persona junto a equipo elaborando una estrategia de marca

¿Cómo crear una marca desde cero?

El desarrollo de marca o lo que se conoce en marketing como branding, es un proceso donde se construye y gestiona la imagen de tu negocio que quieres proyectar al mundo. Durante esta planificación, además de tomar en cuenta acciones como el nombre, eslogan o logotipo, también se debe desarrollar un propósito y valores para que los clientes puedan identificarse con ella.

¿Cuál es mi propuesta? ¿Qué puedo hacer por mis clientes? ¿Qué me diferencia del resto? ¿Por qué mi marca debería de existir? Estas son algunas de las preguntas que deberías hacerte para poder definir tu concepto de marca.

Crear una marca desde cero con una percepción positiva hará que te posiciones en la mente y corazón de cada consumidor, con la finalidad de destacar entre la competencia como una empresa profesional, confiable y comprometida para ofrecer su producto o servicio. En el siguiente artículo te contamos cómo hacer una estrategia de marca, los pasos para crear un emprendimiento exitoso y algunos tips para aprender cómo crear una marca personal. ¡Lee más!

¿Qué es una marca y cuál es su importancia?

Como mencionamos, el desarrollo de una marca va mucho más allá de la creación de un logo, el nombre o eslogan de tu negocio. Se trata de la imagen que proporciona tu empresa con sus acciones a futuros clientes. Algunos especialistas de marketing lo describen como un hilo imperceptible que une los sentimientos y experiencias de los consumidores con la marca.   

Al crear un negocio es importante conocer que si bien no tendrás el control absoluto sobre cómo se percibirá tu negocio, sí puedes hacer todo lo que esté a tu alcance para crear un concepto de marca que refleje tus valores y los del tipos de cliente que deseas conquistar.

Desarrollar una marca para tu negocio será fundamental para: 

Mantener tu presencia en el mercado

El desarrollo de la marca es una pieza clave a la hora de que el producto o servicio llegue a los ojos de los consumidores. La competencia abunda, pero las opciones de mercadeo offline y online también, por lo que son cada vez más las posibilidades de dar a conocer tu negocio de manera eficiente.

Formar vínculos sólidos con tus clientes

Saber cómo crear una marca personal o empresarial te permite conocer características de tu buyer persona. De esta manera podrás descifrar cuál es el punto que los conecta y entender qué producto o servicio debes ofrecer, y bajo qué mensaje, para satisfacer sus necesidades. Al crear un negocio estás desarrollando una promesa con el consumidor, que abarca el proceso de experiencia antes, durante y después de la compra: solo así puede aumentar la fidelización de tus clientes

¿Cómo decidir en qué rubro emprender?

Uno de los primeros pasos para crear un emprendimiento, es conocer el rubro o sector en el que deseas emprender. Seguramente tengas muchas ideas dando vueltas en tu cabeza. Por eso, a la hora de crear un negocio, deberías preguntarte: 

¿Qué te apasiona?

Este es el primer paso para emprender un negocio. Crear un negocio rentable es la meta para cualquier emprendedor, pero antes deberás cerciorarte de que esa idea esté realmente alineada a tus pasiones. Bien lo dice la famosa frase de Confucio: “elige un trabajo que te apasione y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”.

El camino del emprendedor es arduo y desafiante. El éxito de tu negocio va a depender en gran parte de la pasión y energía que le suministres, y eso sólo podrás lograrlo con un proyecto que verdaderamente te enamore.

¡Explora aquí algunos Programas de Aprende Institute para inspirarte y encontrar tu pasión!

¿Qué conocimientos tienes en el rubro?

El inversor y empresario estadounidense Warren Buffett dijo “nunca invierta en un negocio que no puedas entender” y asegura que esa ha sido la clave de su éxito. Tener conocimientos en el rubro que deseas emprender es una gran ventaja competitiva, que te servirá para destacar entre los competidores. 

Si todavía no eres un experto en el área, no tires la toalla. Considera cuánto puedes aprender y en qué período de tiempo, si te sientes cómodo y serías capaz de potenciar el negocio y hacerlo crecer. Después de todo, reinventarse es parte del crecimiento personal y profesional. 

¿Qué habilidades necesitas desarrollar?

Para ser un buen emprendedor es fundamental el aprendizaje constante, y existen numerosos cursos que te ayudarán a impulsar tu negocio. Cómo hacer una estrategia de marca, cómo aprender a obtener más clientes, maneras efectivas para presentar y vender tus productos, entre otras habilidades, serán puntos estratégicos para colocar tu negocio en un siguiente nivel.

¿Cuentas con los recursos necesarios?

Elaborar un plan de negocios te permitirá saber si cuentas con los recursos necesarios para iniciar. Ya sea que estés buscando crear una marca personal o empresarial, debes tener presente que no sólo se trata de invertir dinero, sino también tiempo, proceso de logística, maquinaria, tecnología y personal humano calificado. Solo así podrás manejar temas de rentabilidad, flujo de efectivo, liquidez y otros datos financieros para el crecimiento del negocio. 

Si quieres aprender más de estos y otros temas, explora nuestro Programa de Finanzas para Emprendedores y conviértete en un experto. 

¿Cuál es tu propuesta de valor al mercado?

Si te preguntas cómo iniciar tu propia marca de productos y obtener éxito, la respuesta está en desarrollar una buena propuesta de valor. Dentro del concepto de marca, define qué es lo que puedes aportar para destacar y resolver una necesidad insatisfecha de tu público objetivo. Determina qué te diferencia de otros competidores que ofrecen soluciones similares a la tuya, y detalla por qué tienes el potencial de convertirte en el favorito del público.

Una propuesta debe ser breve y con objetivos claros: cuál es tu producto o servicio, lo que ofrece y cómo puede beneficiar al mercado. A estos puntos base deberás volver en tu discurso en cada primer contacto con los clientes

Emprendedor haciendo propuesta de producto a un cliente

¿Cómo crear una marca desde cero?

Si buscas iniciar un negocio desde cero, lo primero que deberás saber es cómo hacer una estrategia de marca. Esto, además de dar estructura a tus ideas, logrará proyectar el plan adecuado para atraer y mantener el interés de los consumidores.

Entre los pasos más importantes que debes seguir para crear una marca personal o empresarial, podemos mencionar:

1. Define tu mercado objetivo

Una buena investigación y análisis de tu mercado objetivo o target group, te ofrecerá características generales del grupo de personas a las cuales vas a dirigir tu marca. Edad, clase social, profesión, nivel de estudios, ubicación geográfica, necesidades, intereses, motivaciones y género son algunos de los factores que vas a necesitar para delimitar el mercado en primera instancia.

2. Investiga el mercado

Este es otro punto que evidencia la importancia del marketing en el emprendimiento. La investigación del mercado te ayuda a conocer los intereses, comportamientos y tendencias que se están manejando entre los consumidores. De esta manera, vas a poder obtener datos que te permitan tomar decisiones adecuadas para incrementar tus ventas y, por ende, lograr un negocio exitoso.  

3. Conoce a la competencia

Estudiar el mercado no sólo es necesario para conocer a potenciales clientes, sino también a quienes serán tu competencia. El análisis de los competidores  te ofrecerá una idea clara de cuáles son tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas en el mercado. De este modo, también encontrarás información sobre cómo mejorar tu propuesta y obtener ventaja.

4. Define la personalidad e identidad de tu marca

Si tienes claro quien eres, podrás demostrárselo al mundo. Para poder conectar con el público, una marca necesita tener características y rasgos distintivos y claros. Empieza por definir un logotipo, tipografía, imágenes y colores de marca, ya que estos son los primeros factores que ayudan a definir la personalidad e identidad de tu negocio. Pero no te detengas ahí: personaliza mensajes, crea un slogan o jingle, establece quién o quiénes serán la cara de tu marca, define tus puntos de contacto y un tono de voz para comunicarte con tu audiencia, personaliza los mensajes y alcanza el éxito asegurado. 

5. Ofrece un producto o servicio diferencial

¿Deseas inclinarte por una franquicia o buscas crear una marca personal? Sea cual sea tu modelo de negocio, y sin importar el rubro al que te dediques, lo fundamental es que desde el primer momento te enfoques en mostrar las características únicas y superiores de tu producto o servicio.

El objetivo es atraer más consumidores pero luego retenerlos, ofreciéndoles una propuesta superadora al resto de las opciones disponibles en el mercado. Si buscas crear una marca de ropa, un centro de estética, un restaurante o un servicio de consultoría; ¡Siempre hay espacio para mejorar!

¿Cómo diseñar la marca ideal para tu negocio?

El concepto de “marca” está relacionado a algo intangible, como es la percepción de los consumidores. Sin embargo, esta idea que los clientes tienen sobre tu marca es la que tiene la capacidad de hacer triunfar o hundir tu negocio. 

Entonces, ¿Cómo controlar las expectativas y percepciones de los clientes sobre tu negocio? 

Por un lado, puedes leer el siguiente artículo y conocer cómo nuestro Programa de Marketing puede ayudarte a aumentar tu cartera de clientes. 

A continuación, conoce los principales factores que marcarán la diferencia a la hora de iniciar tu propia marca de productos:

Define los valores, características, beneficios y cualidades

Seguramente no serás el único dentro del rubro ofreciendo un producto o servicio similar. Por eso es importante que encuentres puntos diferenciadores: ¿Por qué deben elegirte a ti? ¿Qué te hace mejor? ¿Qué debería hacerlos confiar en tu marca? En este punto, es importante que te enfoques en definir cómo tu emprendimiento puede mejorar o cambiar su vida de manera genuina.

Crea la identidad visual

Una vez tengas claro quién eres y lo que deseas transmitir, lo próximo será crear la identidad de marca a nivel visual.. Aquí es donde defines el color, el logotipo,y la tipografía que se harán presentes en el packaging de tu producto, tus redes sociales y canales de contacto, tu local, tu sitio web, entre otros. Todos estos puntos deberás contemplarlos incluso si tienes pensado crear un negocio a partir de tu marca personal. 

Encuentra la voz y el canal de comunicación adecuado

¿Si tu marca fuera una persona que habla con tus clientes cómo sonaría? Esto es lo que llamamos la voz de la marca. Forma parte de su identidad y debe estar acorde con el estilo que venimos creando de ella: ¿formal?, ¿divertida?, ¿infantil?, ¿fresca?

Define la que mejor se adapte a tu estilo y, como lo hacen las grandes corporaciones, conviértela en parte de tu marca, conecta a través de ella y úsala para crear comunidades virtuales.

Emprendedor reunido con equipo determinando la identidad de marca

¿Cómo crear contenido relevante y coherente con la identidad de la marca?

El contenido es el rey de las redes sociales. A través de él puedes conectar con tu público, mantenerlo informado e interesado en temas que tengan relación con tu rubro o sector. Por otro lado, con la información adecuada podrías llegar también a los ojos de nuevos usuarios, a los que deberás cautivar e invitar a conocer y comprar en tu marca. 

La publicación de contenido planificado es una de las ideas más eficientes para generar interacción en Instagram, Facebook, Tik Tok o LinkedIn.

Ya sea que te quieras dedicar a crear una marca de ropa, agencia de publicidad, programas de entrenamiento o servicios de catering, la creación de contenido te posicionará de manera orgánica para que llegues a tu público objetivo. Es recomendable realizar una auditoría de marketing digital previa, para así poder diseñar estrategias adecuadas para tu marca.

Para desarrollar un contenido de interés que llegue a tu público objetivo es importante que:

Encuentres el canal adecuado

Por más que muchos emprendedores fallen en entender esto, no todos los medios digitales están hechos para todas las marcas. Lo más recomendable es identificar y elegir aquellos canales donde tu público objetivo pasa la mayor parte de su tiempo.  

Cuando recién estás empezando y tienes un mundo de posibilidades por delante, es frecuente querer abarcar demasiado. Esto lleva a cometer una enorme cantidad de errores, como colocar contenido fuera de formato o terminar descuidando las plataformas. 

Para iniciar un negocio, te recomendamos elegir uno o dos canales como máximo y dedicar todas tus horas a mantenerlos actualizados y a tono. Una vez que tomes experiencia o puedas contratar a un personal calificado para ello, puedes sumergirte en otras redes sociales.

¡Aprende junto a profesionales en la Escuela de Emprendimiento sobre Email marketing, redes sociales y otras tecnologías que aumentarán tus ganancias!

Mantengas el enfoque en tu buyer persona

Ante tanta información y propuestas es fácil confundirse en redes sociales y terminar proyectando una imagen diferente a la que diseñaste para tu marca. Evita esto manteniendo el enfoque de tu buyer persona, pensando siempre en el usuario al que deseas llegar y el contenido que deberás realizar para hacerlo.

Recuerda usar el lenguaje, logotipo, voz y demás acciones que han identificado a tu marca desde el principio. Es así como Coca Cola, Pepsi, Mcdonald ‘s, Samsung, Natura, Nestlé, Iphone y otras grandes corporaciones mantienen presencia en estos medios. 

¿Cómo registrar la marca y proteger sus derechos?

Si ya has definido tu marca y los elementos que la identifican, el siguiente paso será proteger sus derechos para evitar que terceros se apropien de ella y empiecen a generar ganancias a tu costa. Una marca no sólo es la imagen que representa tu producto o servicio, también se convierte en un activo comercial que potencia el valor de tu empresa.

Además, proteger tu marca garantiza que no se hará un uso ilegal de ella, que pueda terminar afectando su nombre y reputación, tanto dentro como fuera del ecosistema digital. Pero, ¿cómo se hace?

Busca asesoramiento jurídico

Este procedimiento es bastante complejo y delicado, por lo que te recomendamos buscar un profesional especializado para manejarlo. Esta persona debe ser capaz de guiarte y encontrar las maneras de llevar el procedimiento de forma efectiva, evitando complicaciones legales a futuro.

Lo primero que deberás hacer es inscribir la marca en un registro de patentes. Luego, deberás conversar sobre algunos puntos importantes de la empresa y su curso legal a futuro. Por ejemplo, ¿deseas expandirte a nivel internacional, nacional o buscas emprender en un pueblo pequeño? ¿Existe ya una marca igual o con características similares a la que tu deseas patentar? Con todas estas preguntas podrá asesorarte la figura de un abogado. 

Mantén tu marca vigilada

Si tu marca inicialmente va tener presencia a nivel nacional, puedes realizar primero este trámite, especialmente en el ámbito digital, ya que es donde más riesgo suele haber. Si observas alguna irregularidad no dudes en planteárselo a un asesor legal y verificar si la imagen de tu negocio está en riesgo y deberás tomar alguna medida. 

Consejos para establecer una presencia en línea efectiva

En el siglo XXI, aquel negocio que no esté presente en el entorno digital está destinado a su extinción. Los medios digitales permiten posicionarte en tu sector, conectar con potenciales clientes  y crear relaciones de valor para tu negocio. Pero un uso inadecuado de estas multitudinarias plataformas puede transformarse en una de las causas que disminuyen la rentabilidad de tu negocio

Para evitar que esto pase, toma nota de los siguientes consejos:

Elabora un plan para este proyecto

Por más espontáneas y naturales que pretendan ser las redes sociales, te aseguramos que cualquier estrategia fracasará ante la ausencia de un plan preestablecido. Al igual que en un programa de televisión o un ensayo, deberás elaborar una especie de hoja de ruta donde identificarás cuáles son los temas de interés para tu audiencia, cómo se relacionan con tu marca, y en qué momento es idóneo hablar sobre ellos. 

En este plan de marketing deberás establecer también la frecuencia de publicación y estandarizar la medición de resultados para saber si se cumplen los objetivos de crecimiento que te has propuesto. 

Optimiza tu contenido

Sin importar el tipo de canal que escojas para comunicarte con tu audiencia, ocúpate de optimizarlo para que la experiencia en él sea la adecuada. Hablamos de contenido de calidad, videos e imágenes nítidas, formato amigable para visualizar en escritorio y móvil, velocidad de carga óptima, proceso de compra fluido, entre otros.   

Todas estas acciones harán que la experiencia de los potenciales clientes sea óptima en tu tienda, y se lleven una buena imagen de ti. En caso de que no necesiten el producto o servicio para ese momento, será garantizado que estés en su mente cuándo realicen alguna búsqueda.

pasos para crear un calendario de contenido para redes sociales

¿Cómo lograr la rentabilidad del negocio?

En la rentabilidad de un negocio intervienen factores como la gestión de inventario, la adquisición y retención de clientes, el control de flujo de caja, el aumento de las ventas, el control de gastos, entre otros. Este indicador financiero habla acerca del retorno de inversión que tiene tu negocio, luego de haber invertido una determinada cantidad de recursos al iniciar.

Para alcanzar la rentabilidad de tu negocio, debes enfocarte principalmente en: 

  • Desarrollar un plan con objetivos claros
  • Cuidar tu cartera de clientes
  • Reducir los costos y gastos innecesarios
  • Invertir en tecnología y personal adecuado
  • Utilizar herramientas para aumentar la productividad

Es importante que estos recursos los analices y modifiques a tu favor, ya que no existe una fórmula exacta para la rentabilidad. Cada negocio es único y cuenta con sus propias necesidades, según sus características internas y el lugar donde se encuentra, por lo que manejar todos estos conocimientos se torna indispensable para el crecimiento empresarial.

¿Cómo conseguir los primeros clientes?

Los clientes son las piezas clave en tu negocio, forman parte de los elementos que te ayudarán a obtener ganancia y crecimiento. Una vez que te conviertes en emprendedor, deberás enfrentar  uno de los más grandes temores: encontrar los primeros clientes. 

Ciertamente esto es un desafío, ya que a esta altura nadie sabe lo que ofreces o de qué trata tu marca, y la dificultad para alcanzar las primeras ventas te puede generar frustración, ansiedad o nervios. Pero tranquilo, hay luz al final del túnel. 

Para empezar a hacer girar la rueda y lograr que cada vez más clientes lleguen a ti, debes procurar en cada presentación u oportunidad identificar y entender los puntos de dolor de cada uno de tus clientes, enfocarte en ofrecer una propuesta diferente, demostrar tu valor en el mercado y ofrecer una gama de razones por las que tu producto o servicio podrá mejorar o cambiar su vida favorablemente. ¡No te detengas!

Conclusión

Desarrollar una marca desde cero es un reto complicado, pero con nuestros consejos estás más preparado para encarar el duro pero satisfactorio camino del emprendedor. 

¿Estás dispuesto a lograrlo? Perfecciona tus conocimientos y pon tu plan en acción con nuestro Programa de Creación de Negocios, donde grandes expertos te guiarán para construir la marca de tus sueños. ¡Empieza ahora a darle forma a tus proyectos!