+1 (305) 908-3413
Chef Rodrigo Gallegos Orozco
Chef Rodrigo Gallegos Orozco
5 min de lectura

Métodos de conservación de la carne para tu negocio de parrillas y asados

Imagen de una carne conservada

Los restaurantes de parrilladas y asados deben tener la mejor calidad en sus alimentos, de nada sirve comprar la mejor carne si no se tiene un manejo higiénico y adecuado; por otro lado, cuando se llevan a cabo los métodos de conservación correctamente, nuestros clientes quedan más que satisfechos.

Parrilla de carnes, pollo y maíz
Lección gratis del
Diplomado en Parrilladas y Asados
Quiero entrar al curso gratis

Si buscas mantener la carne o cualquier otro producto en las mejores condiciones debes vigilar dos factores muy importantes: la temperatura y el tiempo de almacenamiento, por este motivo en el presente artículo aprenderás los mejores métodos de conservación de la carne ¡Consigue que tu negocio sea el número uno! ¡Vamos!

imagen de una carne y un mensaje manejo higiénico de la carne

Tipos de almacenamiento de la carne

Existen dos maneras de almacenar la carne óptimamente, una es la refrigeración y otra la congelación. Cada una cuenta con ciertas características en su temperatura y el tiempo que el alimento debe conservarse:

Refrigeración recomendada para la carne

En este método la temperatura ideal es de 0 °C a  4 °C. Para conservar la carne recuerda que cuando está empacada al alto vacío puede permanecer refrigerada de 4 a 5 semanas; en cambio, si la carne NO está empacada de esta manera, puede permanecer refrigerada únicamente de 4 a 5 días.

Imagen de una mano sosteniendo una carne refrigerada en una nevera

Congelación de la carne

Para esta modalidad, la temperatura mínima debe ser de -18 °C. Si se respeta esta condición, la carne puede permanecer congelada hasta 14 meses; siempre y cuando el empaque se encuentre en buen estado. 

Parrilla de carnes, pollo y maíz
Lección gratis del
Diplomado en Parrilladas y Asados
Quiero entrar al curso gratis

El tiempo que tarda en congelarse una pieza de carne es de aproximadamente 7 horas por kilo.

Imagen de una carne congelada

Otro factor igual de relevante es descongelar los diferentes tipos de carne para su conservación, ¡veamos de qué manera puedes realizarlo!

Métodos para descongelar la carne

Si decides congelar la carne para almacenarla, debes prestar mucha atención al método que usarás para descongelarla, ya que si lo aplicas de forma errónea puedes sufrir las siguientes consecuencias:

  • Aumento del porcentaje de desjugue y como resultado obtener una carne muy seca
  • Riesgo para la salud de tus clientes al mantener la carne en la “zona de peligro”, en el que el contenido microbiano se produce rápidamente. 
  • Afectar tu bolsillo, puesto que a mayor desjugue, mayor merma. 

Para evitar estos efectos es recomendable llevar a cabo una descongelación controlada, que como su nombre lo indica te permitirá controlar la temperatura y la deshidratación de la carne, garantizando su calidad e higiene. 

La mejor manera para llevar a cabo este método, es pasar la carne del congelador a la parte menos fría del refrigerador. 

Pero ¿Qué pasa si no cuentas con el tiempo suficiente para descongelar la carne con este método? ¡Existe otra opción! Aunque esta alternativa solo puede servirte cuando no tienes mucho tiempo y no es recomendable, pues puede significar la pérdida de una gran cantidad de agua.

En situaciones especiales puedes aplicar un chorro de agua templada y sin estancamiento; debajo mantener la carne en su empaque original o por el contrario, protegerla con una película plástica. Nunca debe tener contacto directo con el agua.

Parrilla de carnes, pollo y maíz
Lección gratis del
Diplomado en Parrilladas y Asados
Quiero entrar al curso gratis

Es muy importante, una vez que descongeles la carne no la vuelvas a congelar, ya que podría echarse a perder. 

Descongelaciones de carne NO permitidas

Nunca debes descongelar la carne de las siguientes maneras:

Esquema de una llave, un termómetro, un horno y un sol

¡Cuidado con las mermas por descongelamiento!

Incluso si tienes prisa, por ningún motivo debes ponerla en el asador ni apresurar su descongelamiento, ya que arriesgarías la salud de tus clientes;  también puedes reducir drásticamente la calidad, debido a que acumularás una gran cantidad de merma. Revisa cuidadosamente la siguiente tabla para conocer el porcentaje de merma que se produce dependiendo de los tipos de descongelamiento:

Esquema del tipo de descongelamiento y porcentaje de la merma

¡Listo! Seguramente estos consejos te ayudarán para conservar la carne en el mejor estado. Recuerda que tanto el almacenamiento como la descongelación son aspectos muy importantes que debes mantener a toda costa para la conservación de la carne, podrás ahorrar mucho dinero y evitar que tus clientes sufran algún riesgo de salud ¡Adelante!

Parrilla de carnes, pollo y maíz
Lección gratis del
Diplomado en Parrilladas y Asados
Quiero entrar al curso gratis

¿Te gustaría profundizar en este tema? Te invitamos a inscribirte en nuestro diplomado en Parrilladas y Asados, en el que aprenderás a elegir la carne de mejor calidad, los términos de cocción ideales según el tipo de corte y las técnicas empleadas para todo tipo de parrilladas ¡Desarrolla tus habilidades y comienza tu propio negocio!

Deja una respuesta

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más