+1 (305) 908-3413
Ana Godina
Ana Godina
6 min de lectura

Características de las bebidas hipotónicas

caracteristicas-de-las-bebidas-hipotonicas

Cuando entrenamos, una de las claves para tener un buen rendimiento es mantener buenos niveles de hidratación. No solamente después de hacer ejercicio, sino también antes y durante el trabajo físico. Por lo tanto, es importante que nuestro cuerpo esté en las mejores condiciones para evitar fatiga, lesiones y dificultades.

Si eres un atleta o estás apasionado con el estilo de vida fitnes, quizá conozcas algunos ejemplos de bebidas hipotónicas, isotónicas e hipertónicas. En este artículo profundizaremos sobre las primeras, sus características principales y las diferencias entre cada una.

Es esencial conocer las propiedades y los distintos usos de estas bebidas, pues solo así podrás elegir la que más te conviene según tu tipo de actividad física.

¿Qué son las bebidas hipotónicas y para qué beberlas?

Cuando de bebidas hidratantes se trata, existen diferentes tipos y cada una funciona con base en la necesidad del atleta, además del tipo de ejercicio que practica. Las bebidas hipotónicas tienen la particularidad de poseer menor osmolaridad, lo que permite que ingresen al cuerpo con mayor fluidez. Esto hace posible una hidratación intracelular por medio de la ósmosis. El mejor ejemplo de este tipo de bebidas es el agua, el agua de coco o cualquier otra que sea baja en sales.

Al realizar ejercicio, perdemos líquidos y sales mediante el sudor, por lo que si queremos un mejor rendimiento y una recuperación adecuada, es importante mantener el cuerpo hidratado y consumir la bebida idónea, ya que no todas sirven para lo mismo.

La bebida hipotónica puede ayudarnos cuando realizamos ejercicios de baja intensidad, pues, al generarse poca sudoración, no perdemos tantos líquidos ni sales. Por este motivo, no precisamos de una bebida que aporte hidratos de carbono. Hay quienes utilizan estos líquidos antes de comenzar a entrenar para tener el cuerpo en condiciones óptimas de hidratación. Puede ser una buena opción si optas por hacer ejercicio en casa de forma ligera.

bebidas-hipotonicas-en-el-ejercicio

Características principales de las bebidas hipotónicas

Ahora que ya sabemos qué es y para qué sirven las bebidas hipotónicas, es hora de que conozcamos sus principales características. Averigua si es la bebida ideal para ti y tu tipo de entrenamiento. 

No tienen carbohidratos

Una de las principales características de una bebida hipotónica es que la cantidad de carbohidratos que aporta no es significativa. Al contrario de lo que se podría pensar, esto no es una desventaja, ya que, cuando realizamos ejercicios de baja intensidad, no los necesitamos. Sin embargo, en caso de los ejercicios cardiovasculares continuos y prolongados, como el ciclismo, la carrera, la natación, el triatlón y otros, los carbohidratos son parte esencial para el rendimiento. 

Si vas a realizar ejercicio de alta intensidad, como el entrenamiento funcional, es posible que esta bebida no sea la mejor opción para ti.

Aportan líquido

Al no aportar carbohidratos, las bebidas hipotónicas resultan excelentes para hidratar el cuerpo. Sirven más para equilibrar la pérdida de líquidos que la de sales minerales. Recordemos que son ideales para entrenamientos con poca sudoración o para tratamientos de recuperación y rehabilitación.

Combaten la sed

En relación con el punto anterior, este tipo de bebidas rehidratantes permite atacar la sensación de sed de forma exitosa. Son una alternativa excelente, es por eso que muchos atletas las prefieren como ayuda posentrenamiento.

beneficios-de-las-bebidas-hipotonicas

Baja concentración de azúcar

Otra de las características de una bebida hipotónica es que debe tener menos de 4 gramos de azúcar por cada 100 mililitros de agua. 

Pueden ayudar a preparar el cuerpo

Para tener un buen rendimiento no solo es necesario entrenar frecuentemente y alimentarse bien, sino que hidratarse es un punto clave, al que no todos los atletas le prestan la atención debida. Las bebidas hipotónicas, por su naturaleza hidratante, pueden ser ideales para preparar el cuerpo antes de una ronda de entrenamiento o una competencia. 

para-que-sirve-una-bebida-hipotonica

¿Cuál es la diferencia entre una bebida isotónica, hipotónica e hipertónica?

Antes de elegir qué bebida tomar, ten en cuenta el tipo de ejercicio que vas a realizar. También debes considerar las condiciones climáticas, la temperatura y la geografía del lugar donde entrenarás. Todos estos aspectos pueden hacer la diferencia a la hora de escoger una bebida.

Como vimos antes, las bebidas hipotónicas, a diferencia de las isotónicas y de las hipertónicas, se recomiendan para entrenamientos de bajo esfuerzo y en situaciones que requieren rehidratación muy leve. 

Las bebidas isotónicas, por su parte, tienen la función de hidratar al cuerpo y reponer los minerales perdidos por la sudoración. Se recomienda tomarlas en actividades físicas en las que se produce una gran transpiración, debido a que tienen más azúcares que las hipotónicas, entre 4 y 8 gramos por cada 100 mililitros; quizás el ejemplo más conocido a nivel mundial son las marcas GatoradeⓇ o PoweradeⓇ.

Por último, la tercera categoría de bebida deportiva es la hipertónica. Esta se recomienda especialmente para el posentrenamiento, pues concentra gran cantidad de sales y minerales. Es excelente para las actividades que tienen larga duración o se realizan en bajas temperaturas, ya que, al tener gran cantidad de carbohidratos, ayuda a reponer la energía. La contraparte de las bebidas hipertónicas es que no hidratan las células.

Es por eso que te recomendamos elegir bien qué tipo de ejercicio vas a realizar y bajo qué condiciones, pues de esta forma sabrás exactamente cuál es la bebida indicada. Alimentarse bien, saber cómo armar una rutina de ejercicios personalizada e hidratarse adecuadamente son las claves para tener los resultados esperados.

bebidas-hipotonicas

Conclusión

Ahora, ya conoces sobre bebidas hipotónicas, sus principales atributos y usos. También entiendes la importancia de hidratarse al entrenar y de elegir la bebida correcta de acuerdo con el tipo de entrenamiento que realices.Esto es solo una parte de lo que necesitas saber para ser un entrenador físico profesional. Así que no pierdas el impulso y conviértete en uno con nuestro Diplomado en Entrenador Personal. En poco tiempo, podrás asesorar a tus clientes para que logren los mejores resultados. ¡Inscríbete ahora!