¿Cómo ser más paciente? Los mejores consejos

7 min de lectura
persona feliz meditando en su hogar

Frases como “no hay auténtico genio sin paciencia” o “quien tiene paciencia obtendrá lo que desea”, siempre han resonado entre nosotros. Pero, ¿En qué consiste realmente la paciencia? 

Según los expertos en psicología, es una virtud que debemos poseer los seres humanos para afrontar las dificultades con serenidad y tomar decisiones sabias ante ellas. Sin embargo, saber cómo ser más paciente no ocurre de la noche a la mañana. Por el contrario, es un valor que debe cultivarse y evolucionar en el tiempo para alcanzar una vida mucho más tranquila y armoniosa. 

Es por eso que en este artículo descubrirás la importancia de ser paciente, los beneficios que tiene para la salud y los mejores tips para lograrlo con éxito. ¡Lee más!

¿Por qué es importante ser paciente?

La paciencia es la habilidad que te permite comprender y aceptar que algunas situaciones escapan de tus manos, y por ende, lo único que puedes hacer es mantener la calma y el enfoque en que todo va a estar bien. Tener más paciencia también va a influir positivamente en diferentes aspectos de tu vida. Toma nota de los principales:

Mejora las relaciones interpersonales

La importancia de ser paciente, en primer lugar, hace referencia a tener una buena relación con tu entorno. Si aprendes a gestionar tus emociones, tomas una pausa y evitas reaccionar de manera impulsiva, adquirirás la habilidad de comunicación y podrás actuar con asertividad, para facilitar conectar con otros y evitar reaccionar de manera impulsiva.

Debes mantenerte atento porque algunas personas de tu entorno, e incluso tú, podrían llegar a confundir el tener más paciencia con ser permisivo. La primera habla de firmeza y autocontrol, mientras que la segunda, se refiere a tener “demasiada tolerancia” con algo que no debería ser, y es justo en ese momento donde deberás aprender a poner límites.

Reduce el estrés y la ansiedad

No tener paciencia es la llave segura para el sufrimiento, la frustración y el enojo, ya que constantemente estarás expectante a que algo ocurra o termine de suceder. Aprender cómo ser paciente puede influir en todas estas reacciones para controlarlas y cuidar la calidad de tu salud. La paciencia hará que disfrutes mucho más del presente, y te despegues de situaciones del pasado y el futuro. 

Logra que tomes decisiones más efectivas

Tener más paciencia te enfoca para que veas aquello que sí puedes controlar: tus emociones, y pensamientos. ¿Qué vas a hacer y cómo vas a superar lo que te está sucediendo? Recuerda que la paciencia no es sinónimo de la no acción, sino que, por el contrario, te ayuda a mantener la calma mientras alcanzas los objetivos que te propones. Si logras tener conciencia e introspección de ello, lo más probable es que tus decisiones empiecen a ser más claras y resolutivas.

hombre relacionándose con sus colegas del trabajo

Estrategias para desarrollar la paciencia

Ante nuevas generaciones que parecen llevar la inmediatez sujeta a su conducta, es esencial insistir con la importancia de ser paciente. Una persona con impaciencia no solo tendrá conflictos para relacionarse, sufrirá de estrés, depresión o ansiedad, sino que también se verá afectada en el desarrollo de una autoestima alta.

Estas son algunas recomendaciones que puedes poner en práctica si estás buscando cómo ser más paciente.

Practicar la atención plena

Uno de los puntos principales cuando buscas cómo ser más paciente, es aprender a practicar la atención plena, también conocida como mindfulness. Esta trata de enfocarte en vivir el aquí y ahora, sin que tu mente se perturbe por lo que ya pasó o podría suceder en el futuro.

La atención plena es algo que puedes lograr a través de la meditación. Para ello, necesitas un espacio tranquilo, tomar una postura cómoda, cerrar los ojos y concentrarte en tu respiración. Aunque parezca algo fácil, después de unos minutos tu mente buscará escapar al pasado, futuro o juzgar lo que sucede, y tu tarea será regresarla al “aquí y ahora”.

Cultivar la gratitud

Otro tip para ser más paciente es manejar la gratitud. Si te levantas y transcurres tus días sintiéndote agradecido por lo que tienes ahora, es garantía de que tu actitud, pensamientos y emociones estarán más positivos. 

Establecer metas realistas

Establecer metas claras con plazos realistas es fundamental para aprender a ser más paciente. Cada vez que se quiere o inicia algo, hay una búsqueda por obtener una respuesta precipitada. No todos los proyectos tienen que ocurrir inmediatamente, algunos requieren de tiempo para poder ver resultados: iniciar un negocio, construir una casa o un ascenso laboral. 

Tu lógica es capaz de orientarte para saber si algo es o no posible en un determinado tiempo. Actuar bajo la impaciencia y el impulso, solo te traerá sufrimiento y frustración. ¡Anímate a ponerlo en práctica!

Persona escalando una montaña

Consejos para mantener la paciencia en situaciones difíciles

Estos son algunos tips para ser más paciente que puedes utilizar para mantener la calma y serenidad ante situaciones que te desborden: 

Practica la respiración profunda

Los ejercicios de respiración profunda están diseñados para ayudarte a alcanzar un estado de calma y bienestar. En esta práctica, la respiración lenta le envía señales a tu cuerpo para que se relaje, suelte la tensión y disperse la mente.

Durante la técnica puedes apreciar cómo en cada inhalación y exhalación, tu cuerpo empieza a tener cambios: el corazón nivela los latidos, los músculos entran en reposo, la mente se pone en blanco y la sensación (estrés, angustia, molestia, ansiedad u otra) desaparece.

Enfócate en el presente

Este es el tip para ser más paciente que recomiendan los profesionales en psicología y meditación. Lo único que puedes controlar es lo que pasa en tu presente, lo que hagas hoy, determinará el mañana. Es imposible avanzar si estás atado a algo que ocurrió en tu pasado, o intentas alcanzar el futuro. Hacer el ejercicio de enfocarse en el ahora todos los días, te ayudará a evitar sufrir de ansiedad y estrés. 

Busca apoyo emocional

Nunca es demasiado pedir, ni es sinónimo de debilidad, buscar a alguien en quien confiar para contarle lo que te sucede. Esta ayuda puede venir de tu entorno o ser alguien profesional, lo importante es que sepa escuchar, entender sin juzgar e incluso, brindarte otras perspectivas. 

habitos diarios para cultivar la paciencia

¿Cómo evitar la impaciencia en la era digital?

El mundo digital nos ha proporcionado innumerables beneficios, pero a su vez, nos ha llevado a un punto de inmediatez e impaciencia que parece difícil de controlar. Ya nadie busca esperar para recibir algo.

La respuesta no está en “culpar” a la tecnología, sino en aprender a hacer un uso eficiente y responsable de ella. Esto solo se logra tomando conciencia de la problemática y modificando los hábitos diarios que te conectan a ella, a través del mindfulness, meditación y respiración. Al principio puede resultar difícil, pero con el tiempo te irás acercando al nivel de paciencia y autocontrol deseado. ¡Empieza hoy mismo y notarás los cambios!

Consejos finales

Ser paciente te abre el camino hacia el autoconocimiento para que interpretes qué pasa con tus pensamientos y emociones. Solo así aprenderás a controlarlos y podrás generar mejores decisiones en tu día a día. 

¿Quieres seguir llenándote de estas maravillosas cualidades para mejorar tu calidad de vida? Ingresa en el siguiente enlace y conoce todo lo que te ofrece nuestro Programa de Inteligencia y Psicología positiva. Puedes estudiar desde la comodidad de tu hogar y a tu ritmo, junto a los mejores expertos. ¡No lo dudes más! ¡Inscríbete ahora!

erika-luquin
Escrito por Erika Luquin

Maestra en Psicoterapia Familiar Sistémica