+1 (305) 908-3413
Paola Cervantes
Paola Cervantes
Contribuidor en Escuela Bienestar
5 min de lectura

6 tipos de pausas activas que puedes implementar en tu empresa

Enseña herramientas que aporten al bienestar de los trabajadores con Aprende Institute

Estar muchas horas sentado frente al ordenador puede provocar trastornos musculoesqueléticos, músculos unidos al hueso que transportan componentes como las proteínas. Estos malestares generalmente se producen en la espalda, cuello, hombros y extremidades, lo que al inicio puede parecer un dolor leve en determinadas zonas del cuerpo, pero que con el paso del tiempo y en casos extremos, puede llegar a generar una discapacidad. 

Por este motivo, cada vez más personas utilizan las pausas activas durante la jornada laboral para beneficiar su salud y aumentar la productividad en las empresas. Estas pausas nos invitan a mover el cuerpo, despejar la mente y regresar a tus actividades laborales con más motivación. Hoy aprenderás 6 distintos tipos de pausas activas para practicar en tu empresa ¡adelante! 

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

¿Por qué realizar pausas activas?

Las pausas activas son pequeñas intervenciones que se realizan durante la jornada laboral para hacer algún ejercicio que active el cuerpo, relaje los músculos, reduzca el estrés, despierte la energía y enfoque la mente. Estas pausas pueden variar en periodos de tiempo, pero por lo general se recomienda tomar 10 a 15 minutos al menos 3 veces al día

Actualmente se ha comprobado que las pausas activas benefician la salud de los trabajadores, pero, además aumentan su productividad, concentración, atención, creatividad y facilitan el trabajo en equipo, ya que tranquilizan el sistema nervioso y los trabajadores pueden regresar a sus actividades con un mayor enfoque. ¡Pruébalo por ti mismo!

6 tipos de pausas activas para tu empresa

Te presentamos 6 increíbles opciones que puedes comenzar a implementar: 

#1 Respiración consciente

Los ejercicios de respiración consciente, también conocidos como pranayama, permiten a los trabajadores aliviar el dolor y mejorar la concentración. Esta herramienta, a la que todas las personas pueden acceder, consigue efectos inmediatos que permiten relajar la mente y el cuerpo, además de reducir el estrés por medio de respiraciones largas y profundas. La respiración consciente genera beneficios a nivel físico, mental y emocional. 

#2 Yoga 

El yoga es una práctica milenaria que conecta el cuerpo, la mente y el espíritu, por lo que realizar pequeñas rutinas de yoga que duren de 15 a 30 minutos, ayuda a reducir la presión arterial y la frecuencia cardiaca, así como mejorar la coordinación, reducir el dolor muscular, tener mayor consciencia corporal y mejorar la postura. El yoga es una práctica capaz de reducir el sedentarismo que genera enfermedades como la obesidad y la diabetes.

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

#3 Meditación

La meditación es una práctica que permite relajar y entrenar la mente, pues se trata de un estado al que todo humano puede acceder por medio de una respiración profunda y una sincera aceptación de todo lo que surja. La ciencia ha comprobado los amplios beneficios de la meditación, entre los que se encuentran:

  • el desarrollo de la inteligencia emocional;
  • el aumento de la empatía;
  • la disminución de la ansiedad, el estrés y la depresión, y
  • la mejora de la memoria, la atención y la creatividad. 

#4 Tomar un curso en línea

Adquirir un nuevo hobbie o habilidad genera beneficios psicológicos, pues ayuda a la creación de nuevos puentes neuronales que mantengan al cerebro más joven. De modo que puedes proporcionar a tus trabajadores el acceso a cursos en línea a los que pueden dedicar 30 minutos para aprender habilidades como:

  • Aprender a cocinar;
  • aumentar sus habilidades profesionales;
  • prepararse en algún oficio, y
  • practicar algún deporte que estimule su motivación y energía. 

#5 Salir a caminar 

Es una de las actividades más sanas, pues ayuda a los tejidos musculares a movilizarse, mejora la circulación, permite que órganos como el páncreas y el hígado funcionen mejor durante la digestión, beneficia el proceso de desintoxicación del organismo y disminuye los dolores musculares. ¡Caminar es una actividad completamente gratuita y con amplios beneficios, por lo que resulta una de las mejores pausas activas!

#6 Observa la naturaleza 

Estar en contacto con la naturaleza te ayuda a recargarte de energía y relajarte. Es una de las prácticas más saludables cuando se trata de reducir el estrés y generar un estado de calma, ya que te permite desconectarte del mundo y conectar con tu entorno de forma automática. Aunque no siempre se puedan encontrar sitios naturales en las grandes ciudades, te aconsejamos acondicionar un espacio en tu oficina o casa, en los que puedas tomar descansos, estirar el cuerpo y relajarte.

Hoy has aprendido 6 increíbles ejercicios para que los trabajadores realicen pausas activas y se concentren al máximo durante su jornada laboral. Puedes incorporar distintos estilos para crear un ambiente dinámico que les permita sentirse en paz y armonía. Si quieres obtener grandes beneficios, procura que los ejercicios movilicen el cuerpo, tranquilicen la respiración y activen su mente, ¡así obtendrás mejores resultados en la productividad de tu empresa y la salud de tus trabajadores!

Capacita a tus colaboradores con nosotros y desarrolla sus habilidades emocionales

Deja una respuesta