+1 (305) 908-3413
Felipe Villegas
Felipe Villegas
6 min de lectura

7 enfermedades que puedes prevenir si realizas ejercicio

7-enfermedades-que-puedes-prevenir-si-realizas-ejercicio

Seguramente ya has oído hablar del impacto positivo que puede generar el ejercicio en tu apariencia física. ¿Pero conoces los beneficios que conlleva para la salud integral de nuestro organismo? Caminar, trotar, hacer pesas, ciclismo, spinning, yoga o pilates, son algunas de las alternativas con las que podemos poner el cuerpo en movimiento. 

En la actualidad, cada vez existe una mayor conciencia sobre lo que significa llevar un estilo de vida saludable, lo que ha llevado a las personas a informarse acerca de la importancia de hacer ejercicio y cómo este puede prevenir enfermedades o combatir algunas existentes. 

¿Estás buscando motivación para ejercitarte? Sigue leyendo e inicia una rutina sana, equilibrada y consciente que beneficie a tu cuerpo.

¿Cómo influye el ejercicio en la salud?

Todas las actividades físicas que realicemos, ya sean de alto o bajo impacto, pueden beneficiar a nuestro organismo a nivel físico y mental. Esto quiere decir que mientras estamos en movimiento, además de perder grasa y fortalecer músculos, huesos y tendones, liberamos sustancias como dopamina, serotonina y endorfina, encargadas de mantener la mente sana y estable. 

Enfermedades que pueden prevenirse practicando ejercicio físico

Diversos estudios han concluido que la importancia de hacer ejercicio va más allá de mantener una apariencia física armoniosa, ya que demuestran que su práctica constante logra mejorar nuestra salud física y nuestro estado emocional, lo que nos ayuda a alcanzar un bienestar general.

La práctica de cualquier actividad física, siempre y cuando esté aprobada por un profesional y no comprometa ningún cuadro patológico, es una alternativa considerable para eliminar el sedentarismo, causa de muchas enfermedades, como: 

Obesidad

Fiona Bull, doctora y coordinadora del programa de la OMS de vigilancia y prevención poblacionales de las enfermedades no transmisibles, afirmó: “el sobrepeso y la obesidad han causado una crisis sanitaria mundial que se agravará en los próximos años, a menos que empecemos a tomar medidas drásticas”.

La obesidad es una de las principales consecuencias de no realizar actividad física. Esta condición  puede desencadenar problemas de salud graves, como presión arterial alta, afecciones cardíacas, diabetes, cáncer e incluso depresión. Es por esto que ha despertado alarma y preocupación en muchos especialistas en el área de la salud.

Diabetes 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica, consecuencia de un nivel alto de glucosa en la sangre. Esto se debe a que las células del cuerpo no tienen la capacidad de absorber y almacenar la glucosa correctamente para luego usarla como fuente de energía. 

Algunas de las causas de la diabetes tipo 2 se relacionan con la genética, el aumento del colesterol bueno y la presencia de triglicéridos altos, ser de ascendencia afroamericana, hispana, latina o asiática, y la obesidad. De nuevo vemos reflejada la importancia de hacer ejercicio.

Afecciones del corazón

Según información aportada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), “la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en los Estados Unidos. Aproximadamente 1 de cada 4 muertes en los Estados Unidos ocurre debido a una enfermedad cardíaca y afecta a todos los géneros, grupos raciales y étnicos”. 

Una mala alimentación, el consumo de bebidas alcohólicas en altas cantidades, los niveles elevados de estrés y la ansiedad, son algunas de las causas de los problemas cardíacos, los cuales pueden agravarse aún más si no se realiza actividad física de manera regular.

Accidente cerebrovascular

Un accidente cerebrovascular o ACV es el resultado de la falta de flujo sanguíneo al cerebro, lo que evita que este pueda oxigenarse y recibir los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento. Se produce cuando el vaso sanguíneo se rompe u obstruye con un coágulo de sangre, causando daños permanentes en las células cerebrales.

No importa si tu cuerpo encaja dentro del somatotipo endomorfo o ectomorfo, tendrás mayores posibilidades de sufrir un ACV si llevas una rutina sedentaria, no realizas ningún tipo de actividad física, o tienes colesterol o presión arterial alta. Estadísticamente, este tipo de patologías son más frecuentes en hombres que han pasado los 55 años. 

Osteoporosis

La práctica regular de ejercicios controlados te permitirá fortalecer y reducir el avance de la enfermedad en los huesos. Si ya padeces esta patología, evita realizar actividades de alto impacto, como correr, saltar o trotar. Aun así no puedes quedarte quieto, pues el movimiento evitará que avance más rápido la problemática. 

Depresión y ansiedad 

La depresión, el estrés y la ansiedad se encuentran fuertemente relacionados con el hecho de no realizar ninguna actividad física. Son diversos los estudios que han comprobado la cantidad de sustancias que libera nuestro cuerpo durante el ejercicio, todas estas esenciales para lograr un bienestar general, estimular la mente y mejorar los estados de ánimo. Muchos profesionales del sector salud recomiendan moverse a diario, incluso si tu rutina solo te permite practicar ejercicio antes de dormir.

sedentarismo

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico es una de las consecuencias más graves de no realizar actividades físicas, ya que esta es una condición en la que se combinan afecciones cardíacas, diabetes, niveles anormales de colesterol y triglicéridos. 

Esta enfermedad se deriva de un estilo de vida poco saludable, en el cual predomina la mala alimentación, el poco descanso, el consumo excesivo de tabaco y alcohol y la inactividad física. 

ejercicios-de-bajo-y-alto-impacto

¿Cuáles son las consecuencias de no realizar actividad física? 

Un cuerpo mal alimentado, un estilo de vida acelerado y una baja o nula actividad física, son el principio de muchas de las patologías tratadas en este artículo.

Conocer qué enfermedades puedes prevenir si realizas ejercicios es un excelente método para encontrar motivación y hacer actividad física. ¡Anímate y empieza hoy mismo!

Conclusión

Saber qué enfermedades puedes prevenir si realizas ejercicios de forma regular te permitirá tener un mayor control sobre el cuidado de tu cuerpo. No necesitas ser el mejor jugador en ningún deporte ni internarte en el gimnasio, solo 20 o 30 minutos de actividad física diaria mejorará tu bienestar de manera inmediata. 

Si quieres aprender más sobre los métodos para activar tu cuerpo con ejercicio, inscríbete en nuestro Diplomado en Entrenador Personal. Nuestros expertos te enseñarán todas las técnicas y consejos para diseñar las mejores rutinas de ejercicio y adaptarlas a tu estilo de vida, gustos y posibilidades. ¡No esperes más!