+1 (305) 908-3413
Itzel Cruz Macías
Itzel Cruz Macías
Docente en Escuela Belleza
6 min de lectura

Qué es y para qué sirve la masoterapia

que-es-y-para-que-sirve-la-masoterapia

¿Quién no ha necesitado alguna vez un masaje reparador? Incluso, quizás te ha llegado como recomendación una sesión de masoterapia, el cual es el masaje sanador por excelencia. La historia de la masoterapia se remonta al origen de las enfermedades y a las necesidades de sanación.

Sobre esto hablaremos en este artículo. Pero antes, ¿qué es la masoterapia exactamente?

La masoterapia es el uso del masaje con el fin de tratar o curar diferentes males y patologías. De hecho, la misma definición remite a este fin: es la unión entre las palabras “masaje” (maso) y “tratamiento” (terapia).

La masoterapia es una herramienta dentro de los procesos de rehabilitación y habitualmente es practicada por fisioterapeutas, sobre todo cuando el masaje tiene un objetivo meramente terapéutico, como el de tratar una lesión.

Las masoterapias técnicas son diversas y varían según el propósito del masaje. Como mencionamos, pueden ser terapéuticas, como la masoterapia en fisioterapia, pero también higiénicas, estéticas, relajantes, preventivas, entre otros fines. Cualquier motivo es una buena excusa para un buen masaje gracias a los enormes beneficios de la masoterapia.

Generalmente, los movimientos y maniobras empleadas son armónicas y metódicas. Se aplican en las partes blandas del cuerpo, como en los músculos, órganos e incluso en tendones.

Diferentes tipos de masoterapia 

Si bien la historia de la masoterapia inicia fuertemente vinculada a la sanación y a los medios curativos, actualmente podemos encontrar muchos tipos de masoterapia, dependiendo del objetivo que tenga el masaje. ¡Vuélvete un experto en este tema con nuestro Curso de Terapia de Spa!

Masaje terapéutico

El corazón mismo de la masoterapia es el masaje terapéutico. Se utiliza en casos en los que existe una lesión o para tratar trastornos neuromusculares o musculoesqueléticos. 

Por un lado, el masaje tiene como objetivo aliviar dolores y mejorar la movilidad, así como recuperar la normalidad en las actividades diarias. También sirve para facilitar la eliminación de toxinas y estimular la circulación de la sangre, lo que mejora el estado de los tejidos musculares.

Masaje estético

La masoterapia técnica es ideal para eliminar toxinas de la piel, eliminar secreciones de las glándulas productoras de grasa y reafirmar la dermis en general. 

En este caso, el objetivo de los masajes es mejorar o mantener el estado de la piel. Por eso, uno de los más comunes es el que tiene como objetivo el tratamiento de la celulitis. 

Masaje relajante

Tal y como su nombre lo indica, este tipo de masoterapia sirve para relajar el cuerpo, liberando endorfinas y eliminando la tensión. El objetivo es activar y regenerar el organismo, así como producir una sensación de descanso.

procedimiento-de-la-masoterapia

Masaje deportivo

A simple vista puede parecer similar a la masoterapia en fisioterapia, pero los objetivos son diferentes: la masoterapia deportiva se orienta a las personas que practican deporte y es principalmente preventiva. Es decir, en lugar de tratar una lesión, busca evitarla.

Existen tres tipos de masajes:

  • Masaje precompetición: prepara al deportista.
  • Masaje poscompetición: reduce la fatiga y relaja los músculos.
  • Tratamiento de lesiones: recupera posibles lesiones.

Beneficios y usos de masoterapia

Los usos y beneficios de la masoterapia son muy variados y, por ello, este tratamiento es tan popular. Ayuda a la relajación mental y corporal, alivia el dolor en diversos tipos de lesiones, mejora la circulación sanguínea y mantiene el tono muscular, entre otros beneficios.

Sin embargo, hay que considerar las posibles indicaciones y contraindicaciones para realizar masoterapia.

Beneficios fisiológicos

La masoterapia mejora el rendimiento y el estado general del cuerpo y del organismo. Además, alivia tensiones y relaja los músculos, reduciendo también la sensación de cansancio o agotamiento constante.

Beneficios mecánicos

Las maniobras y técnicas empleadas en masoterapia trabajan sobre los tejidos y los afectan de forma directa. Esto permite la eliminación de contracturas, pero también mejora la circulación de la sangre y ayuda a eliminar toxinas a través del drenaje de los desechos celulares (linfático).

Beneficios estéticos

La masoterapia también mejora la apariencia corporal, así como el estado de la piel en general. Por un lado, los masajes eliminan alteraciones estéticas, tales como celulitis, flacidez o adiposidad localizada. Además, las maniobras permiten reafirmar la piel y tonificar los músculos.

conoce-todo-sobre-la-masoterapia

Beneficios terapéuticos

Fiel a sus orígenes, la masoterapia permite tratar afecciones puntuales a la vez que reduce el dolor y alivia el malestar sufrido frente a una lesión o enfermedad. Asimismo, contribuye a la reparación de los tejidos y facilita el regreso a las actividades de la vida diaria.

Beneficios psicológicos

Los beneficios de la masoterapia no solo son físicos: también ofrece ventajas a nivel mental, ya que todas las maniobras usadas durante un masaje ofrecen confort y relajación.

Sí, es posible que algunos masajes generen dolor, sobre todo si son reductores o descontracturantes. Pero todas las sesiones culminan con maniobras suaves y relajantes que calman tensiones tanto físicas como emocionales.

Los efectos de la masoterapia

Gracias a todas las características y beneficios de la masoterapia, esta combinación de masaje y tratamiento tiene efectos concretos en diferentes partes de nuestro cuerpo.

Por ejemplo, la acción de las manos sobre la piel genera que esta se vea estimulada, al aumentar la dilatación de los capilares en las zonas en las que se masajea. Esto hace que la temperatura de los tejidos tratados aumente entre 2 y 3 °C, facilitando que se relajen y ablanden.

Asimismo, la presión que se ejerce durante la masoterapia hace que aumente el aporte sanguíneo a la zona tratada. Esto mejora el sistema circulatorio, ayuda a oxigenar el área y elimina los productos de desecho de las células.

Además, el masaje estimula las fibras musculares, aumentando y mejorando su actividad. Así como sucede en la dermis, los capilares musculares reaccionan al masaje aumentando el metabolismo del músculo, lo que promueve su recuperación y tonificación. Del mismo modo, el masaje también permite relajar la musculatura contracturada o tensa.

Esto ayuda, a su vez, a mejorar el sistema osteoarticular por completo: aumenta la amplitud de movimiento articular y previene lesiones, entre otros beneficios más en huesos y articulaciones.

beneficios-de-la-masoterapia

Conclusión

La masoterapia es de los masajes más populares, ya que tiene múltiples beneficios y efectos para nuestro organismo. Ya sea que quieras dar masajes a amigos y familiares o bien iniciar un negocio, este es un conocimiento que no puede faltarte. Inscríbete ahora en nuestro Diplomado en Cosmetología Facial y Corporal y aprende cómo dar los mejores masajes sin salir de casa.