+1 (305) 908-3413
Alejandro Cuallo
Alejandro Cuallo
6 min de lectura

Historia de la repostería

historia-de-la-reposteria

Detrás del pastel de chocolate con relleno de queso que acabas de probar se esconde más que una receta, una serie de ingredientes o un proceso arduo de elaboración. Detrás de esa deliciosa preparación se encuentra un recuento de datos y anécdotas que conforman la historia de la repostería.  

Origen de la repostería

En su sentido más estricto, podríamos decir que la repostería tiene solo un par de siglos como la disciplina encargada de preparar todo tipo de pasteles; sin embargo, lo cierto es que el origen de la repostería data de hace miles de años. 

Los primeros antecedentes de la repostería se remontan hace más de 7 mil años en el antiguo Egipto y Mesopotamia. Si nos basamos en su etimología, la palabra pastel deriva de pastelería, que a su vez proviene del vocablo griego pasté, que es como se designaba a la mezcla de harinas con salsas. 

origen-e historia-de-la-reposteria

¿Quién inventó la repostería?

Es importante mencionar que la historia de la repostería podría clasificarse en dos vertientes: antigua y moderna. Mientras que la repostería moderna cuenta con diversos registros, nombres y fechas de origen, la repostería antigua es todo lo contrario, pues es imposible determinar un personaje o lugar exacto de origen

La repostería en la Edad Media 

Durante esta época, la repostería comenzó a tener una estrecha relación con la religión, incluso hasta el grado de convertirse en un conocimiento exclusivo de las autoridades eclesiásticas. Posteriormente, tras el surgimiento de las cruzadas, los europeos tendrían contacto con otro tipo de culturas y productos como el azúcar y diversas pastas. 

Sin embargo, es hasta 1440 que se comienza a hacer uso de la palabra pasteleros para designar una ordenanza. Bajo el reinado de Carlos IX, en 1556, nace la primera corporación de pasteleros, razón por la cual se considera el primer antecedente de la repostería moderna. 

reposteria-en-la-edad-media

Principales exponentes de la repostería

Los inicios de la repostería no podría ser la misma sin el trabajo y los aportes de grandes personajes. Vuélvete un experto repostero y crea preparaciones únicas y originales con nuestro Diplomado en Repostería Profesional. 

Apicio

Marco Gavicio Apicio fue un gastrónomo romano y autor del libro De re coquinaria. Este libro es considerado como uno de los primeros antecedentes de la repostería y el registro de recetas más viejo del mundo. Actualmente, la obra de Apicio es considerada una fuente importante de información sobre la repostería antigua.

Juan de la Mata

Fue un importante cocinero español del siglo XVIII, y llegó a ser repostero en jefe de la corte de los reyes Felipe V y Fernando VI. De la Mata escribió el Arte de la Repostería en 1747, y en este incluyó una diversidad de términos que aún en la actualidad se usan: bizcochos, turrones, natas y bebidas heladas. 

Bartolomeo Scappi

A pesar de que su fecha de nacimiento sigue siendo una incógnita, el primer registro que se tiene sobre su vida data de abril de 1536. Bartolomé Scappi fue uno de los grandes cocineros de la repostería antigua, y escribió el libro Opera dell’arte del cucinare en 1570, un manuscrito que reune un sinnúmero de recetas de la cocina renacentista. 

Antonin Carême

Máximo exponente y padre de la repostería moderna. Antonin Carême es un pilar inamovible, pues sus grandes innovaciones y creaciones permitieron un gran avance en la repostería. Nació el 8 de julio de 1784 en Francia, y a los 16 años se empleó como aprendiz de pastelero en uno de los restaurantes más importantes de París. 

Gracias a su educación autodidacta pudo crear grandes pasteles y postres, lo que lo ayudó a introducir diversas técnicas, orden e higiene en las altas cocinas de París. Las grandes creaciones de Carême le permitieron cocinar para grandes personajes de la historia como el emperador de Austria, el Zar Alejandro de San Petersburgo o incluso, el mismo Napoleón. 

¿Cómo evolucionó la repostería?

La historia de la repostería en el mundo abarca lugares, nombres y anécdotas que dieron origen a este arte. Si deseas conocer todo sobre esta disciplina y cómo preparar deliciosos postres, regístrate en nuestro Diplomado en Repostería Profesional. Vuélvete un experto en poco tiempo con la ayuda de nuestros docentes y expertos. 

Egipto

La historia de la repostería en el mundo data desde la época egipcia, pues en este periodo se introdujo por primera vez la levadura para la preparación de pasteles y otros postres.

Grecia

Los griegos fueron los primeros en confeccionar dulces con semillas como almendras y otros ingredientes como miel. Estos pequeños postres fueron retomados por pueblos cercanos con el fin de adaptar sus propios ingredientes.

Imperio romano

Durante el auge del imperio romano, Apicio, un filósofo local del siglo I a.C., realizó el primer registro sobre la cocina, ahora considerado como el recetario más antiguo del mundo. Tras el estallido de la comercialización entre Europa y Asia, un gran número de ingredientes como la caña de azúcar y los frutos secos empezaron a formar parte de los pasteles. 

Oriente Medio

Los cocineros de Oriente Medio implementaron la confección de postres más elaborados como pasteles. Este tipo de conocimientos se vieron reflejados en el libro de cocina de Bartolomé Scappi, cocinero de los Papas y uno de los grandes exponentes de la repostería. 

Francia

Los conocimientos cosechados a lo largo del mundo llegaron hasta Francia, lugar en el que la repostería se convirtió en una labor de prestigio y lujo. François de la Verene, uno de los fundadores de la cocina francesa clásica, publicó el libro Le patissiere françois, que se convirtió en el primer recetario sobre el arte de hacer masas para pasteles. 

Dentro del mismo manuscrito se usaron algunos términos de la repostería moderna como petits fours, que hacía alusión a los pequeños hornos, y que ahora se usa para describir los pastelillos pequeños.

reposteria-a-traves-del-tiempo

En los últimos siglos, muchos reposteros han dejado de usar levadura para añadir huevo y harinas refinadas a sus preparaciones. Adicionalmente, se comenzó con la confección de postres como los merengues, realizados por un pastelero suizo en 1720, y los pastelillos franceses.

Como cualquier otro tipo de prácticas culinarias, la historia de la repostería demuestra el porqué esta gran práctica se ha convertido en una de las disciplinas más respetadas y prestigiosas de todo el mundo.

Más articulos de Alejandro Cuallo