Ana María Salmerón García
Ana María Salmerón García
Docente en Escuela Bienestar
10 min de lectura

Impacto del vegetarianismo en niños

impacto-vegetarianismo-en-ninos-2

¿Sabías que aproximadamente el dos por ciento de los jóvenes de entre 6 y 17 años llevan dietas sin comer carne, pescado o aves de corral? ¿Y que el 0.5% de ellos siguen una dieta estrictamente vegana según un estudio realizado en los Estados Unidos?

Este estudio no solo arrojó dicha cifra, sino que también confirmó que dejar la carne por alimentos de origen vegetal puede ayudarlos a mantenerse saludables, lo cual hace de esta una opción segura para los niños en su etapa de crecimiento y nutrición.

Su importancia radica en que en esta etapa, que va entre los dos y once años de vida, se deben considerar las características adecuadas de la alimentación para fomentar el crecimiento y desarrollo óptimo de su organismo.

¿Qué es el vegetarianismo? 

Las personas vegetarianas son aquellas que evitan el consumo de carne, pollo y pescado, debido a razones éticas, ambientales, saludables o culturales.

El vegetarianismo y las dietas basadas en este estilo de vida, según una investigación realizada por la Sociedad Canadiense de Pediatría, son saludables para los niños. Afirman que, si bien las alimentación vegetariana puede tener una densidad calórica relativamente baja, los niños vegetarianos tienen una ingesta de energía suficiente en comparación con los no vegetarianos.

En ese sentido, una dieta vegetariana bien equilibrada puede satisfacer las necesidades de niños y adolescentes, si se asegura la ingesta calórica adecuada y se controla el crecimiento con un experto de la salud. Para ello debes prestar especial atención a que este tipo de dietas tengan la cantidad de proteínas y cuenten con fuentes de ácidos grasos esenciales como hierro, zinc, calcio y vitaminas B12 y D.

Ventajas y desventajas de una dieta vegetariana en niños

Ventajas y desventajas de una dieta vegetariana en niños
Ventajas y desventajas de una dieta vegetariana en niños

Acerca de las ventajas…

Los niños, al igual que los adultos, se benefician con lo que comen, así como con lo que evitan. En ese sentido, la alimentación basada en vegetales y productos de origen vegetal desde los primeros años, permite generar hábitos saludables que se extienden a lo largo de la vida, ya que es en estos momentos donde se establecen las preferencias y gustos.

Aquellos jóvenes y niños que evitan los productos cárnicos son menos probables a adquirir enfermedades transmitidas por la carne, ya que cuentan con una ingesta reducida de grasas saturadas, colesterol, pesticidas, conservantes y aditivos alimentarios. Contrario a lo que se puede creer, los niños vegetarianos crecen sanos y fuertes al igual que quienes comen carne.

Desventajas de una alimentación vegetariana en niños

Sí, es cierto que en ocasiones los pequeños con dietas vegetarianas crecen de forma más lenta, sin embargo, se ponen al día más adelante con sus compañeros que comen carne.

Una preocupación es que este tipo de niños no ingieran las cantidades de nutrientes esenciales requeridos, por ejemplo, algunos como el hierro que solo se encuentran en pequeñas cantidades en alimentos vegetarianos. En el caso de los niños veganos es posible que carezcan de vitaminas B12, D y calcio, la recomendación es manejar este tipo de dietas con un experto en la materia que ayuden a suplirlo de diversas fuentes.

Recomendaciones especiales para evitar la falta de nutrientes

Los niños con dietas vegetarianas o veganas deben ser más consensuadas e informadas que la alimentación tradicional.

  1. Por ejemplo, es importante saber que la ingesta de hierro es una prioridad para los pequeños y deberás asegurarte de que tu hijo coma granos enriquecidos como brócoli, frijoles, productos de soya, verduras verdes y frutas secas; a esto añádele alimentos ricos en vitamina C para ayudar al cuerpo a absorberlo.
  2. Procura que el niño ingiera calcio a través de tofu, semillas de girasol, cereales fortificados, jugos, vegetales, entre otros.
  3. Añade a su dieta la vitamina B12 a través de cereales, leche de arroz o soya, levadura nutricional, entre otros.
  4. Contempla también la ingesta de vitamina D a través de alimentos fortificados y un buen baño de sol diario.
  5. Asiste regularmente al nutricionista con tu hijo para que te recomiende multivitamínicos y/o suplementos. 

Importancia de las vitaminas en niños en este tipo de dieta

Minerales como el hierro, zinc, calcio y las vitaminas B12, D y A son nutrientes indispensables en la alimentación vegetariana en esta etapa de la vida. Conoce sus beneficios de incluirlos:

  • Minerales como el hierro y el zinc ayudan al crecimiento y desarrollo de la capacidad intelectual, también son buenos para generar resistencia a las infecciones.
  • La vitamina B12 pertenece al grupo de complejo B y contribuye a la obtención de energía de los macronutrientes.
  • La fibra es uno de los nutrientes más fáciles para encontrar en una dieta vegetariana, procura que tu hijo la acompañe con una ingesta correcta de líquidos.

En adolescentes…

  • El hierro es fundamental para el fortalecimiento del crecimiento y, en mujeres, el responsable de evitar la pérdida excesiva de sangre durante la menstruación.
  • El calcio ayuda al crecimiento de los huesos y previene la osteoporosis a largo plazo.
  • El zinc es importante para el crecimiento y la maduración sexual, su deficiencia causaría pérdida de peso y generar un mayor riesgo de infecciones y alteración en la producción de hormonas sexuales.
  • El complejo B es un grupo de vitaminas involucradas en la obtención de energía, las cuales se desempeñan como principales colaboradoras en el crecimiento, debido a la generación de tejidos nuevos que provoca la pérdida de muchas calorías.

Impacto del vegetarianismo en la salud mental en niños

Algunos estudios realizados demuestran que hay una relación significativa entre los patrones de alimentación poco saludables y la mala salud mental en niños y adolescentes.

Esta investigación encontró una tendencia entre una dieta de buena calidad y una mejor salud mental. Es así como existe una relación potencial entre los patrones dietéticos de buena calidad y la salud mental en las primeras etapas de vida.

Por otro lado, una investigación en 2017 determinó que existe una relación bidireccional entre la calidad de la dieta y la autoestima. Además, una mayor adherencia a las pautas dietéticas saludables al inicio del estudio se asoció con menos problemas emocionales y de pares en el seguimiento. 

Este estudio trató a más de 7 mil niños europeos de 2 a 9 años para medir si las dietas de los niños mejoraban su bienestar mental, en función de si seguían pautas nutricionales como: la limitación de ingesta de azúcar añadida, comer frutas, verduras, granos enteros y en algunos casos, el añadir pescado regularmente.

Dos años después fueron medidos nuevamente y encontraron que una mejor dieta al inicio de la investigación se asoció con un mejor bienestar emocional dos años después, incluida una mayor autoestima y menos problemas emocionales.

¿Es posible el vegetarianismo en bebés?

Los bebés se deben alimentar con leche materna durante los primeros seis meses de vida para cubrir todas sus necesidades nutricionales. Sin embargo, si un bebé no puede recibir lactancia materna, una opción vegetariana será darle fórmulas para lactantes a base de soya o arroz. 

Si tu bebé se alimenta con fórmula, usa dale una fortificada que incluya hierro hasta el primer año. En caso de enfocar su alimentación hacia el veganismo, procura usar una de soya fortificada con hierro hasta los dos años. 

Complementar la alimentación de los bebés a través del vegetarianismo será una alternativa segura y nutritiva, solo si te aseguras de que obtenga los nutrientes y la energía que necesita para crecer y desarrollarse bien.

Importancia de la alimentación en los primeros años de vida

En esta etapa de vida, las características de la alimentación deben ser seguras para fomentar el crecimiento y desarrollo adecuados. En los primeros años, la nutrición será fundamental para evitar deficiencias nutricionales desde pequeño. Los buenos hábitos alimenticios serán indispensables para:

  1. Prevenir deficiencias de energía, proteínas, hierro, zinc y vitaminas A y D.
  2. Introducir diversos sabores y texturas en los alimentos, ya que en esta etapa se generan los gustos y aversiones alimentarias.
  3. Enseñar al niño cómo alimentarse por sí mismo regulando la cantidad de alimento que debe consumir.
  4. Desarrollar buenos hábitos alimenticios. 

Recomendaciones nutricionales vegetarianas en el embarazo y mamás lactantes 

Las dietas veganas y lacto-ovo-vegetarianas bien planificadas pueden satisfacer las necesidades nutricionales del embarazo. Algunas recomendaciones en madres estrictamente veganas, es asegurar fuentes adecuadas de vitamina B12 e ingerir algunos suplementos si el médico lo indica. 

En ocasiones puede existir una deficiencia en la madre de vitamina D, lo cual se ha convertido en una condición común y un factor de riesgo para la nutrición en la infancia del niño. En ese caso, se podrá fortalecerlo a través de productos suplementarios, en conjunto con alimentos con hierro, y zinc para lactantes. De igual forma, dada la importancia de los ácidos grasos en el desarrollo del cerebro y ojos, se recomienda la ingesta de ácido linolénico que podrás encontrar en aceites de linaza, soja y canola en cantidades controladas. 

Dieta vegetariana para niños 

Las dietas vegetarianas y veganas bien planificadas, con la atención adecuada, respecto a componentes nutricionales específicos, son capaces de brindar un estilo de vida alternativo saludable en todas las etapas del crecimiento fetal, infantil y adolescente.

Dieta correcta en todos los niños

Como todos los niños, los vegetarianos también requieren una variedad de alimentos de los cuatro grupos de alimentación para el crecimiento y desarrollo saludable del cuerpo. Para ello incluye en su dieta:

  1. Productos lácteos como leche, queso, yogur, bebidas de soya, entre otros.
  2. Verduras y frutas frescas, congeladas o secas.
  3. Carnes alternativas como huevos, tofu, semillas, nueces, legumbres y mantequillas.
  4. Granos como avena, cebada, quinua y arroz integral. 

Algunas opciones para suplir la falta de carne animal: 

  • Proteínas alternativas como leche materna o fórmula para bebés (si lo requieren), productos de soya, tofu, proteínas vegetales texturizadas y productos lácteos.  
  • Hierro a través de cereal fortificado con hierro, legumbres, frutas secas, quinua, vegetales de color verde oscuro.
  • Nueces y semillas, granos enteros, levadura nutricional. 

Opciones por si su dieta es vegana y el niño no come ni bebe productos lácteos (calcio y vitamina D) 

  • Obtén calcio de bebidas fortificadas como jugo de naranja, tofu fijado en calcio, almendras, legumbres, verduras verdes.
  • Encuentra vitamina D en la margarina, bebidas de soya y suplementos nutricionales. 

Opciones por si no quieres añadir pescado a su dieta (grasas omega-3)

Dado que son fundamentales para el desarrollo del cerebro y salud ocular agrega estos alimentos vegetarianos a su dieta.

  • Aceite de canola o soja.
  • Nueces y semillas de lino.
  • Productos de soya como frijoles y tofu.
  • Leche materna en caso de bebés. 

Mantén sano a un niño vegetariano 

Una dieta vegetariana será exclusivamente buena si se tienen los parámetros necesarios. Por ejemplo, comer papas fritas ofrece pocos nutrientes. De esta manera, procura que las calorías que ingiera el niño provengan de alimentos mínimamente procesados y ricos en vitaminas y minerales. 

De esta manera es posible garantizar buenos hábitos con una alimentación saludable en cada etapa de su vida. 

Deja una respuesta

Ana María Salmerón pertenece a la Escuela de Bienestar y es docente en los Diplomados de Nutrición y Buena Alimentación, Nutrición y Salud, y Alimentación Vegana y Vegetariana en Aprende Institute.

Formación profesional

Ana María Salmerón mexicana, docente de la Escuela de Bienestar, impartiendo clase en los Diplomados Nutrición y Buena Alimentación, Nutrición y Salud, y Alimentación Vegana y Vegetariana de Aprende Institute. Es Licenciada en Nutrición Humana de la Universidad Autónoma Metropolitana en Xochimilco.

Experiencia profesional

Prácticas profesionales en el Instituto Nacional de Pediatría en México (INP) en la unidad de terapia intensiva. Disfrutando de todo el trabajo en el hospital, desde revisar expediente, visitar al paciente, diagnosticar y tratar cálculos de nutrición enteral y parenteral, hasta dar de comer a los niños. 

Cada lugar de trabajo en su vida representa grandes experiencias, ya sea dictando clases en UNITEC o en UIN marcando un momento importante de su carrera. También participó en CENEVAL en la elaboración y validación de reactivos para el examen EGEL de Nutrición. 

Su más grande pasión

Está orgullosa de todo en su carrera, desde ver pacientes, hasta impartir clases. Trabajó en excelentes lugares con muy buenos compañeros, aprendiendo y creando muy buenos recuerdos.

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más