para frenar la reducción del ritmo con el que la sangre circula por el cuerpo.

Conclusión

Los síntomas de presión baja son tan variados como recurrentes, especialmente en personas mayores. Si quieres saber cómo tratar esta y otras patologías propias de la edad, inscríbete en nuestro Diplomado en Cuidado del Adulto Mayor. Aprende junto a nuestros especialistas y mejora la calidad de vida de los más grandes de la casa.