+1 (305) 908-3413

Todo sobre el rompimiento de fibras musculares en el ejercicio

6 min de lectura
todo-sobre-el-rompimiento-de-fibras-musculares-en-el-ejercicio

La musculatura del cuerpo humano está conformada por pequeñas estructuras cuya función es estirarse y contraerse con el fin de producir movimiento para desempeñar actividades como caminar, correr y saltar.

Sufrir un rompimiento de fibras musculares es algo de lo que nadie está exento, sobre todo si acostumbras a realizar actividad física. Por eso, es importante saber cómo identificar a tiempo el grado del daño ocasionado y la zona que necesita atención.

Según un estudio publicado en SciElo, una revista chilena de Radiología, este tipo de lesiones musculoesqueléticas representan un 30% de todas las lesiones producidas durante la práctica de algún deporte, y el 95% de ellas se sitúan en los miembros inferiores del cuerpo. 

A continuación te explicaremos cómo es que se produce un rompimiento de fibras musculares en el ejercicio; y además, te brindaremos algunos consejos sobre cómo cuidar el sistema muscular para evitar este tipo de lesión. ¡Empecemos!

¿Qué es una rotura fibrilar?

Cuando hablamos de rotura fibrilar o desgarro muscular nos referimos al quiebre total o parcial del tejido de algún músculo. La gravedad y el tratamiento de esta lesión dependerá de la cantidad de fibras afectadas y del daño ocasionado. 

Ahora que sabes lo que es una rotura fibrilar, es importante que conozcas sus causas y síntomas. 

¿Por qué se producen los rompimientos de fibras musculares?

El rompimiento de fibras musculares en el ejercicio ocurre frecuentemente. Sin embargo, estas lesiones musculoesqueléticas no solo se limitan a la práctica de algún deporte, pues también pueden producirse al realizar actividades cotidianas que expongan al músculo a trabajos a los que no está habituado. Algunos ejemplos son:

Golpes fuertes

Aunque una de las razones más frecuentes es la excesiva elongación o contracción de un músculo, también es posible que se generen rompimientos miofibrilares al recibir golpes fuertes. 

Debilidad muscular

Un tejido muscular débil es más propenso a sufrir una ruptura de sus fibras o desgarro. Muchas veces, al realizar rutinas deportivas extenuantes, se puede dañar significativamente al tejido muscular. 

Las razones por las que un músculo se debilita son variadas. Sin embargo, una de las más conocidas es la pérdida de masa muscular o catabolismo. Si te interesa conocer más sobre qué es el catabolismo muscular y qué hábitos lo ocasionan, te invitamos a leer nuestro blog. 

Síntomas de una rotura fibrilar

Los síntomas del rompimiento de fibras musculares en el ejercicio se clasifican en grados, y éstos a su vez dependen de los daños ocasionados en la zona afectada. Algunos de ellos son:

Dolor

En algunos casos, el dolor es parecido a una punzada y puede limitar la movilidad. Estos dolores reciben el nombre de “tirón o pedrada”, y pueden variar su intensidad de acuerdo a la extensión del daño. 

Inflamación

La inflamación depende de la tensión y rigidez del músculo al momento de desgarrarse o romperse alguna de sus fibras. En ocasiones, cuando es una ruptura leve, la inflamación se produce por el encapsulamiento de la sangre dentro del músculo, lo que hace que el dolor sea mucho más intenso. 

Hematomas

Por lo general, cuando se está en presencia de rupturas fibrilares leves, no hay presencia de hematomas. Estos suelen aparecer cuando la ruptura o el desgarro es considerable y requiere atención médica inmediata. En algunos casos se puede llegar a necesitar de una cirugía.

¿Cómo evitar una rotura fibrilar?

Ahora que conoces con exactitud qué es una rotura fibrilar, centrémonos en definir cuál es la mejor forma de evitarla para mantener tus músculos en buen estado. 

Realizar calentamientos antes de cada rutina deportiva 

Antes de practicar cualquier deporte, es recomendable realizar sesiones de calentamiento que te ayuden a fortalecer la musculatura. Al no hacerlo, el músculo disminuye su tensión debido a que se encuentra en un estado de relajación, lo que puede provocar una rotura fibrilar o desgarro muscular.

No excederse con los entrenamientos

Ejercitarse es fundamental para la salud física y mental; sin embargo, todo exceso puede volverse perjudicial si no se practica en su justa medida. Cuando se inicia una rutina deportiva diaria es necesario saber cuándo parar, ya que extralimitarse en jornadas de entrenamiento puede ocasionar rupturas en los músculos de cualquier parte del cuerpo. 

Llevar buenos hábitos alimenticios y de hidratación

La alimentación y la hidratación son factores esenciales a tener en cuenta para evitar un rompimiento de fibras musculares en el ejercicio. Durante la actividad física el cuerpo quema calorías y consume la energía que obtiene de los alimentos, por lo que es necesario proveer todos los nutrientes esenciales y así aumentar la resistencia y la condición física. 

Te invitamos a leer este artículo sobre los distintos sistemas energéticos en el deporte, que se encargan de brindarle al cuerpo todo lo necesario para mantenerlo resistente durante el ejercicio. 

Evitar el sedentarismo

La falta de actividad física produce un deterioro en los tejidos musculares, lo que los hace más propensos a desgarrarse o romperse. 

Diferencias entre rotura fibrilar y desgarro muscular

En teoría, una ruptura fibrilar y un desgarro son casi lo mismo. Sin embargo, existen algunas diferencias que nos ayudan a reconocerlos y diferenciarlos:

El tamaño

Una gran diferencia está en la proporción del daño. Una ruptura fibrilar puede comprometer unas cuantas fibras milimétricas del músculo, mientras que un desgarro afecta una gran parte del tejido en la zona lesionada.

El dolor

Una ruptura pequeña de las fibras musculares no siempre genera dolor. Incluso, en ocasiones, la persona afectada puede continuar con sus actividades cotidianas sin limitaciones. Por su parte, un desgarro muscular puede requerir intervención quirúrgica para unir nuevamente las fibras del músculo, y suele acompañarse por fisioterapia. 

La ruptura de la fascia

En algunos casos de rompimiento de fibras musculares durante el ejercicio no se ve afectada la fascia, una membrana muy delgada que recubre y protege el músculo. Por otro lado, si esta se ve afectada, posiblemente estemos hablando de un desgarro. 

consejos-para-prevenir-desgarros-musculares

Conclusión

Ahora ya conoces lo que es una rotura fibrilar, sus síntomas y de qué forma brindarle a tu cuerpo los cuidados necesarios. Nunca se sabe en qué momento puedes sufrir un desgarro o ruptura de las fibras musculares, por lo que es bueno estar preparado para actuar de inmediato. 

Es indispensable entender que tanto la actividad física como los buenos hábitos alimenticios te van a proporcionar los nutrientes necesarios para gozar de una buena salud y fortalecer cada parte del cuerpo. 

Aprende mucho más sobre este y otros temas relacionados con nuestro Diplomado en Entrenador Personal. ¡Inscríbete ya y obtén tu certificado profesional!

Felipe Villegas