+1 (305) 908-3413
Chef Aurora Sánchez
Chef Aurora Sánchez
Docente en Escuela Bienestar
6 min de lectura

Guía de monitoreo nutricional

Guía de monitoreo nutricional

Cuando los nutriólogos diseñamos un plan de alimentación para un paciente, debemos brindar una evaluación nutricional, dar seguimiento y continuidad al tratamiento con el principal objetivo de evaluar su progreso y procurar sus metas, a ese conjunto de actividades lo conocemos como monitoreo nutricional.

Descarga este formato de cálculo de dietas de acuerdo con la condición de salud
Quiero mi formato gratis

Con la intención de facilitar este procedimiento, la Academy of Nutrition and Dietetics (Academia de Nutrición y Dietética, en español) creó una guía del cuidado y manejo de problemas de nutrición para llevar un control clínico del paciente desde el inicio hasta el término de su tratamiento, con base en los siguientes pasos:

Plan de alimentación

Los problemas de nutrición pueden presentarse por causas directas, en las que hay una ingesta deficiente o excesiva de alimentos, o indirectas, que son resultado de factores médicos, genéticos o ambientales.

Este artículo te servirá si buscas especializar tus conocimientos en nutrición o eres un paciente que desea entender mejor este tema, pues una orientación nutricional ayuda al equilibrio de nuestra alimentación y nuestra vida. ¿Me acompañas a hacer una guía rápida? ¡Estaré encantada!

especializar tus conocimientos en nutrición

El ABCD de la valoración nutricional

Cuando un paciente acude al nutriólogo, lo primero que debemos realizar es una valoración nutricional, que, como su nombre lo dice, nos ayudará determinar el estado de nutrición del individuo. 

Cuando realizamos la valoración, tomamos en cuenta dos aspectos importantes: por un lado, su historia clínica nutricional (su estado médico, nutricional y socioeconómico) y por otro, los datos que se obtienen del ABCD para evaluar el estado de nutrición, éstos son:

  • Antropométricos
    Estos datos nos sirven para evaluar las dimensiones físicas de los pacientes y su composición corporal, como peso, estatura, circunferencia de cintura, el porcentaje de grasa y masa muscular. Son muy útiles para valorar un problema de nutrición excesiva o deficiente, como el sobrepeso o la bulimia, y para dar seguimiento a nuestros pacientes.
  • Bioquímicos
    También es necesario contar con estudios de laboratorio para observar el consumo de nutrientes que el individuo ha tenido durante los últimos días o meses. Éstos se piden al paciente a partir de los datos recopilados durante su consulta, sobre todo cuando hay alguna sospecha de exceso o deficiencia de nutrientes
  • Clínicos
    Consiste en la historia clínica, signos y síntomas del paciente asociados a una mala alimentación, lo que es sumamente útil para su diagnóstico. 
  • Dietéticos
    Este elemento tiene la finalidad de obtener información acerca de los hábitos alimenticios del paciente, aunque también nos ayuda a encontrar posibles causas y factores de riesgo nutricional.
El ABCD de la valoración nutricional

Todos estos datos son de gran relevancia en la valoración para poder obtener un diagnóstico nutricional, que es el siguiente paso a revisar en esta guía de monitoreo.

Descarga este formato de cálculo de dietas de acuerdo con la condición de salud
Quiero mi formato gratis

Diagnóstico nutricional

En el diagnóstico, identificamos los aspectos que pueden corregirse a través de un plan de alimentación con el principal objetivo de disminuir el riesgo de posibles problemas nutricionales. 

Para realizar un diagnóstico nutricional, podemos basarnos también en las tres categorías propuestas por la Academy of Nutrition and Dietetics:

  • Aspectos de consumo
    Se refiere a un problema en la ingesta o no ingesta de algún tipo de nutriente, líquido y/o fuente energética. 
  • Aspectos clínicos
    Se obtiene al evaluar cualquier hallazgo vinculado con la condición física del paciente. Pueden detectarse a través del ABCD del estado nutricional y suelen ser de tres tipos: funcionales, bioquímicos y relacionados con el peso.
  • Aspectos ambientales y conductuale
    Evaluación de las conductas, hábitos, actitudes, creencias, influencias, acceso a los alimentos y estilo de vida.
Diagnóstico nutricional

Una vez que conocemos las necesidades del diagnóstico nutricional del paciente, procedemos a realizar un plan de alimentación que le ayude a mejorar su estado de salud y adquirir nuevas costumbres.

Intervención (plan de alimentación)

El plan de alimentación nos ayuda a organizar y diseñar la alimentación de un paciente con el propósito de tratar una enfermedad, disminuir los factores de riesgo que se relacionan y mejorar su salud, para ello tomamos en cuenta el diagnóstico que previamente hicimos. 

Para llevar a cabo una intervención nutricional, se deben seguir dos sencillos pasos:

Intervención Nutricional

Recuerda enfocarte en trabajar los hábitos alimenticios, ya que ahí se encuentra la clave para lograr una vida saludable. En caso de ser necesario, no dudes en apoyarte de equipo multidisciplinario que pueda abarcar temas de medicina o psicología.  

Una vez prescrito el plan de alimentación, daremos seguimiento periódico a nuestro paciente, lo que nos lleva al siguiente punto.

Monitoreo y evaluación nutricional 

Por medio del monitoreo y evaluación, observamos el progreso del paciente y si los objetivos se están cumpliendo. Para ello, es necesario que volvamos a recabar datos que nos ayuden a evaluar los resultados del plan de alimentación. 

Esta información incluye medidas antropométricas, encuestas dietéticas y, en caso de que se requiera, estudios bioquímicos y de automonitoreo (como la medición de glucosa en los pacientes con diabetes y los registros diarios de un paciente con obesidad).

El monitoreo nutricional se lleva a cabo en tres pasos:

Monitoreo y evaluación nutricional

La frecuencia con la que se realizará el monitoreo y evaluación depende de cada individuo y su estado de salud específico. Sin embargo, es muy importante que, como nutriólogos, continuemos preparándonos y actualizándonos para saber los padecimientos que pueden llegar a afectar a nuestros pacientes.

Evalúa tus necesidades nutricionales y mejora tu alimentación

Por último, debes recordar que si se te proporciona un plan de alimentación especial para el tratamiento de una enfermedad, éste será tan importante como los medicamentos, pues también forma parte del tratamiento. Si éste es tu caso, te sugerimos tomar en cuenta lo siguiente:

Evalúa tus necesidades nutricionales y mejora tu alimentación

Espero que esta breve guía te ayude a reconocer los pasos que los nutriólogos seguimos al realizar un monitoreo nutricional con nuestros pacientes. Recuerda acudir con un profesional antes de iniciar cualquier dieta o cambio en tu alimentación. ¡Tu salud es merecedora de un trato digno!

Crea guías de monitoreo nutricional de forma profesional

¿Te gustaría profundizar más en este tema? Te invitamos a inscribirte a nuestro diplomado de Nutrición y Salud, donde aprenderás a prevenir y tratar enfermedades relacionadas con la alimentación de la mano de nuestros expertos, además de diseñar menús según las características y necesidades nutricionales de cada persona. 

Descarga este formato de cálculo de dietas de acuerdo con la condición de salud
Quiero mi formato gratis

Ya sea que necesites prepararte como profesional o lograr un mejor estado de salud por medio de la alimentación, ¡este diplomado es para ti!, ¡te ayudamos a conseguir por tus metas!

Deja una respuesta

Las cookies de este sitio web se usan para dar y mejorar nuestros servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web. Aprenda más