+1 (305) 908-3413

¿Qué es el balance energético y cómo se calcula?

5 min de lectura
que-es-el-balance-energetco-y-como-se-calcula

El término balance energético se utiliza para describir el equilibrio entre la energía que consumimos mediante nuestra alimentación y la que gastamos. Es decir, se trata del resultado de la comparación entre los ingresos y egresos de energía, representados en el denominado gasto energético.

El balance energético es dinámico, es decir que se modifica en base a lo que comamos y las rutinas de ejercicio que realicemos. En muchos casos, los cambios y fluctuaciones en el peso corporal están asociados a un desequilibrio en el mismo. 

Sigue leyendo y conoce cómo equilibrar tu balance energético de una manera saludable y con buenos hábitos alimenticios

Recomendaciones para calcular el balance energético

El balance energético puede parecer sencillo de calcular, pero las complicaciones no faltan, pues desconocemos los nutrientes que nos aporta lo que comemos y la información sobre cómo cuantificar el gasto energético es bastante reducida.

A continuación te daremos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de calcular tu balance energético.

1. Conocer el gasto energético en reposo

El gasto energético total (GET) de una persona se refiere a la cantidad de energía que necesita para garantizar las actividades fundamentales de su cuerpo; entre las que podemos mencionar la circulación sanguínea, la respiración, la digestión y las actividades físicas.

Cuando pensamos qué es el balance energético y cómo se calcula, debemos considerar también al gasto energético en reposo (GER).

El GER representa el gasto basal de una persona durante el día, sin considerar la alimentación o la actividad física. Los factores que lo determinan son la edad, la composición corporal, el sexo, el ciclo menstrual, el embarazo y la lactancia, entre otros. 

En un estudio realizado por la Universidad ISALUD se hace especial hincapié en el GER y los factores que inciden sobre este. 

como-cuidar-tu-balance-energetico

2. Tener en cuenta la edad y la contextura física

Es fundamental tener en cuenta la edad de la persona que vamos a evaluar, ya que solo así podremos analizar el punto de partida de su balance energético.

A su vez, se debe evaluar la contextura de la persona antes de recomendar ciertos alimentos o actividades deportivas. No es lo mismo una dieta para una mujer que para un hombre, ni para una persona activa o una sedentaria.

3. Considerar el tipo de dieta

A la hora de estudiar el balance energético es fundamental saber qué cantidad de kilocalorías consume una persona, así como la calidad de lo que come. Para este último punto se deberá analizar de qué alimentos provienen esas calorías y qué tipos de nutrientes incorpora la persona en su dieta. 

Te puede interesar conocer todo sobre los superalimentos.

dieta-saludable

¿Qué es un balance energético positivo? ¿Y uno negativo?

Ahora que ya sabes qué es el balance energético y cómo calcularlo, te contaremos qué diferencia un balance positivo de uno negativo, y adicionalmente te daremos algunos ejemplos para mantenerlo equilibrado. 

Un balance energético positivo se da cuando hay exceso de energía en relación a lo gastado; y su consecuencia general es el aumento de peso. Por otro lado, un balance de energía negativo implica pérdida de peso, ya que ingresa menos energía de la que egresa, por lo que nuestro cuerpo responde gastando las reservas. Es importante tener en cuenta que, en este último caso, no solo se pierde grasa, sino también agua y masa muscular.

Consejos para lograr un balance energético equilibrado

A continuación te brindamos diversos consejos para lograr un balance energético equilibrado.

Desayuna

Seguro habrás escuchado decir que el desayuno es la comida más importante del día. Esto es cierto, así que al momento de diseñar una dieta, debes tener en cuenta una cierta variedad de nutrientes. Adicionalmente, el desayuno favorece la concentración, el metabolismo y previene hipoglucemias e hipotensión.

Come de a poco

Debes ingerir los alimentos de a poco y masticar de manera adecuada para favorecer la digestión.

Ten disciplina a la hora de comer

Mantén horarios más o menos fijos para comer y hazlo a menudo. De este modo, controlarás mejor el hambre y la ansiedad.

Elige alimentos naturales

Si quieres mantener el balance energético, es importante consumir alimentos ultraprocesados en la menor cantidad posible. También deberás incorporar alimentos nutritivos a tu dieta, como las frutas, las verduras y el pescado, siempre que no exista una contraindicación médica específica.

Conoce el valor calórico y nutricional de lo que consumes

Tener conocimiento del valor calórico y nutricional de los alimentos que consumimos nos ayuda a entender la cantidad que debemos ingerir.

claves-para-un-balance-energetico-equilibrado

Conclusión

Si te resultó útil este artículo quieres aprender más sobre temas relacionados con la alimentación, inscríbete a nuestro Diplomado en Nutrición y Salud. Aprende a identificar las causas y consecuencias de la obesidad, así como sus soluciones. Diseña todo tipo de menús y mejora la calidad de vida de tus clientes y familiares. ¡Entra ahora!

Eduardo Pacheco