+1 (305) 908-3413

¿Qué es un fusible?

5 min de lectura

Una instalación eléctrica está conformada por varios elementos eléctricos cuyo fin es proporcionar energía en cualquier ambiente. A su vez, estos sistemas eléctricos están compuestos de diversas partes y elementos. Uno de estos es: el fusible

El fusible es un pequeño dispositivo elaborado con aleaciones de bajo punto de fusión, y funciona como barrera de protección ante una posible sobrecarga eléctrica o cortocircuito. Es decir que, a grandes rasgos, podemos decir que la principal función de un fusible es garantizar seguridad y prevenir riesgos eléctricos. 

Hoy nos enfocaremos en definir qué es un fusible, cuáles son sus características, los tipos que existen y para qué sirve un fusible durante una instalación eléctrica. ¡Empecemos!

Todo sobre los fusibles eléctricos

Lo primero que debemos tener en cuenta al definir qué es un fusible son sus características físicas. Un fusible parte de una estructura compuesta por un filamento elaborado con un material conductor como el metal, el cual está encapsulado en un tubo, por lo general de vidrio.

Este filamento o lámina debe tener un punto de fusión bajo, preferiblemente entre los 200 y 300 °C. Esto le permitirá bloquear una corriente eléctrica cuando su valor de operación sea  rebasado. La función de un fusible es quemarse al percibir un valor de corriente superior a su capacidad, de esta manera puede proteger los elementos que se encuentren conectados al sistema.

En cuanto a su ubicación, este debe conectarse cerca de la fuente de alimentación y tener una cantidad de amperios mayor a la corriente nominal del circuito. 

Te puede interesar aprender: ¿Cómo conseguir clientes como electricista?

¿Para qué sirve un fusible?

Como comentamos anteriormente, un fusible puede brindar protección a los elementos que estén conectados a una fuente de energía, y así prevenir daños o riesgos eléctricos. Sin embargo, si quieres saber qué es un fusible en profundidad, debes conocer todas sus funciones y usos más frecuentes. A continuación destacamos las más importantes:

Sistema eléctrico en vehículos

Si te estás preguntando para qué sirven los fusibles dentro de un auto, debes saber que estos también cuentan con un sistema eléctrico que permite ejercer funciones como las luces, los equipos de sonido, las ventanillas y el arranque del motor.

Sistema de iluminación

Los sistemas lumínicos en hogares y oficinas, casas particulares y edificios completos deben contar con un elemento de seguridad como los fusibles.  Su función sigue siendo la misma, proteger las diferentes conexiones de iluminación y evitar daños causados por sobrecargas.

Artefactos eléctricos

Algunos electrodomésticos, como pavas, secadoras, planchas y cafeteras, son propensos a generar calor y sobrecalentarse. Es en este punto donde se vuelve indispensable contar con un fusible térmico para evitar accidentes. 

Computadoras

Una computadora, al igual que otros aparatos electrónicos, cuenta con una placa de circuito eléctrico que debe protegerse adecuadamente, de lo contrario esta puede verse afectada ante una sobrecarga de tensión. Esta placa siempre contará con uno o más fusibles para proteger al equipo. 

Paneles solares

Los fusibles también son utilizados en la instalación de los sistemas fotovoltaicos. Esto con la finalidad de prevenir daños en la batería, el inversor y todo el sistema de cableado. 

tipos-de-fusible

Tipos de fusibles

Como profesional en electricidad, no solo debes saber qué es un fusible, cuáles son sus funciones y cómo se instalan, sino que también será necesario que conozcas los tipos que existen. Este pequeño dispositivo suele clasificarse bajo criterios como: material de elaboración, cantidad de amperaje y tipo de uso. Algunos de los tipos de fusibles más utilizados son:

Fusibles térmicos 

Son utilizados en aparatos que producen calor, como caloventores, estufas eléctricas, secadores de cabello o planchas. Su rol es realizar un corte de energía cuando se supere determinada temperatura y se ponga en riesgo el artefacto.

Fusibles de resistencia 

También conocido como fusible axial, cuenta con una capacidad eléctrica de alto rendimiento. Si la potencia generada por la resistencia no excede su valor límite característico, este componente se comportará como una resistencia ordinaria.

Fusibles de cerámica 

Este tipo de fusible cuenta con una gran resistencia a la presión, por lo que no suele “romperse” fácilmente. Gracias a esto es considerado una excelente opción en instalaciones eléctricas que precisan una elevada cantidad corriente. 

Fusibles de cristal

Estos fusibles, a diferencia de los de cerámica, cuentan con una resistencia menor, lo que los hace menos recomendables en circuitos eléctricos con demasiada corriente o presión. Su principal ventaja es la visibilidad que ofrecen a través de la cápsula, la cual facilita la detección de daños. 

tipos-de-instalacion-de-fusibles

Conclusión

Los fusibles son mecanismos seguros con los que debe contar cualquier circuito eléctrico, por lo que es importante conocer sus diferentes tipos y funciones, así como entender cómo y cuándo reemplazarlos. Entre sus principales ventajas se encuentran la confiabilidad, su bajo precio y el poco mantenimiento que requieren.

Si quieres aprender más sobre qué es un fusible y la forma correcta de instalarlo en cualquier circuito eléctrico, te invitamos a inscribirte en nuestro Diplomado en Instalaciones Eléctricas. Nuestros expertos te enseñarán diferentes tipos de circuitos y la mejor forma de seguir las medidas de seguridad y el protocolo adecuado. ¡Inscríbete ahora y conviértete en un profesional!

Manuel Franco