¿Qué son las alianzas estratégicas en el mundo de los negocios?

6 min de lectura
que son las alianzas estrategicas en los negocios

En el mundo de los negocios es común pensar a las empresas afines a nuestro producto o servicio como rivales. Pero, ¿Qué pasaría si pudiéramos usar su expertise y conocimiento para enriquecer y potenciar ambas marcas?

Este beneficio se conoce como alianzas estratégicas, y se presentan como una poderosa herramienta para impulsar el crecimiento, la eficiencia y la ventaja competitiva de las organizaciones. La colaboración puede tratarse de una joint venture, o bien algún tipo de acuerdo más informal y delimitado en el tiempo. 

Una cosa es cierta: esta técnica es cada vez más popular, y hay muchas cuestiones a analizar antes de decidir sobre ellas. ¿Qué es exactamente una alianza estratégica? ¿Qué ventajas otorga? ¿Qué precauciones debes tener en cuenta? En este artículo te lo contamos todo. ¡Continúa leyendo!

¿Qué son las alianzas estratégicas?

Lo primero que hay que entender es qué es una alianza estratégica. Se define como un acuerdo colaborativo entre dos o más compañías independientes, con el propósito de lograr objetivos comunes mediante la combinación de recursos, conocimientos y capacidades. Claro está que al asociarse, ambas empresas deben ser responsables de cumplir con su parte del acuerdo en pos del beneficio mutuo. 

El surgimiento de estas estrategias ha sido impulsado por varios factores. En primer lugar, la globalización ha generado mercados cada vez más interconectados, lo que ha llevado a las compañías a buscar socios estratégicos en diferentes regiones para aprovechar nuevas oportunidades de negocio. Además, el rápido avance tecnológico y la creciente complejidad de los proyectos requieren una mayor especialización y recursos complementarios, que a menudo se pueden encontrar a través de estas alianzas estratégicas.

Principalmente, podemos hablar de dos tipos de alianzas comerciales:

Fusiones entre empresas

Esta alianza implica la creación de una nueva sociedad, donde las entidades individuales que iniciaron el acuerdo desaparecen. En palabras simples, se da cuando dos empresas se unen para crear una nueva.

Participación recíproca entre las empresas

Otro de los tipos de alianzas estratégicas son las participaciones recíprocas entre las sociedades. En este caso no existe ninguna fusión, y ambas tienen participación en el capital de la otra. Es decir, la alianza solo implica compartir objetivos en común. 

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las alianzas estratégicas?

Habiendo conocido los tipos de alianzas estratégicas, ahora es momento de hablar de las ventajas y desventajas de una alianza comercial. Toma en cuenta los siguientes puntos:

Ventaja: posibilidad de expansión en el mercado

Uno de los objetivos de una alianza estratégica suele estar asociado con el deseo de expandir la cartera de clientes. En este sentido, las alianzas comerciales son un gran método para lograrlo, especialmente si se logra llegar a un acuerdo con una compañía internacional, ya que te permitirá dar a conocer tu negocio en otros países.

Ventaja: transferencia de tecnología

Las alianzas estratégicas son útiles, a su vez, para poder obtener innovaciones tecnológicas en la empresa, que de otra manera conllevarían mucho tiempo e inversión. Por ejemplo, si una empresa de automóviles desea lanzar una edición limitada 100% eléctrica, podría asociarse con una empresa de tecnologías renovables para alcanzar este objetivo. 

Lee también sobre la cultura de innovación en la empresa

empresa que provee avances tecnologicos a otra

Ventaja: operaciones más rápidas

Al trabajar colaborativamente y con deadlines más ajustados, ambas empresas suelen verse beneficiadas por la celeridad con la que se llevan a cabo las operaciones. En general, la motivación y expectativa que genera la colaboración también influye en que todos los equipos dediquen mayor tiempo y esfuerzo al proyecto. 

Desventaja: falta de libertad

Cuando hablamos de las ventajas y las desventajas de una alianza comercial, debemos pensar en la falta de libertad. Al haber más partes involucradas, con sus respectivos objetivos, lineamientos y deseos, es más complicado tomar decisiones estratégicas o hacer cambios sobre lo acordado. En todo momento, ambas direcciones deben estar en contacto para evitar malos entendidos. 

Desventaja: mayor riesgo

Una cosa es cierta en este tipo de alianzas: si una de las empresas falla, ambas caerán. Esto tiene que ver con que las operaciones se plantean desde un inicio de manera conjunta, y ante la imposibilidad de ajustarse al objetivo inicial de una de las partes, ambas se verán perjudicadas. Lo importante es que te preguntes: ¿Vale la pena tomar ese riesgo? 

Te puede interesar leer: Ventajas y desventajas de las franquicias

Puntos a tener en cuenta para crear una alianza estratégica efectiva

Ahora que ya conoces un poco más sobre las alianzas estratégicas, seguramente estés considerando valerte de este recurso para impulsar tu negocio. Si este es el caso, toma en cuenta los siguientes consejos y pasos a seguir para garantizar el éxito: 

1. Definir necesidades

Antes de empezar, deberás delimitar exactamente los objetivos o necesidades puntuales por las que estás buscando un socio. En este punto deberás preguntarte si no puedes alcanzar el mismo objetivo de manera interna, contratando más personal, o bien acudiendo a otras estrategias como la tercerización o el outsourcing.

grupo de trabajo reunido en una mesa

2. Buscar aliados potenciales

Una vez que sabes lo que necesitas, es hora de buscar aliados que puedan cumplir con esos requisitos. Tómate el tiempo para analizar las potenciales opciones, y considera los siguientes factores:

  • Fiabilidad
  • Reputación 
  • Nicho de mercado al que se dirige
  • Valores de la marca

Ten reuniones estratégicas donde despejes todas tus dudas, y no temas en barajar varias opciones hasta el momento de la decisión final. 

3. Dejar los alcances del acuerdo por escrito

Una vez que hayas definido a tu aliado e inicien las negociaciones entre ambas partes, un consejo fundamental que no debes perder de vista es asentar los objetivos de la alianza estratégica en un contrato o documento con validez legal. 

En este punto, no importa la confianza o amistad que puedas tener con la otra parte: las metas, limitaciones, y capacidades de cada una de las empresas deben registrarse debidamente para evitar problemas a futuro. 

Conclusión

Como te hemos explicado en este artículo, las alianzas estratégicas se han convertido en una estrategia fundamental para las empresas que buscan mantenerse competitivas en un entorno empresarial dinámico. Al aprovechar los recursos y capacidades de socios estratégicos, las organizaciones pueden lograr sinergias y potenciar su crecimiento y éxito a largo plazo. 

¿Te interesó este artículo y quieres aprender más consejos y estrategias de las que puedes valerte para hacer crecer tu negocio? Visita nuestro Programa de Creación de Negocios, donde los mejores expertos te brindarán asesoría personalizada para que triunfes como emprendedor en el área que te propongas. ¡Inscríbete hoy!

Escrito por Zulay Pinto

Doctora en Ciencias Gerenciales

Experta en Emprendimiento