+1 (305) 908-3413
Eduardo Pacheco
Eduardo Pacheco
7 min de lectura

 ¿Qué alimentos comer si tienes preeclampsia?

que-alimentos-comer-si-tienes-preeclampsia

La preeclampsia es una de las condiciones de mayor riesgo en mujeres en estado de embarazo, ya que puede provocar daños severos como convulsiones, problemas renales, accidente cerebrovascular e incluso la muerte. Sin importar la edad, esta condición suele atacar de manera imprevista a futuras madres, pasando por etapas con síntomas leves hasta llegar a escenarios de alto riesgo.

Una de las alternativas que han logrado establecer los especialistas es seguir una dieta con alimentos para prevenir la preeclampsia. Sigue leyendo y conoce más sobre esta dieta para la preeclampsia, además de descubrir algunos consejos para aplicarla durante el embarazo.

¿Qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es una enfermedad que afecta la presión arterial y se desarrolla durante el embarazo, generalmente después de la semana 20 de gestación. Aunque se han realizado diversos estudios para determinar su procedencia, todavía no queda claro el por qué de su aparición. Es por eso que ha logrado convertirse en un factor de riesgo tanto para la madre como para el bebé, haciendo que, en algunos casos, desemboque en resultados fatales. 

La incógnita de su origen dificulta su tratamiento, ya que no se puede aplicar un medicamento en específico para controlarla. Sin embargo, alternativas como una dieta saludable, ejercicios moderados y la hidratación con agua de coco para embarazadas, parecen revertir y evitar dicha condición.

Los números hablan por sí solos, y el promedio es alarmante, aunque la tecnología y sus estudios han logrado disminuir el índice de mortalidad. Sin embargo, cada vez es mayor la cantidad de mujeres que padecen de manera repentina y grave esta afección. 

La Organización Mundial de la Salud determinó que la preeclampsia y la eclampsia son las causantes del 14 % de las muertes maternas cada año, lo que equivale a una cantidad de entre 50,000 y 75.000 mujeres en todo el mundo.

Las causas de la preeclampsia no se encuentran bien definidas. Sin embargo, se ha logrado observar que ciertas condiciones como la diabetes, enfermedades renales, gestación después de los 40 años, fertilización in vitro, sobrepeso y obesidad, están entre las constantes; siendo la última característica la que más destaca en todos los casos. Algunos especialistas se han enfocado en diseñar una dieta especializada que permita prevenir y evitar la preeclampsia.

¿Qué comer cuando se tiene preeclampsia?

La preeclampsia es una condición que, además de afectar a la madre, trae graves consecuencias para el bebé, pues corta el suministro de oxígeno y los nutrientes, causando desprendimiento de placenta, parto prematuro y muerte fetal.

Según la Fundación de la Preeclampsia, en los EE. UU. mueren aproximadamente 10.500 niños a causa de esta patología, mientras que en el resto de los países las cifras pueden llegar a superar el medio millón.

Aunque la preeclampsia es reconocida por ser una condición que se presenta durante el embarazo, esta también puede desencadenarse durante el parto o después del mismo. Muchos especialistas en obstetricia recomiendan mantener la ingesta de alimentos saludables pasado el tiempo de gestación, ya que de esta forma se pueden controlar algunas secuelas.

Consumir alimentos para prevenir la preeclampsia es una opción que muchos especialistas están considerando, ya que admiten que consumir alimentos saludables puede prevenir problemas de obesidad, diabetes o hipertensión. Algunas alternativas que deberías incluir en tu dieta para la preeclampsia son:

Plátano

El plátano es una gran fuente de fibra y potasio, además de un mineral importante para el desarrollo y crecimiento del feto. Adicionalmente, ayuda a controlar o reducir los problemas de hipertensión. Otras alternativas ricas en potasio son: la remolacha, el brócoli, el calabacín, la espinaca, la naranja, la uva y la cereza. 

Frutos secos

Los frutos secos como nueces, damasco y almendras, son una excelente opción para consumir magnesio de forma saludable. Este mineral es altamente recomendado por especialistas para controlar la hipertensión, el exceso de proteína en la orina, la eclampsia y, por supuesto, la preeclampsia. Recuerda también consumir grasas insaturadas como aceite de oliva, aguacate, aceite de aguacate, nueces, almendras, pistachos y cacahuates. 

Leche

La leche es una de las fuentes de calcio más reconocidas, pues su consumo es necesario para lograr un desarrollo óptimo del bebé y disminuir además el riesgo de padecer preeclampsia. Otros alimentos para prevenir la preeclampsia son: los garbanzos, las acelgas, las espinacas, las lentejas y las alcachofas. Recuerda elegir leche sin azúcar añadida y quesos con un bajo porcentaje de grasa como el panela o el fresco. 

Avena

La avena, al igual que el plátano, cuenta con un porcentaje alto de fibra, componente que debes consumir si estás buscando evitar la preeclampsia. Ésta se encarga de aliviar la microbiota intestinal y regular el sistema digestivo, por lo que es esencial para reducir la probabilidad de desarrollar numerosas enfermedades.

Agua de coco

El agua de coco para embarazadas es otra de las opciones recomendadas para disminuir la presión arterial y el riesgo de padecer preeclampsia. Recuerda elegir la leche de coco sin azúcar añadida. 

Consulta previamente con tu médico el tipo de dieta y alimentos que debes seguir para cubrir tus necesidades durante el embarazo. 

como-tratar-la-preeclampsia

Alimentos NO recomendados para pacientes con preeclampsia

Una dieta para preeclampsia debe ser balanceada. Evita o reduce el consumo de ciertos alimentos de alto riesgo. Entre ellos podemos mencionar:

Café 

Consumir café en grandes cantidades durante el embarazo puede provocar una hiperproducción en las glándulas adrenales o suprarrenales, esto hace que aumente la presión arterial considerablemente. Nuestra recomendación es 1 taza al día (200 mg de cafeína o descafeinado). 

Alcohol

No debes consumir ningún tipo de bebida alcohólica durante el embarazo por múltiples razones, entre ellas el aumento en los niveles de la presión arterial. 

Comida rápida 

La comida rápida es alta en triglicéridos, sodio y grasas trans, lo que puede aumentar la presión arterial. Algunos ejemplos de estas comidas son: hamburguesas, pizzas, papas fritas. Si bien no están prohibidas, se recomienda reducir su ingesta al máximo durante el período de gestación. 

Sal 

Como ya sabrás, el sodio es uno de los principales causantes del aumento de la presión arterial, por lo que evitar su consumo es importante si estás diseñando una dieta para preeclampsia. También debes evitar productos ultra procesados, ya que son los más altos en sodio. Prefiere alimentos naturales o de bajo grado de procesamiento. 

sintomas-de-la-preeclampsia

Conclusión

Ahora ya sabes como diseñar y establecer una dieta para prevenir la preeclampsia. Recuerda que  las condiciones bajo las cuales se desarrolla cada embarazo influirán en la toma de decisiones del paciente y la dieta que deberá seguir. 

¿Quieres descubrir más consejos para llevar una alimentación saludable? ingresa al siguiente enlace y regístrate en nuestro Diplomado en Nutrición y Salud. Conoce alternativas apropiadas para cuidar de tu cuerpo de la mejor manera, incluso durante el embarazo. ¡Inscríbete ahora!