Rodrigo Porras Espinosa
Rodrigo Porras Espinosa
7 min de lectura

Técnicas para preparar una parrillada de mariscos en casa

Técnicas para preparar una parrillada de mariscos en casa

La parrillada, esa magia que ocurre al encender el carbón, escuchar el crujir de la leña convirtiéndose en brasas llenando con aromas nuestros alimentos, intensificando sus sabores y transformándolos en una experiencia única.

Suena delicioso, ¿eh? Hoy elegimos este magnífico tema porque se nos hace agua la boca pensar en una parrillada de mariscos, no solo porque no es convencional, sino porque es una opción saludable y amigable para quienes no comen carne. Dentro de las opciones podrás encontrate con tipos de parrillada como: mariscos a la plancha, amariscos al carbón e incluso al horno.

E-book Gratis: Técnicas culinarias
Conoce aquí las técnicas que necesitas para ser un chef experto
Quiero mi E-book Gratis

¿De qué está hecha una parrillada de mariscos?

¡La respuesta puede ser evidente! ¡De mariscos! Pero aún así queremos explicarte qué es una parrillada y exactamente de qué está hecha.

Te podría interesar: ¿Cómo marinar carne para asar?

¡Gastronomía para todos!

Inscríbete en nuestro Diplomado de Gastronomía y aprende cómo preparar platos de otro nivel en pocos días. Sorprende día tras día tu paladar con técnicas exquisitas de preparación y cocción.

Ahora que ya tienes nuestra invitación, sigue con este increíble artículo sobre la parrillada de mariscos.

¿Qué es una parrillada?

¿Qué es una parrillada?

En si se le conoce como parrillada al método de cocción de distintos tipos de proteína ya sea res, cerdo, pollo, cabrito, pescados, mariscos, algunos otros.

Esta cocción se realiza por medio de diferentes medios de combustión como lo son el carbón, la madera, gas y demás; dando un sinfín de variedades que hacen de esta una experiencia enriquecedora que da para experimentar y descubrir tantos sabores como desees.

Siendo una técnica milenaria ya que desde el principio de los tiempos el hombre utilizaba este método para darle cocción a los alimentos con el tiempo los métodos de han refinado hasta dar una experiencia gourmet con todas las de la ley, pero … vamos por partes.

¿Qué es una parrilla?

La parrilla es un utensilio de hierro con forma de rejilla que se sitúa encima del fuego, y cocina, normalmente a base de leña, carbón o gas. Sobre su rejilla se coloca todo lo que vamos a asar, manipulando la distancia entre nuestro alimento y las brasas para que estos reciban el calor de forma lenta

La primera parrilla…

Se dice que la primera parrilla se originó cuando, al colocar una reja alrededor de un castillo, el herrero encargado sobrestimó el calculo de cuanto hierro necesitaría para esta tarea. Así fue como el barón dueño de la propiedad se negó rotundamente a pagar este excedente.

En venganza el herrero usó este sobrante para cocer carne justo en frente del castillo para inundar de aromas la propiedad. El aroma fue tal que el barón accedió a pagarle el excedente dando creación así a la primer parrilla conocida.

Ya sea que esta leyenda sea o no verdad, la realidad es que la parrillada es un imperdible a la hora de probar platillos llenos de sabor y aromas únicos. Usualmente se conocen con la cocción de carnes rojas, sin embargo, la parrillada de mariscos en casa es una opción gourmet y fácil de preparar en eventos especiales.

Pero antes de aventurarnos a cocinar nuestros alimentos en este tipo de técnica primero necesitamos conocer las bases que nos llevaran a disfrutar estos manjares, por ejemplo: el manejo del calor en la parrilla.

Técnicas de preparación para hacer una parrillada de mariscos

Técnicas de preparación para hacer una parrillada de mariscos

Básicamente hay dos técnicas principales en la realización de una cocción con parrilla, el fuego directo y el indirecto. Aquí te vamos a contar las que necesitas para hacer un plato exquisito.

Fuego directo 

Al cocinar por acción del fuego directo, nuestros alimentos, debido a la radiación y el calor emitido por la brasa; esta muy fácilmente puede llegar a superar los 500 °C.

Debes tener mucho cuidado al momento de realizar esta técnica, procurando una altura óptima para darle; ya que mientras más cerca estén nuestros alimentos de la brasa, mas calor van a recibir. Existe la posibilidad de que nos quememos si nos descuidamos.

Normalmente este tipo de técnicas se ocupan para sellados rápidos, que gracias a la reacción de Maillard tenemos este hermoso tono café en nuestras proteínas; evitando así que los jugos escapen de nuestros alimentos y a su ves intensificando el sabor y el aroma de la capa externa de estos.

Te podría interesar: Maridaje ideal en la cocina fusión

Fuego indirecto

Este utiliza parrillas tipo horno para que, por acción de la refracción en las paredes de la parrilla y la conducción del aire caliente, podamos tener una cocción lenta a fuego bajo de los alimentos que coloquemos ahí.

Deberemos ser cuidadosos de no colocarlos directamente en la brasa, ya que este método de cocción requiere periodos largos para que el calor suavice todas las proteínas; teniendo como resultado una carne suave con texturas como de mantequilla.

Otra materia a tener en consideración es el combustible con el cual vamos a cocer nuestros alimentos, ya que el humo que libera aporta muchísimo sabor a estos, siendo los principales medios de combustible utilizados para este tipo de resultados: el fresno, el abedul, el manzano y el cerezo por mencionar algunos.

¿Qué puedo cocinar con este tipo de técnica de parrillada?

Pero por supuesto que este método de cocción no solo se limita a carnes rojas. El pescado y los mariscos tienen un gran protagonismo en este tipo de técnicas de cocción ya que el ahumado en animales del mar provoca una oleada de sabor al paladar.

Lo que hay que tener en consideración en este tipo de preparación con base en mariscos son los tiempos; ya que por decir un ejemplo, el pulpo no se va a cocer al mismo tiempo que un camarón. Por lo cual conocer las características de los alimentos que vayamos a cocinar será de mucha ayuda al momento de la preparación.

Preparaciones de mariscos

En el caso del pulpo antes mencionado, una opción podría ser darle una precocción en agua para así comenzar a romper las proteínas, haciendo que tenga una textura mas suave y terminando en parrilla para darle ese toque ahumado que deseamos.

Para los ostiones en su concha, bastan alrededor de 5 a 8 minutos a fuego indirecto para cocinarlo y obtener el resultado deseado.

Por su parte los camarones al ser una proteína tan suave, no bastan mas de 3 minutos para lograr una cocción adecuada en estos.

El calamar también es un recurso delicioso en cuanto a esta técnica se refiere y con 5 a 7 minutos de cocción es mas que suficiente para esta proteína.

Guarniciones para la parrillada de mariscos

Pero claro, en una parrillada no todo puede ser proteínas, los acompañamientos juegan un papel crucial en la elaboración de estos platillos dándoles un toque distintivo y generando armonía entre los ingredientes.

Guarniciones como berenjena, jitomate, zetas, espárragos, papas, pimientos, ajo y calabaza; por mencionar algunos son el perfecto acompañamiento para poder realzar los sabores de nuestros protagonistas los mariscos.

Como ves, la cantidad de cosas que podemos hacer con los mariscos da para mucho debido a la diversidad de ingredientes que el mar nos puede brindar, así como las combinaciones entre guarniciones y maderas.

Ahora que ya tenemos las bases, ¿qué esperas para aventurarte a este mundo tan lleno de sabor que son las parrilladas?

Te podría interesar: Receta Paella Mixta

E-book Gratis: Técnicas culinarias
Conoce aquí las técnicas que necesitas para ser un chef experto
Quiero mi E-book Gratis

¡Aprende gastronomía!

En Aprende Institute te invitamos a que realices tus propias combinaciones y experimentes con la amplia gama de posibilidades que la parrillada y los mariscos tienen para dar.

Deja una respuesta

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más