+1 (305) 908-3413
Chef Belem Reyes Cadena
Chef Belem Reyes Cadena
6 min de lectura

Tiempos y beneficios de la cocción a presión

tiempos-y-beneficios-de-la-coccion-a-presion

Cocinar rápido y a la vez disfrutar de platos ricos y elaborados no son detalles incompatibles, mucho menos si hay utensilios que nos permiten acelerar la cocción de nuestros cortes de carnes, verduras y legumbres. 

Afortunadamente existen desde el siglo XVII las olla a presión, las cuales, dado su funcionamiento, ayudan a acelerar la cocción de una enorme variedad de ingredientes. 

¿Aún no te animas a usar la cocción a presión? Te vamos a dar algunas razones para poner en práctica este método. 

¿Qué es la cocción a presión?

Como su nombre lo indica, el objetivo de esta técnica es contener la presión para lograr que el punto de ebullición del agua supere los 100° C (212° f). 

La “olla de presión”, u “olla express”, está especialmente diseñada con este fin, ya que se sella herméticamente para contener el calor y el vapor, lo que genera la presión en el interior de la misma y permite que los alimentos se cocinen rápido sin perder sus propiedades ni su sabor. 

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de cocción?

La cocción a presión no es un método novedoso, ya que desde la creación de la primera olla de este estilo, por allá en el siglo XVII, se ha usado en todas las cocinas del mundo.  Esto ha posibilitado que tanto en hogares como en restaurantes se haya simplificado mucho la preparación de diversos platillos. 

Su propósito es claro: ahorrarte tiempo en la cocina. Sin embargo, existen muchas más ventajas a tener en cuenta. A continuación enumeramos las principales: 

Conservar los nutrientes de los alimentos 

Con el método de cocción al vapor y el de cocción a presión los alimentos no pierden sus nutrientes como sucede cuando los hervimos. Para ser exactos, conservan el 50% más de vitaminas y minerales, lo que se traduce en:

  • Platos más saludables.
  • Mejor aprovechamiento de los nutrientes. 
  • Comidas más sabrosas. 

Consumir menos energía

  • Usar la olla a presión genera un ahorro de hasta el 70% de energía. 
  • Esta reducción en el consumo aplica para cocinas que funcionan a gas o eléctricas. 
  • Además del tiempo, también se genera un ahorro de dinero. 

Lograr platos jugosos

La cocción a presión usa una combinación de presión, volumen y temperatura. Esta relación hace posible que: 

  • Los alimentos no se deshidraten.
  • Mantengan su composición y buena textura. 
  • El sabor no se diluya tan fácilmente. 

Te podría interesar también saber 10 deliciosas recetas para preparar papas.

verduras-y-carnes-olla-de-presion

Reducir el uso de agua

Al concentrar el vapor dentro de la olla, no es necesario usar grandes cantidades de agua. Se recomienda llenarla solo ⅔ de su capacidad. ¿Por qué?

  • Para mantener la presión en los límites recomendables.
  • Para cocinar de manera segura. 

Recuerda que si tienes dudas sobre el uso de tu olla a presión, debes recurrir a las instrucciones de uso del fabricante. ¡No te arriesgues!

tips-para-usar-la-olla-de-presion

¿Cómo saber qué tiempo de cocción tiene cada comida?

Cuando se trata de usar una super herramienta en la cocina, como lo es la olla a presión, es fundamental saber el tiempo de cocción exacto de cada alimento. Recuerda que a diferencia del método de cocción al vapor, no podemos levantar la tapa para saber si están listos o debemos darles más tiempo. 

Ten presente que algunos alimentos se cocinan en menos tiempo que otros. Por otra parte, no respetar los tiempos de cocción de la olla a presión puede resultar en alimentos duros o excesivamente blandos. Recuerda no incluir alimentos demasiado pequeños, ya que estos pueden tapar el orificio por donde escapa el vapor y ocasionar que la olla explote. 

A continuación te mostramos una guía con los principales alimentos que puedes cocinar a presión y sus tiempos de cocción. 

Verduras

Las verduras pueden tardar entre 10 y 40 minutos en cocinarse correctamente. 

  • Las espinacas y el tomate son los más rápidos. 
  • Alcachofas, calabacín, cebolla, champiñones, espárragos y guisantes, demoran entre 15 y 30 minutos. 
  • Las papas, las zanahorias y la remolacha necesitan un poco más de tiempo. 

Carnes

Con las carnes pasa algo similar a las verduras. Dependiendo del corte y del tipo de carne que utilices, variará el tiempo de cocción. Debes contemplar también otros factores como la calidad y el grosor. En líneas generales podemos decir que:

  • El cordero necesita entre 10 y 45 minutos de cocción. 
  • El conejo necesita entre 25 y 60 minutos.
  • El pollo puede estar listo en 15 minutos, una hora o más, dependiendo la parte del pollo a cocinar. 
  • La ternera se cocina entre 15 y 30 minutos, pero a veces puede demorar hasta una hora.
  • Para el pato debes destinar 1 hora y media de cocción. 

Productos del mar

Estos alimentos por lo general se cocinan bastante rápido, y por eso te aconsejamos evitar el uso de olla a presión. Ten en cuenta los siguientes tiempos para una cocción tradicional:

  • De 3 a 6 minutos: anchoas, almejas y gambas.
  • Hasta 10 minutos: atún, bacalao, lenguado, merluza, salmón y trucha. 
  • Las langostas, si se hacen hervidas con 8 minutos basta, pero al horno se recomienda dejarlas unos 20 minutos. 
carne-preparada-en-olla-de-presion

Conclusión

Ahora ya sabes las ventajas de la cocción a presión. Si quieres aprender más sobre este y más temas, ingresa en el Diplomado en Cocina Internacional. Aprende a dominar diferentes tipos de técnicas de cocción y crea tus propias recetas. Nuestros expertos te guiarán en cada paso y te brindarán los tips necesarios para convertirte en todo un profesional del mundo gastronómico. ¡No esperes más, inscríbete ahora!