+1 (305) 908-3413
Nallely Kimberly Gámez Rocha
Nallely Kimberly Gámez Rocha
Docente en Escuela Bienestar
8 min de lectura

Causas del estrés, síntomas y consecuencias

causas-de-estres-sintomas-y-consecuencias

Reconocida de forma no oficial como la enfermedad del siglo XXI, el estrés crece de forma acelerada en millones de personas de todo el mundo. Sin embargo, la mayoría de los que lo padecen no conocen a ciencia cierta cómo manejarlo, ni la mejor forma de encauzarlo hacia algo positivo. Aquí conocerás las principales causas del estrés

¿Qué es el estrés? 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el estrés es conocido como “un conjunto de reacciones fisiológicas encargadas de preparar al organismo para la acción”. Esto quiere decir que se trata de un sistema de alerta biológico necesario para la supervivencia del ser humano. 

Como cualquier otra afección, el estrés debe tratarse con un profesional y encontrar la estrategia adecuada para controlarlo, de lo contrario podría llevar al padecimiento de diversas enfermedades y reacciones, llevando en algunos casos a la muerte. Por esta razón, debe tomarse con total seriedad en todo momento. 

El estrés se manifiesta cuando nos encontramos ante situaciones adversas o de peligro, pues el sistema nervioso reacciona liberando un torrente de hormonas que incluyen la adrenalina y el cortisol. Estos elementos activan al cuerpo humano para hacer frente a toda emergencia. Antes que nada, debemos preguntarnos ¿qué causa el estrés exactamente?

Causas del estrés

Como se mencionó anteriormente, el estrés es una reacción del cuerpo que busca protegerte en diversas situaciones. De acuerdo con un estudio realizado por el medio Whole Living Journal, algunas de las causas de este estado pueden provenir de un gran número de factores o escenarios. 

Sobrecarga de tareas laborales 

El trabajo puede ser un campo de grandes satisfacciones al igual que una fuente de todo tipo de escenarios adversos. El claro ejemplo de esto es el estrés laboral o el síndrome de burnout, estado de agotamiento mental, físico y emocional que proviene de exigencias agobiantes, insatisfacción laboral, entre otros. 

Problemas económicos

Queramos o no, el aspecto económico es un pilar fundamental para tener una buena calidad de vida en la actualidad. Por esta razón, la falta de dinero puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para cualquier persona. 

Relaciones personales 

La naturaleza del ser humano hacia lo gregario puede ser un verdadero problema para ciertas personas. El estrés suele aparecer cuando un proceso de socialización no sale como se espera, o se vuelve complicado de realizar. 

Relaciones familiares

Los asuntos relacionados con la familia suelen ser una de las principales causas del estrés. Estos pueden ir desde conflictos o problemas entre miembros, hasta la necesidad de querer apoyar o sustentar a aquellos miembros de edad avanzada. 

Falta de interés 

El estrés suele manifestarse cuando existe una carencia o falta de interés en la realización de diversas tareas. Un ejemplo claro de esto es la insatisfacción laboral, la cual se ha convertido en un creciente problema entre la población económicamente activa. 

Obsesión por la perfección 

La perfección es imposible de lograr; sin embargo, un gran número de personas viven en función de alcanzar este estado. Esto se convierte en una obsesión que resulta en el surgimiento constante de estrés. 

Es importante mencionar que muchas veces las personas no suelen detectar las causas del estrés, por lo que es fundamental acudir a un profesional y realizar las pruebas necesarias para conocer lo que genera el estrés. Todo esto se hace con el fin de diseñar un plan o estrategia para superar este obstáculo. 

principales-causas-de-estres

Síntomas del estrés 

Los síntomas del estrés son variados, y para entender mejor lo que pueden ocasionar en la vida de una persona, es necesario clasificar las áreas en las que se manifiestan. Entonces, ¿qué consecuencias tiene el estrés en la actualidad? Aprende a manejar este estado y cambia tu vida con nuestro Diplomado en Inteligencia Emocional.

Síntomas emocionales

  • Irritabilidad y mal genio 
  • Incapacidad para relajarse 
  • Sentimiento de soledad 
  • Aislamiento 
  • Agitación 
  • Infelicidad general 
  • Depresión

Síntomas físicos 

  • Dolores musculares 
  • Diarrea 
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas 
  • Mareos
  • Taquicardias 
  • Resfriados 
  • Pérdida de deseo sexual 
  • Desarrollo de enfermedades cardiovasculares y crónicas. 
  • Diversos tipos de cáncer 

Síntomas conductuales 

  • Procrastinación 
  • Consumo excesivo de alcohol, tabaco o sustancias relajantes. 
  • Conductas nerviosas
  • Comer en exceso 
  • Dormir en exceso 

Ante cualquier síntoma de estrés, es primordial acudir con un especialista y empezar a diseñar el tratamiento ideal para ti. De lo contrario, podría ocasionar graves afecciones como paros cardíacos o incluso la muerte. 

 

sintomas-del-estres

Tipos de estrés 

Al existir una variedad de factores y causas, lo lógico es pensar que existe una gran cantidad de tipos de estrés. De acuerdo con la American Psychological Association, existen tres tipos de estrés principales. Conoce cómo tratar el estrés como un profesional con nuestro Diplomado en Inteligencia Emocional y Psicología Positiva. 

Estrés agudo 

Es el tipo de estrés más común, y se presenta en la mayoría de las personas. Suele originarse por conflictos del pasado, una exigencia constante y la presión puntual, entre otros factores. Es un tipo de estrés de corta duración, y puede ser manejable, tratable e inclusive disfrutable en un comienzo. 

Se puede manifestar mediante diversos síntomas como problemas musculares, agonía emocional, problemas estomacales y una sobreexcitación pasajera. De igual manera, se puede notar a través de los pies y las manos frías, así como sentimientos depresivos y una ligera ansiedad. 

Estrés agudo episódico 

Esta modalidad consiste en un estrés de tipo agudo que se repite con frecuencia. Las personas que sufren esta clase de estrés se ven envueltas en una espiral repleta de responsabilidades que no pueden cumplir o lograr. Este estrés ocasiona un ritmo de vida desordenado y regido por una crisis continua. 

El estrés agudo episódico suele manifestarse a través de un carácter agrio, irritable, nervioso y una continua ansiedad. De igual forma, las personas con este tipo de estrés suelen ser exageradamente negativas, culpar a los demás, y presentar diversos síntomas como migrañas, dolores tensionales, hipertensión y enfermedades cardíacas.  

Estrés crónico 

El estrés crónico, a diferencia del agudo, se caracteriza por ser poco manejable y desgastar el estado físico y emocional de una persona. Esta variante es común en individuos que no ven una solución o salida a corto plazo ante una situación extenuante o sobrecogedora, lo que resulta en una pérdida de esperanzas y una incapacidad para actuar. 

En algunas ocasiones, el estrés crónico surge por experiencias traumáticas de la niñez, y puede volverse una costumbre para los que lo padecen. Este estrés puede manifestarse mediante enfermedades del corazón, apoplejías, ciertos tipos de cáncer y en algunos casos, el suicidio. 

Burnout 

El burnout o síndrome de desgaste profesional es un tipo de estrés generado por la alta exigencia laboral y la insatisfacción en el trabajo. Esto lleva a un estado de agotamiento mental, emocional y físico que puede causar síntomas como dolores de cabeza, náuseas y dificultad para dormir. 

El burnout también se manifiesta a través de actitudes agresivas, apatía y falta de motivación en otros aspectos ajenos al trabajo. 

principales-tipos-de-estres

Cómo prevenir el estrés 

Los efectos del estrés suelen atacar diversas áreas de la vida de una persona. Sin embargo, existen algunas formas o estrategias para comenzar a tratar este problema. 

  • Háblalo con los demás. 
  • Realiza alguna actividad física. 
  • Adopta una dieta saludable. 
  • Ten una postura positiva ante los problemas. 
  • Reserva tiempo con tus amigos y familiares. 
  • Descansa lo suficiente. 

Recuerda ante todo que debes consultar con un experto o especialista sobre esta grave afección y así podrás obtener las herramientas necesarias para solucionar tus problemas. Nunca es tarde para iniciar, así que no dejes de actuar ante la mínima señal.