+1 (305) 908-3413

Música para bodas: una guía para crear el ambiente perfecto

8 min de lectura
musica-para-bodas-la-guia-para-crear-el-ambiente-perfecto

Imagina la entrada de los novios a una boda sin la clásica Marcha Nupcial de Felix Mendelssohn o el momento del baile y los juegos sin las ya conocidas canciones. No es lo mismo; ¿Verdad? Así de importante es la música de bodas para los novios y todos los presentes. 

Si estás buscando organizar una boda, aquí te mostraremos cómo elegir la música ideal para cada etapa del evento. Crea momentos inolvidables con los consejos que te daremos a continuación. 

¿Qué tener en cuenta al elegir la música de una boda? 

En un evento en el que las emociones son las protagonistas, la música juega un papel fundamental en cada episodio, ya que es capaz de suavizar o acrecentar cada uno de los sentimientos que afloren. 

Sin embargo, elegir la música para bodas no se trata de hacer una playlist interminable con las canciones favoritas de la pareja. 

El proceso de selección de temas debe considerar diferentes puntos, como el estilo del evento y los distintos momentos de la ceremonia. Para hacerlo, el wedding planner junto al DJ deberán atravesar un largo proceso buscando la personalización de cada momento. 

Pero antes de comenzar a elegir la música de boda, aquí te traemos algunas recomendaciones que te ayudarán a llevar a buen puerto este detalle. 

pareja-platicando-sobre-la-musica-de-boda

Elige entre una banda o DJ 

Elegir entre una banda o un DJ es quizá la decisión más importante a la hora de musicalizar una boda. Por un lado, una banda brinda personalidad y autenticidad por su versatilidad en el escenario y su especialización en estos eventos. Sin embargo, es costosa y puede no adecuarse al estilo del evento, o contar con un repertorio escaso. 

Por su parte, un DJ puede animar y contagiar a todo el público con su profesionalismo y catálogo interminable de canciones y recursos. Éstos son también más accesibles económicamente, pero pueden no adecuarse a los momentos de mayor sentimentalismo e importancia. 

Recuerda que antes de contratar alguna de estas opciones debes entrevistarlos o conocer su experiencia y estilo. Así sabrás si son los indicados para el evento. 

Haz una mezcla entre el pasado y presente 

A nadie le gustaría escuchar la versión en reggaetón o electrónica de la Marcha Nupcial. Así mismo, creemos que a pocos les agradaría escuchar una versión en cuerdas de las clásicas canciones de boda para bailar. El punto de todo esto es crear un repertorio que incluya melodías originales en su género, que nos sumerjan en un viaje hacia el pasado y el presente constantemente. 

Personaliza la lista de canciones 

En la vida de toda pareja siempre existirán canciones que rememoren momentos únicos: cuando se conocieron, el primer beso, el primer viaje o el día que se comprometieron. Este debe ser el punto de partida para elegir el repertorio de canciones que tocará el grupo o el DJ que hayas escogido. 

No olvides la iluminación y otros recursos 

Sin la necesidad de convertir el evento en una discoteca, es importante que pienses en la iluminación que de mayor peso a ciertos momentos de la boda y que vaya acorde con la música. Luces tenues, faros e incluso luces de colores pueden crear un ambiente idóneo para ciertos momentos. No olvides modular el volumen para no crear un coro de bostezos o un lugar en el que no se puedan escuchar ni los pensamientos. ¡Descubre más consejos en nuestro Curso de Ambientación de Bodas!

musica-de-boda-en-vivo

Estilo de boda y personalidad de los novios 

Como mencionamos anteriormente, la música para bodas de los novios depende también de dos factores importantes: los diversos tipos de boda que existen y la personalidad de los novios. 

Para el primer factor existe una gran variedad de estilos dependiendo de ciertas circunstancias:

Bodas según las creencias:

  • Religiosa 
  • Civil 
  • Multicultural 

Bodas según el país:

  • Griega
  • Japonesa
  • Hindú 
  • China 

Bodas según la decoración: 

  • Clásica 
  • Romántica 
  • Vintage 
  • Boho chic 
  • Glam 

Bodas según el lugar elegido:

  • Campo 
  • Playa
  • Ciudad 

Ante la gran variedad de estilos de boda que existen, es importante tener en cuenta estos elementos para crear un repertorio músical extenso. Si tu boda es en el campo, canciones sobre la playa o el mar no serán la mejor opción. Por otro lado, si se celebra una boda al estilo griego, canciones mexicanas podrían no ser bien recibidas. 

Hablando ahora de la personalidad de los novios, no olvides que serán siempre ellos los que decidan las canciones o melodías. La pareja tendrá siempre la última palabra al momento de armar su repertorio; es decir, si ambos disfrutan de géneros específicos como rock, pop, cumbia u otro, éstos deberán ser incluidos en la playlist.

También se debe definir qué canciones NO desean escuchar o cuales no se adecuan a su personalidad o estilo. Debes dejar por fuera los prejuicios con la finalidad de disfrutar de un momento inolvidable. 

musica-en-una-boda

Los diferentes momentos de la boda 

Como hemos visto hasta ahora, la música es uno de los elementos más importantes en la lista de cosas para bodas. Por ello, siempre se debe considerar que existen diversas etapas o lapsos en estos eventos y que cada uno requiere de repertorios especiales. 

Música para la ceremonia 

La ceremonia es sin duda alguna el momento más emotivo de una boda. Por ello, las mejores opciones para ambientar este momento pueden ser: 

  • Marcha Nupcial de Felix Mendelssohn
  • Ave María de Franz Schubert 
  • Aria de la suite de Johan Sebastian Bach 
  • Aleluya de Wolfgang Amadeus Mozart
  • Bridal chorus Richard Wagner 

Recuerda que para este momento lo mejor es recurrir a un cuarteto de cuerdas o algún instrumento para interpretar la pieza. 

cuarteto-musica-de-boda

Música para la recepción 

La recepción es el momento posterior a la ceremonia de la boda. En esta etapa, si la boda se realiza en un lugar diferente, se suele llevar a los invitados a una zona lounge. En caso de contar con alguna, los asistentes pasarán al área de acomodamiento de invitados y el personal del evento los guiará a su mesa. 

Durante este lapso, la música debe ser de tipo suave, tal como baladas en inglés y versiones ligeras de algunas canciones pop. Recuerda que es sumamente importante que el volumen de la música seleccionada sea bajo, y que no interrumpa la conversación entre los invitados. 

musica-de-boda-para-la-recepcion

Música para la entrada de los novios 

La entrada de los novios es otro gran momento durante la boda. Para él puedes optar por canciones románticas o incluso por una canción especial para la pareja. Este factor será decidido por los novios y su gusto musical. 

La selección también puede usarse en la música para el video de la boda, aunque esto debe acordarse con los responsables del área de video y edición. 

pareja-entrando-a-un-sitio

Música para el baile

El momento de mayor diversión en una boda no puede quedar fuera de la musicalización nupcial. En cierta manera, la música será la protagonista, después de la pareja, claro. Para este momento, los invitados suelen realizar un primer baile con alguna canción especial. Para esto se pueden incluir canciones que tengan algún significado para ellos. 

Pasado el momento, entrará en acción la banda o DJ para amenizar todo el evento con su repertorio extenso y adecuado. No olvides que tanto la banda como el DJ deben ser flexible en cuanto a la petición de ciertas canciones por parte de los asistentes. 

Conclusión 

Como has podido notar, en la organización de bodas la música nunca faltará. Si tomas las decisiones adecuadas, podrás convertir el momento especial de los novios en uno inolvidable. 

Recuerda que siempre puedes prepararte de manera profesional en este campo para brindar el mejor servicio. Te invitamos a estudiar nuestro Diplomado en Wedding Planner, donde nuestros expertos te compartirán los mejores consejos y técnicas para que triunfes en esta competitiva profesión. 

Empieza ahora y logra tus sueños en este campo. ¡Te esperamos! 

Chef Paula Fernanda Cueva del Castillo