La importancia del costo de oportunidad en los negocios

8 min de lectura
mujer analizando las finanzas de su negocio

¿Alguna vez te has preguntado qué estás dejando en la mesa cuando eliges un camino en lugar de otro? Eso es el costo de oportunidad en acción. 

Si bien tomamos decisiones a diario que tienen consecuencias inmediatas o a mediano plazo sobre nuestra realidad, lo cierto es que este concepto resulta mucho más importante de tener en cuenta cuando hablamos de decisiones empresariales o de negocio. 

Es por eso que en este artículo te guiaremos para que sepas qué es y cómo calcular el costo de oportunidad de tus acciones, a través de los consejos prácticos de los mejores expertos. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el costo de oportunidad?

El costo de oportunidad es una métrica económica que ayuda a evaluar las consecuencias derivadas de cualquier elección realizada en un negocio. Como mencionábamos antes, se plantea como el beneficio que se pierde al seleccionar una opción en particular y renunciar a las otras alternativas.

Sin duda, es uno de los indicadores principales al momento de invertir el dinero de manera óptima, ya sea para financiar un emprendimiento o para cualquier otra decisión de negocio, ya que permite evaluar los pros y contras de cada camino de manera anticipada, y así tomar decisiones más conscientes y premeditadas. 

El costo de oportunidad puede ser expresado en términos monetarios, tiempo, recursos o cualquier otro factor relevante para la decisión en cuestión. Sin duda, puede ayudarte a evaluar las implicaciones y la relación costo-beneficio involucradas en tus elecciones.

equipo de trabajo dialogando en una mesa de la oficina

¿Cómo calcular el costo de oportunidad?

Incorporar el costo de oportunidad a tu negocio no es una operación imposible. Por el contrario, lo puedes poner en práctica fácilmente si tienes en cuenta algunas cuestiones importantes. Toma nota para aprender cómo se calcula el costo de oportunidad.

1. Identificar las opciones disponibles

El primer paso será analizar el contexto y conocer cuál es el objetivo o el problema que estás tratando de resolver, en pos de maximizar los resultados y la eficiencia empresarial. Considera cuestiones cómo el factor monetario, la posibilidad de invertir en nuevos proyectos, el uso de recursos que necesitarás para llevarlo adelante, las posibilidades de expansión, si requerirá o no la contratación de personal extra, etc.

2. Determinar el beneficio potencial de cada opción

Si quieres saber cómo se calcula el costo de oportunidad, la clave está en evaluar de forma cualitativa o cuantitativa el beneficio potencial de cada opción disponible. Recuerda que éste puede variar según la situación y las preferencias individuales, y que debe ser revisado y actualizado periódicamente para adaptarse a cambios en el entorno empresarial y las condiciones del mercado.

Al hacer esta evaluación , trata de ser realista y considerar tanto los aspectos positivos como los posibles riesgos o desventajas asociadas a cada alternativa. 

3. Comparar y elegir la mejor opción

Una vez que has identificado y evaluado los beneficios potenciales de cada opción, es hora de compararlas y seleccionar la mejor opción en términos del costo de oportunidad. Recuerda que el cálculo del costo de oportunidad es un ejercicio de análisis que implica hacer suposiciones y estimaciones. Si no sabes cómo hacerlo, podrías:

  • Revisar los beneficios y costos de cada opción.
  • Priorizar tus objetivos y preferencias.
  • Analizar el riesgo.
  • Estimar la probabilidad de éxito.
mujer sosteniendo unas copias sobre el escritorio

Te puede interesar leer:  La importancia de llevar registros contables en tu negocio.

Ejemplos de situaciones en las que se aplica el costo de oportunidad

Ya vimos cómo se calcula el costo de oportunidad y qué es, pero no te preocupes si aún no te imaginas en qué ocasiones utilizarlo para tu negocio. Es que esta métrica económica se aplica en diversas situaciones en la vida diaria, en los negocios y en la toma de decisiones económicas. A continuación veremos algunos ejemplos de costo de oportunidad:

Elección de trabajo

A la hora de buscar un nuevo trabajo, puedes aplicar el costo de oportunidad para elegir con qué propuesta quedarte. Por ejemplo, podrías tener dos ofertas:

  • Trabajar en una empresa establecida con un salario mensual de $3000 y beneficios adicionales como seguro médico.
  • Trabajar en un emprendimiento en crecimiento con un salario mensual de $2500, pero con la posibilidad de recibir opciones de acciones de la empresa y un ambiente de trabajo más innovador.

En ese caso, deberás ponderar los beneficios y las desventajas de cada opción y decidir cuál tiene un mayor valor para ti en función de tus objetivos, preferencias y circunstancias personales como el salario, ambiente laboral y potencial crecimiento, entre otras.

Elección de inversión

Otro de los ejemplos en donde puedes aplicar el costo de oportunidad es al momento de elegir en qué y dónde invertir. Imagina que tienes $10000 disponibles y estás considerando dos opciones:

  • Invertir todo en acciones de una empresa tecnológica en crecimiento que ha tenido un rendimiento histórico sólido y espera crecer.
  • Apostar por bonos del gobierno que ofrecen una tasa de interés fija y garantizada.

Ten en cuenta los posibles beneficios y riesgos asociados con cada opción y evalúa cuál se ajusta mejor a tus objetivos financieros, tolerancia al riesgo y plazo de inversión. Es importante recordar que el costo de oportunidad puede cambiar con el tiempo, ya que los mercados financieros son dinámicos y las condiciones económicas fluctúan, por lo que deberías realizar una evaluación de este tipo regularmente.

Asignación de recursos

Por ejemplo, si tienes una empresa de fabricación de muebles y un presupuesto limitado para invertir en maquinaria y tecnología, barajas las siguientes opciones:

  • Invertir en una nueva máquina de corte automatizada que aumentará la eficiencia y la capacidad de producción de la empresa. Tiene un alto costo inicial pero reducirá el tiempo de producción.
  • Invertir en un sistema de gestión de inventario y software de seguimiento de pedidos que mejorará la precisión y la rapidez en la gestión de inventario y el cumplimiento de pedidos. Tiene un costo más bajo pero mejora los procesos internos de la empresa.

En este caso el costo de oportunidad se relaciona con lo que renuncias al elegir una opción sobre la otra, por lo que la empresa debe evaluar cuidadosamente los beneficios y costos asociados con cada opción, así como el impacto en la eficiencia y los resultados a largo plazo. Deberías considerar factores como la demanda del mercado, la capacidad de producción actual y las limitaciones presupuestarias.

Contratación de personal

Otro de los ejemplos de costo de oportunidad que se te pueden presentar como dueño de un negocio tiene que ver con las decisiones respecto al personal que trabaja en la empresa. ¿Prefieres un empleado con mayor capacitación aunque su salario pretendido sea más alto? ¿O prefieres entrenarlo tú mismo y ahorrar en el factor económico?

Considera las habilidades y competencias requeridas para el puesto, los objetivos del proyecto o del equipo, el presupuesto disponible y las implicaciones a largo plazo para la empresa para tomar la decisión correcta.

Te puede interesar: Qué es el interés simple y compuesto, y sus principales diferencias.

La importancia del costo de oportunidad en la toma de decisiones financieras

Como ya habrás podido dimensionar, el cálculo del costo de oportunidad desempeña un papel fundamental en la toma de decisiones financieras y tiene una gran importancia en la gestión empresarial. Esta métrica permite que puedas evaluar diferentes alternativas y comparar los beneficios y costos asociados con cada una. 

Si aplicas esta mentalidad diariamente, podrás maximizar el valor de tu negocio y sus resultados, ya que permite asignar eficientemente los recursos disponibles, y tomar decisiones más sólidas y sostenibles desde el punto de vista social y económico. Sin dudas, es de gran ayuda para evitar decisiones impulsivas que pueden conducir a resultados indeseables.

Debes recordar que, al considerar el valor de lo que se sacrifica al elegir una opción, las decisiones se vuelven más informadas y estratégicas, lo que contribuye a una gestión financiera más sólida y exitosa.

equipo de trabajo celebrando una buena decisión

Aprende más en nuestro programa

En este artículo has aprendido qué son los costos de oportunidad, de qué manera calcularlos y por qué es importante que los tengas en cuenta al momento de invertir en tu negocio. Pero esto es solo el comienzo de una larga lista de herramientas empresariales de las que puedes valerte a la hora de emprender y tener éxito.

Todas ellas las puedes aprender en nuestro Programa de Finanzas para Emprendedores, donde los mejores expertos te compartirán sus secretos para maximizar ganancias y alcanzar tus metas. ¡Regístrate ahora!

jonathan-hermida
Escrito por Jonathan Hermida

Licenciado en Administración de Empresas